Uhintifada  286:  Declaración  de  Balfour,  Plan  de  partición  de  la  ONU  y  Guerra  de  los  Seis  Días;  tres  fatídicos  aniversarios  que  han  condicionado  la  Palestina  actual.

Uhintifada 286: Declaración de Balfour, Plan de partición de la ONU y Guerra de los Seis Días; tres fatídicos aniversarios que han condicionado la Palestina actual.

En 2017 se conmemoran tres fatídicos aniversarios indispensables para entender la situación actual en Palestina. Hace 100 años, el 2 de noviembre de 1917, quien fuera Ministro de Asuntos Exteriores del Imperio Británico, Arthur James Balfour, firmó una declaración histórica en la que concedía al líder de la comunidad judía Lionel Walter Rothschild el derecho a fundar un estado para judíos en el territorio de Palestina. Aquel fue el punto de partida de la colonización de la Palestina histórica. Por otro lado, el 29 de noviembre de 1947 La Asamblea General de la ONU deliberaba, en su resolución 181, dividir el territorio de Palestina. El reparto fue tremendamente desigual en favor de los colonizadores judíos y a pesar de ello nunca se llevó a cabo, ya que menos de un año después se proclamó unilateralmente el estado de Israel que comenzó a ocupar territorio más allá de esos límites. En junio de 1967, durante la Guerra de los Seis Días, la armada israelí ocupó Cisjordania, Jerusalem Este, Gaza y los Altos del Golán. Estas tres fatídicas efemérides delatan la responsabilidad de los estados europeos en la colonización y posterior limpieza étnica en Palestina. Por ello, la Red Europea de Solidaridad con Palestina (ECCP) ha puesto en marcha la campaña ¡Justicia para Palestina ahora! ¡Basta de complicidad europea!; para llamar la atención sobre esos episodios históricos y exigir el fin de la colaboración de Europa con Israel. En la edición de esta semana contamos en los micrófonos de Uhintifada con la colaboración de Jose Verdu, miembro de RESCOP (Red Estatal de Solidaridad con Palestina), quien ha hecho un ejercicio de memoria histórica en torno a estos acontecimientos y nos ha dado cuenta de la campaña.

Entzun
«Basil  defendió  que  la  resistencia  intelectual  y  armada  son  complementarias,  por  eso  lo  ha  matado  Israel,  en  colaboración  con  la  ANP».

«Basil defendió que la resistencia intelectual y armada son complementarias, por eso lo ha matado Israel, en colaboración con la ANP».

La madrugada del 6 de marzo era asesinado en su piso de Ramallah Basil Al Araj, activista palestino de izquierdas. Al Araj fue un conocido intelectual de la resistencia, y reivindicó a su vez la legitimidad de la lucha armada contra la ocupación. Fue especialmente crítico con la actitud colaboracionista de la ANP (Autoridad Nacional Palestina). Tras su ejecución extrajudicial muchos han denunciado que para atrapar a este activista, que vivía en la clandestinidad, ha sido indispensable la intervención de los servicios de inteligencia palestinos. En la edición de esta semana contamos en los micrófonos de Uhintifada con el testimonio de un amigo personal y camarada de Al Araj a quién por motivos de seguridad llamaremos Jaffa. Es miembro de la comunidad palestina de Madrid y simpatizante del PFLP. En su intervención nos ha hablado de la trayectoria personal y política de Al Araj. Ha denunciado que la ANP se dedica a gestionar la ocupación en los territorios de Cisjordania y que dentro de esa función se encuentra reprimir a los activistas de la resistencia. También ha criticado duramente la actitud de partidos de la izquierda institucional, como Izquierda Unida Madrid o EHBildu, que mantienen alianzas con la ANP y se suman a la demanda de un estado Palestino -lo que implícitamente supone reconocer el estado de Israel el el 78% del territorio palestino-.

Entzun
Uhintifada  285:«Basil  defendió  que  la  resistencia  intelectual  y  armada  son  complementarias,  por  eso  lo  ha  matado  Israel,  en  colaboración  con  la  ANP».

Uhintifada 285:«Basil defendió que la resistencia intelectual y armada son complementarias, por eso lo ha matado Israel, en colaboración con la ANP».

La madrugada del 6 de marzo era asesinado en su piso de Ramallah Basil Al Araj, activista palestino de izquierdas. Al Araj fue un conocido intelectual de la resistencia, y reivindicó a su vez la legitimidad de la lucha armada contra la ocupación. Fue especialmente crítico con la actitud colaboracionista de la ANP (Autoridad Nacional Palestina). Tras su ejecución extrajudicial muchos han denunciado que para atrapar a este activista, que vivía en la clandestinidad, ha sido indispensable la intervención de los servicios de inteligencia palestinos. En la edición de esta semana contamos en los micrófonos de Uhintifada con el testimonio de un amigo personal y camarada de Al Araj a quién por motivos de seguridad llamaremos Jaffa. Es miembro de la comunidad palestina de Madrid y simpatizante del PFLP. En su intervención nos ha hablado de la trayectoria personal y política de Al Araj. Ha denunciado que la ANP se dedica a gestionar la ocupación en los territorios de Cisjordania y que dentro de esa función se encuentra reprimir a los activistas de la resistencia. También ha criticado duramente la actitud de partidos de la izquierda institucional, como Izquierda Unida Madrid o EHBildu, que mantienen alianzas con la ANP y se suman a la demanda de un estado Palestino -lo que implícitamente supone reconocer el estado de Israel el el 78% del territorio palestino-.

Entzun
Abrid  Suhada  street,  una  de  las  caras  más  crueles  del  régimen  de  Apartheid  israelí.

Abrid Suhada street, una de las caras más crueles del régimen de Apartheid israelí.

El 25 de febrero de 1994, Baruch Goldstein, un médico colono fundamentalista originario del barrio neoyorkino de Brooklyn, irrumpió en la mezquita de Ibrahim, en Hebron, disparando su fusil de guerra contra las palestinas que oraban en el templo. Asesinó a 29 personas e hirió a más de un centenar. Desde entonces el régimen de ocupación impuso medidas de excepción contra la población palestina con el fin de segregarla de los colonos que ocupaban ilegalmente el casco viejo de la ciudad santa. Era tan tensa la situación que en los acuerdos de Oslo se dedicó un apartado especial al asunto, consecuencia del cual a partir de 1997 la ciudad quedó dividida en las areas H1 y H2. Estas medidas segregacionistas tuvieron especial incidencia en Shuhada Street, una de las calles más populosas de Hebrón y punto neurálgico del comercio en la zona. Veinte años después los efectos de las leyes de Apartheid y del acoso constante del os colonos que actúan con total impunidad se hacen notar: Limitación de la circulación que incluso está prohibida para palestinos en ciertas calles, grave deterioro del tejido comercial, y ataques constantes y gratuitos por parte de los colonos y el ejército. Ante esta situación de escepcionalidad el grupo de Jóvenes Contra las Colonias impulsó hace años la campaña Open Shuhada Street, para llamar la atención de la opinión pública internacional sobre esta situación extrema. La iniciativa ha tenido eco también en Euskal Herria donde el grupo de BDS-Bilbo organizó el pasado sábado una acción de protesta teatralizada y didáctica en la calle Bidebarrieta. Charlamos en la edición de esta semana con Esther Muñoz, activista del grupo de BDS-Bilbo, sobre esta campaña internacional.

Entzun
Uhintifada  284:  Abrid  Suhada  street,  una  de  las  caras  más  crueles  del  régimen  de  Apartheid  israelí.

Uhintifada 284: Abrid Suhada street, una de las caras más crueles del régimen de Apartheid israelí.

El 25 de febrero de 1994, Baruch Goldstein, un médico colono fundamentalista originario del barrio neoyorkino de Brooklyn, irrumpió en la mezquita de Ibrahim, en Hebron, disparando su fusil de guerra contra las palestinas que oraban en el templo. Asesinó a 29 personas e hirió a más de un centenar. Desde entonces el régimen de ocupación impuso medidas de excepción contra la población palestina con el fin de segregarla de los colonos que ocupaban ilegalmente el casco viejo de la ciudad santa. Era tan tensa la situación que en los acuerdos de Oslo se dedicó un apartado especial al asunto, consecuencia del cual a partir de 1997 la ciudad quedó dividida en las areas H1 y H2. Estas medidas segregacionistas tuvieron especial incidencia en Shuhada Street, una de las calles más populosas de Hebrón y punto neurálgico del comercio en la zona. Veinte años después los efectos de las leyes de Apartheid y del acoso constante del os colonos que actúan con total impunidad se hacen notar: Limitación de la circulación que incluso está prohibida para palestinos en ciertas calles, grave deterioro del tejido comercial, y ataques constantes y gratuitos por parte de los colonos y el ejército. Ante esta situación de escepcionalidad el grupo de Jóvenes Contra las Colonias impulsó hace años la campaña Open Shuhada Street, para llamar la atención de la opinión pública internacional sobre esta situación extrema. La iniciativa ha tenido eco también en Euskal Herria donde el grupo de BDS-Bilbo organizó el pasado sábado una acción de protesta teatralizada y didáctica en la calle Bidebarrieta. Charlamos en la edición de esta semana con Esther Muñoz, activista del grupo de BDS-Bilbo, sobre esta campaña internacional.

Entzun
Uhintifada  283:  Brigitte  Vasallo:«Desde  posiciones  feministas  y  libertarias  tenemos  que  tomar  los  ataques  islamófobos  contra  las  mujeres  musulmanas  como  ataques  contra  todas  las  mujeres».

Uhintifada 283: Brigitte Vasallo:«Desde posiciones feministas y libertarias tenemos que tomar los ataques islamófobos contra las mujeres musulmanas como ataques contra todas las mujeres».

En la edición de esta semana, siguiendo el hilo temático de la edición anterior, tratamos nuevamente el tema de la islamofobia en los micrófonos de Uhintifada. El pasado 18 de febrero la organización CEAR-Euskadi organizó en Gasteiz una mesa redonda sobre esta problemática y hemos querido recabar las reflexiones de las ponentes. Así pues, charlamos con Brigitte Vasallo, escritora, educadora, activista del movimiento LGTB y feminista. Vasallo es docente del Master de Género y Comunicación de la UAB, dirige la web perdiendoelnorte.com, y su campo de investigación se ocupa de las relaciones entre el racismo, la islamofobia y la cuestión de género. Denuncia especialmente el fenómeno del “purplewashing”, es decir, la utilización de una supuesta preocupación por los derechos de la mujer para alimentar el discurso ideológico contra la comunidad musulmana. Es crítica también con el papel de los medios de comunicación en alentar los prejuicios contra este colectivo. Considera que las mujeres están especialmente expuestas a los ataques islamófobos, y desde su posición feminista y libertaria advierte que estos ataques deben de ser tomados como ataques contra todas las mujeres. 

Entzun
Brigitte  Vasallo:«Desde  posiciones  feministas  y  libertarias  tenemos  que  tomar  los  ataques  islamófobos  contra  las  mujeres  musulmanas  como  ataques  contra  todas  las  mujeres».

Brigitte Vasallo:«Desde posiciones feministas y libertarias tenemos que tomar los ataques islamófobos contra las mujeres musulmanas como ataques contra todas las mujeres».

En la edición de esta semana, siguiendo el hilo temático de la edición anterior, tratamos nuevamente el tema de la islamofobia en los micrófonos de Uhintifada. El pasado 18 de febrero la organización CEAR-Euskadi organizó en Gasteiz una mesa redonda sobre esta problemática y hemos querido recabar las reflexiones de las ponentes. Así pues, charlamos con Brigitte Vasallo, escritora, educadora, activista del movimiento LGTB y feminista. Vasallo es docente del Master de Género y Comunicación de la UAB, dirige la web perdiendoelnorte.com, y su campo de investigación se ocupa de las relaciones entre el racismo, la islamofobia y la cuestión de género. Denuncia especialmente el fenómeno del “purplewashing”, es decir, la utilización de una supuesta preocupación por los derechos de la mujer para alimentar el discurso ideológico contra la comunidad musulmana. Es crítica también con el papel de los medios de comunicación en alentar los prejuicios contra este colectivo. Considera que las mujeres están especialmente expuestas a los ataques islamófobos, y desde su posición feminista y libertaria advierte que estos ataques deben de ser tomados como ataques contra todas las mujeres. 

Entzun
Hajar  Samadi:  «Las  mujeres  estamos  especialmente  expuestas  a  los  ataques  islamófobos  y  a  la  islamofobia  institucional».

Hajar Samadi: «Las mujeres estamos especialmente expuestas a los ataques islamófobos y a la islamofobia institucional».

La islamofobia es un fenómeno preocupante con cada vez más repercusión en nuestra sociedad. La ignorancia y el desconocimiento alimentan ese odio irracional hacia la minoría musulmana, y coloca principalmente a las mujeres en el punto de mira de los ataques racistas. La islamofobia está cada vez más extendida entre los sectores mas desinformados de nuestra sociedad, pero también esta fuertemente institucionalizada, y ha impregnado el discurso político, hasta tal punto que ha sido utilizada por muchos para obtener rendimientos electorales. En este problema tienen gran responsabilidad los medios de comunicación, muchos de los cuales han servido de acicate a las campañas de criminalización de la minoría musulmana, y han alimentado y difundido los prejuicios contra dicho colectivo. En la edición de esta semana hemos querido analizar en profundidad el fenómeno de la islamofobia de la mano de Hajar Samadi. Saadi es portavoz de la asociación Bilaya -Asociación de Mujeres Musulmanas de Euskadi- y el pasado fin de semana participo en una mesa redonda convocada por CEAR-Euskadi en la que trataron precisamente la problemática de la islamofobia.

Entzun
Uhintifada  282:  Hajar  Samadi:  «Las  mujeres  estamos  especialmente  expuestas  a  los  ataques  islamófobos  y  a  la  islamofobia  institucional».

Uhintifada 282: Hajar Samadi: «Las mujeres estamos especialmente expuestas a los ataques islamófobos y a la islamofobia institucional».

La islamofobia es un fenómeno preocupante con cada vez más repercusión en nuestra sociedad. La ignorancia y el desconocimiento alimentan ese odio irracional hacia la minoría musulmana, y coloca principalmente a las mujeres en el punto de mira de los ataques racistas. La islamofobia está cada vez más extendida entre los sectores mas desinformados de nuestra sociedad, pero también esta fuertemente institucionalizada, y ha impregnado el discurso político, hasta tal punto que ha sido utilizada por muchos para obtener rendimientos electorales. En este problema tienen gran responsabilidad los medios de comunicación, muchos de los cuales han servido de acicate a las campañas de criminalización de la minoría musulmana, y han alimentado y difundido los prejuicios contra dicho colectivo. En la edición de esta semana hemos querido analizar en profundidad el fenómeno de la islamofobia de la mano de Hajar Samadi. Saadi es portavoz de la asociación Bilaya -Asociación de Mujeres Musulmanas de Euskadi- y el pasado fin de semana participo en una mesa redonda convocada por CEAR-Euskadi en la que trataron precisamente la problemática de la islamofobia.

Entzun
Inma  Milan:  «Están  utilizando  una  ley  que  debería  perseguir  los  delitos  de  odio  para  criminalizar  a  activistas  por  los  DDHH».

Inma Milan: «Están utilizando una ley que debería perseguir los delitos de odio para criminalizar a activistas por los DDHH».

En 2015 en el festival musical anual Rototom Sunsplash fue programado un concierto de Matisyahu, músico judío de origen estadounidense conocido por su apoyo público y reiterado a las organizaciones de colonos en Cisjordania y a las masacres perpetradas por el ejército israelí. Por ello, tan pronto como tuvieron noticia de la contratación, desde el grupo de BDS-Valencia pusieron en marcha el protocolo de boicot contra el artista con el fin de que los organizadores cancelaran la actuación. Tras muchos pormenores –inicilamente retiraron el concierto de la programación, pero a consecuencia de la presión del lobby y la prensa pro-sionista tuvieron que volver a incluirlo– la actuación finalmente se llevó a cabo entre las protestas de los activistas que hicieron visible en el festival la solidaridad con Palestina. Año y medio después, y mediante la denuncia de una asociación autodenominada Comitè Legal para la Lucha contra la Discriminación, se ha abierto un proceso judicial contra nueve activistas a quienes acusan de delitos de odio. En la edición de esta semana contamos en los micrófonos de Uhintifada con Inma Milan, una de las encausadas. Milan denuncia que se está utilizando una legislación que debería de servir para perseguir delitos como la homofobia, la xenofobia o la islamofobia, para criminalizar a activistas pro-Derechos Humanos. Nos anuncia también la puesta en marcha, esta semana, de la campaña solidaria: Defensem Els Drets Humans-Defendamos los Derechos Humanos.

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies