Comunicado  de  Hala  Bedi  sobre  lo  ocurrido  en  Errekaleor

Comunicado de Hala Bedi sobre lo ocurrido en Errekaleor

El 18 de mayo el Departamento de Industria del Gobierno vasco dio la orden de dejar sin suministro eléctrico al barrio liberado de Errekaleor.  Con el objetivo de ejecutar esa orden, algunos operarios de Iberdrola, acompañados de siete furgonetas de la Ertzaintza, se acercaron al barrio.

Las vecinas del barrio, conociendo de antemano qué intenciones tenían, estaban preparadas para resistir desde pronto a la mañana. Un par de miembros de Hala Bedi se encontraban allí para entonces, con el objetivo de informar de primera mano de lo que pasara.

Más tarde, se fueron acercando otros medios de comunicación. Para entonces, la Ertzaintza ya había desplegado el cordón policial impidiendo la entrada a cualquier persona, incluyendo a la prensa. Así pues, la mayoría de los medios tuvieron que contar lo que allí pasaba desde el otro lado del cordón policial.

Hala Bedi, fue por tanto, el único medio que pudo contar lo que ocurría en directo y desde dentro.

Mientras crecía la tensión entre las habitantes del barrio, que estaban defendiendo su proyecto, y la Ertzaintza, uno de los policías se acercó a nuestro compañero de Hala Bedi a golpes y empujones cuando estaba grabando con el móvil. Como consecuencia de este ataque, le rompió el móvil. Entonces, el periodista le enseñó su carnet de prensa y pidió al policía que se identificara. Éste, sin más explicación, le quitó la acreditación de prensa de las manos y le pidió el documento de identidad. Finalmente, después de mucho esfuerzo, al periodista le fue devuelto el carnet de prensa y el ertzaina le facilitó su número de placa, añadiendo en tono amenazante: “sabemos quiénes sois, sabemos que sois del entorno radical”.

Ante estos hechos Hala Bedi quiere manifestar:

  • Todas las personas tenemos derecho a recibir información de lo que sucede a nuestro alrededor, por eso no nos parece lícito que se les negara al resto de periodistas la entrada al barrio. Ya que en cuanto llegó la Ertzaintza colocó el cordón policial y no dejó entrar a nadie.
  • Hala Bedi pudo esquivar ese cordón policial (porque se encontraba en el lugar antes de la llegada de la Ertzaintza) y por tanto, fue el único medio de comunicación que pudo informar en directo e in situ de todo lo que pasó. Esto nos parece, claramente, un ataque a nuestro derecho a la información y a la expresión. Nos parece una medida que busca ocultar los excesos policiales que se pudieran dar en estas situaciones.
  • De la misma manera que ellos saben quiénes somos, nosotras también sabemos quién es el ertzaina que nos rompió el móvil, ya que, después de mucho esfuerzo, nuestro compañero consiguió  el número de identificación del policía.

Somos radicales, sí. Porque, por encima de versiones oficiales, contamos las cosas en primera persona. Porque preferimos ir a la raíz de la noticia, evitando filtros e intermediarios. Porque nacimos para ser las portavoces de los movimientos sociales y así seguimos siéndolo. Somos radicales, sí. Y así vamos a seguir, pese a quien le pese.

Hala  Bediren  adierazpena  Errekaleorreko  gertaeren  harira

Hala Bediren adierazpena Errekaleorreko gertaeren harira

Maiatzaren 18an Eusko Jaurlaritzako industria sailak Errekaleor auzo askea argindarrik gabe uzteko agindua eman zuen. Agindu hori betetzeko,  Iberdrola enpresako zenbait langile, Ertzaintzaren zazpi furgoik lagundurik, auzora gerturatu ziren.

Auzo okupatuko biztanleak, Eusko Jaurlaritzak zeuzkan asmoen jakitun, erresistentziarako prest zeuden goizean goizetik. Hala Bediko kide pare bat ere bertan zeuden ordurako, han gertatzen ari zenaren berri emateko.

Beranduago hurbildu ziren komunikabideek, ordea, ez zuten han gertatzen ari zenaren inguruko informaziorik behar bezala emateko aukerarik izan, ertzainek auzora sartzea eragotzi baitzieten. Hori dela eta, han zeuden komunikabide gehienek, kordoi polizialaren bestaldetik ikusi eta kontatu behar izan zuten bertan gertatzen ari zen guztia.

Hala Bedi izan zen, beraz, gertatzen ari zena barrutik kontatu ahal izan zuen medio bakarra.

Beraien bizilekua defenditzen ari ziren auzokideen eta ertzainen arteko tentsioa areagotuz joan zen eta momentu batean, ertzainetako bat Hala Bediko kideengana hurbildu eta haien kontra kolpeka eta bultzakadaka hasi zen sakelakoarekin grabatzen ari zirelako. Kolpe eta bultzakada horien ondorioz, Hala Bediko kazetariari sakelakoa apurtu zioten. Kazetariak orduan, prentsa txartela erakutsi eta identifikatzeko eskatu zion poliziari. Honek, inongo azalpenik eman gabe, prentsa txartela eskuetatik kendu eta nortasun agiria eskatu zion Hala Bediko kideari. Azkenik, eta ahalegin askoren ondoren, txartelak itzuli eta ertzainak bere plaka zenbakia jakinarazi zion kazetariari, tonu mehatxagarrian honako hau gehituz: “sabemos quiénes sois, sabemos que sois del entorno radical”.

Gertaera hauen aurrean, honako hau adierazi nahi du Hala Bedik:

  • Herritar guztiok dugu gure inguruko gertaerei buruzko informazioa jasotzeko eskubidea. Horregatik, ez zaigu bidezkoa iruditzen Errekaleorrera hurbildu ziren kazetariei auzoan gertatzen ari zena kontatzeko aukera ukatzea. Ertzainek, heldu eta berehala, kordoi poliziala zeharkatzea debekatu baitzioten hurbildu zen mundu guztiari.
  • Hala Bedi izan zen kordoi poliziala saihestuz (polizia baino lehenago heldu ginelako) gertatzen ari zena bertatik bertara kontatzeko aukera izan zuen komunikabide bakarra. Hau, argi eta garbi, adierazpen askatasunaren aurkako erasotzat hartzen dugu. Eta poliziaren gehiegikeriak ezkutatzeko helburuz hartutako neurri bidegabea dela uste dugu.
  • Haiek gu nortzuk garen badakiten moduan, guk ere badakigu sakelakoa apurtu zigun ertzaina nor den. Izan ere, ahalegin dezenteren ostean, bere identifikazio zenbakia zein zen esatera behartu baikenuen.

Erradikalak gara, bai. Bertsio ofizialaren gainetik, gertaerak lehen pertsonan kontatzearen aldekoak garelako. Bitartekariak saihestu eta albistearen sustraietara jotzea nahiago dugulako. Herri mugimenduaren bozgorailu izateko jaio ginelako eta horrela izaten jarraituko dugulako. Erradikalak gara, bai. Eta erradikalak izaten jarraituko dugu.

Xabier  Makazaga,  autor  de  “Manual  del  torturador”:  “Aunque  el  Gobierno  Vasco  lo  niegue,  salta  a  la  vista  que  la  Ertzaintza  ha  torturado”

Xabier Makazaga, autor de “Manual del torturador”: “Aunque el Gobierno Vasco lo niegue, salta a la vista que la Ertzaintza ha torturado”

.

Charlamos con Xabier Makazaga, autor del Manual del torturador español y e investigador sobre la tortura en Euskal Herria, sobre un tema que ha provocado una cierta polémica en las últimas semanas: Las denuncias de torturas por parte de la Ertzaintza a lo largo de su historia.

Os dejamos con el artículo de Xabier Makazaga y con la entrevista que le hemos realizado.

Negacionistas de la tortura 

Xabier Makazaga,  autor de Manual del torturador español

Tanto el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, como la Consejera de Interior, Beltrán de Heredia, han negado toda credibilidad a las centenares de víctimas que han denunciado haber sido torturadas por la Ertzaintza, argumentando que no ha habido ninguna sentencia judicial firme por torturas contra dicho cuerpo policial. Un argumento que también ha utilizado, en una entrevista concedida al diario Berria, el Secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández.

En dicha entrevista, Fernández ha recalcado la existencia de veinte sentencias firmes por torturas contra la Guardia Civil y la Policía española, mientras que no ha habido ninguna contra la Ertzaintza, pero se ha guardado muy mucho de precisar que 19 de esas 20 sentencias condenatorias corresponden a casos sucedidos bastantes años antes de que se empezaran a producir, en la década de 1990, decenas de denuncias anuales de torturas contra la Ertzaintza.

En efecto, 19 de esas sentencias corresponden a casos de torturas anteriores a 1985, en los que medio centenar de guardias civiles y policías terminaron por ser condenados en firme porque los torturadores apenas se esforzaban entonces en no dejar marcas. Aquellos casos pusieron en serios aprietos a las autoridades, y éstas instaron a los torturadores a dejar de lado viejos métodos franquistas, y usar en su lugar técnicas más sofisticadas, que no dejan huella física alguna.

Xabier Etxeberria, Director del Aula de Ética de la Universidad de Deusto, denunció al respecto que la tortura, lejos de desaparecer, se hizo secreta, y que «Este secretismo, por un lado, garantiza la impunidad del torturador y, por otro, deja sumida a la víctima en el mayor desamparo no sólo en el momento de ser torturada, sino en el momento de reclamar la justicia y la reparación debida por lo que se le ha hecho».

Ha sido ese secretismo el que ha provocado que, desde 1985, haya habido un único caso de torturas con penas firmes, el de Kepa Urra, torturado en 1992 por la Guardia Civil. Una única excepción que confirma la regla que ha regido desde entonces, la de la impunidad de los torturadores.

Es en ese contexto de impunidad en el que hay que analizar las centenares de alegaciones de torturas contra la Ertzaintza. Un contexto en el que tan solo ha habido una sentencia condenatoria firme y no veinte como engañosamente afirma Jonan Fernández quien ha hecho asimismo hincapié en las medidas preventivas contra la tortura que adoptó la Ertzaintza en 2003.

Bien es verdad que, desde entonces, hubo muchísimas menos denuncias anuales por torturas contra la Ertzaintza bajo gobiernos del PNV, pero ello puso precisamente en evidencia el impulso político tras dicha lacra. Puso en evidencia que, cuando las autoridades así lo han decidido, los casos de tortura han disminuido, y vuelto a aumentar en cuanto el impulso político ha sido de signo contrario.

En el caso del PNV, ese impulso también fue evidente durante la tregua que acordó ETA con el PNV en septiembre de 1998. Durante la tregua, las denuncias por torturas contra la Ertzaintza fueron bien escasas, mientras que tanto antes como después de dicha tregua la media anual de denuncias fue muchísimo mayor.

Además, Jonan Fernández sabe de sobra que, tanto el Ararteko como diversos organismos internacionales, venían solicitando que se adoptaran medidas preventivas contra la tortura desde muchos años antes de que la Ertzaintza empezara a adoptar algunas de aquellas medidas en 2003. Y que siguió sin adoptar otras cuantas; entre ellas, una bien sencilla solicitada una y otra vez por el Ararteko desde cuatro años antes.

En efecto, el Ararteko recomendó en 1999 que se implementara un sencillo sistema de grabación preventivo en todas las comisarías de la Ertzaintza, usando las cámaras ya existentes, y la Consejería de Interior no pudo sino aceptar la recomendación. Sin embargo, no empezó a grabar las detenciones incomunicadas hasta seis largos años después.

Entonces, el Consejero de Interior, Javier Balza, reconoció que «como en el 95 % de los calabozos de la Ertzaintza estaba ya instalado el sistema de grabación, pues, en el momento en que asumimos el compromiso político se dio la orden de que los detenidos incomunicados fueran custodiados en calabozos provistos de sistema de grabación». Y también reconoció que, hasta entonces, en los casos de detenciones incomunicadas, habían decidido priorizar «la eficacia de las investigaciones». Una decisión tras la que hubo, asimismo, un evidente impulso político.

Años antes, los dirigentes del PNV adoptaron otra gravísima decisión, la de apoyar que el Gobierno presidido por Felipe González empezara a conceder indultos a guardias civiles de Intxaurrondo condenados en bien conocidos, y escandalosos, casos de torturas.

Así, cuando el Grupo Parlamentario Eusko Alkartasuna propuso, en dos ocasiones, que la Cámara de Gasteiz mostrara su repulsa por aquellos indultos gubernativos, y se elevara la denuncia a los organismos internacionales competentes, el PNV se opuso, con lo que dichos indultos fueron concedidos con su pleno y expreso apoyo, lo que abrió el camino para que se siguieran concediendo, hasta alcanzar al 60 % de los torturadores condenados en firme.

Ésa es la triste realidad de unos dirigentes que siempre han afirmado estar contra la tortura, pero que en la práctica no han hecho apenas nada contra dicha lacra, teniendo como han tenido tantos medios para hacerle frente. Y que ahora se enrocan en el negacionismo junto con sus socios de Gobierno.

Entzun
Marta  Perez  (Iñigo  Gogoan  herri-ekimena):  “Hau  ez  da  futboleroen  kontu  bat,  askoz  zabalagoa  da”

Marta Perez (Iñigo Gogoan herri-ekimena): “Hau ez da futboleroen kontu bat, askoz zabalagoa da”

Iñigo Cabacas

Iñigo Cabacas

Apirilaren 5ean beteko dira 4 urte Iñigo Cabacas gazteak Ertzaintzaren pilotakada bat jaso zuenetik: pilotakada horren ondorioz hil zen Athleticeko zale gaztea egun batzuk geroago. Geroztik, lau urte igaro diren arren, auzia ikerketa-fasean dago oraindik. justizia eske ari dira familia eta lagunak eta hori aldarrikatzeko sortu zen Iñigo Gogoan herri-ekimena. Ekimen horretako kide Marta Perezekin hitz egin du HIZPIDEAk, gertakariaren urteurrenaren egunean berean.

Entzun
[BIDEOA]  2012ko  martxoaren  3ko  eserialdia  epaituko  dute

[BIDEOA] 2012ko martxoaren 3ko eserialdia epaituko dute

2012ko martxoaren 3an, urtero bezala eta greba orokor baten bezperetan, 1976an poliziak erahildako langileak gogora ekartzen duen manifestazioa burutu zen Gasteizen. Manifestazioaren ostean, gazte andanak PPren eta gobernu delegaritzaordearen egoitzen parean eserialdi bat burutu zuten. Orduan, Ertzaintza agertu eta bortizki oldartu zen, gazteak kolpatzen eta atxilotzen. Gainera, kargak eta gehiegikeriak ospitalean jarraitu ziren, zaurituekin eta elkartasuna adieraztera hurbildutakoekin.

Orain, azaroaren 23 eta 25ean Gasteizen burutuko den epaiketan, 6 gazteren aurka guztira 6200€ isuna eta hauetako 4ri guztira 7 urteko espetxe zigorrak eskatzen ditu fiskalak. Bitartean, zaurituak izan ziren gazteen salaketa guztiak baztertuak izan dira.

Auziperatutako 3 gazterekin egon gara, Markel, Iñaki eta Ibairekin, alegia.


 

El 3 de marzo de 2012, como cada año y en vísperas de una huelga general, Gasteiz salió a las calles para recordar a los obreros asesinados en 1976. Tras la manifestación, numerosas jóvenes realizaron una sentada frente a las sedes del PP y de la subdelegación del gobierno. Entonces apareció la Ertzaintza, que cargó brutalmente, golpeando y deteniendo a jóvenes. Además, las cargas y abusos continuaron en el hospital, contra las personas heridas y quienes habían acudido a solidarizarse.

Ahora, en el juicio que se celebrará en Gasteiz el 23 y 25 de noviembre, la fiscalía pide 6200€ en multas para 6 jóvenes, y un total de 7 años de prisión para 4 de éstos. Mientras, todas las denuncias presentadas por jóvenes heridas han sido archivadas.

Hemos estado con Markel, Iñaki e Ibai, 3 de los jóvenes imputados.

Documental  “Iñigo  Cabacas,  crónica  de  una  herida  abierta”

Documental “Iñigo Cabacas, crónica de una herida abierta”

 Se estrenó en el Antzoki  hace ya unos días y después se han incorporado las grabaciones que muestran las conversaciones mantenidas entre mandos de la Ertzaintza durante la intervención policial que provocó la muerte del joven. Así pues, se reestrenó en el Bilbo Rock el pasado jueves y este lunes se ha emitido a través de naiz.info, donde obtuvo una gran audiencia. Hablamos con Karlos Trijueque, director del documental.

cabacas

Entzun
1 orrietatik 1 orria1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies