Javier Seco: “La inmigración se sigue entendiendo como un problema”

Javier Seco: “La inmigración se sigue entendiendo como un problema”

Hace ya dos meses desde los desmantelamientos de los “tinglaos”, Tinglados del Arenal organizados por Bilboko Harrera Auzoak para denunciar las “carencias de la acogida institucional”.  El pasado sábado una acogedora red con 9 proyectos distintos se reunieron en Arrigorriaga, uno de los pueblos que tras la acogida de tres meses y medio en espacios autogestionados de Bilbao, se dispuso a descentralizar y a acoger.

Para conocer más a fondo la dinámica de Harrera Auzoak hablamos con Javier Seco, miembro de Bilbo Harrera Auzoak y Bizkaia Harrera Sarea.

Francia | Movilizaciones en torno a la “taxe carbonne”, servicio militar y medidas antiterroristas

Francia | Movilizaciones en torno a la “taxe carbonne”, servicio militar y medidas antiterroristas

Foto: EFE

Abrimos ventana hacia el exterior, hoy posamos la mirada en el Estado francés, gracias a la corresponsalía internacional del periodista Henri Bellin. Tratamos tres bloques: Movilizaciones en torno a la “taxe carbonne”, servicio militar y medidas antiterroristas.

En primer lugar, hablamos de las diferentes movilizaciones – gilets jaunes (chalecos amarillos)- que se están llevando a cabo desde el pasado 17 de noviembre en el país. Continuamos acercándonos a la propuesta por parte del presidente Emmanuel Macron, de volver a implementar el servicio militar obligatorio, para terminar analizando las medidas antiterroristas que aplicadas por las autoridades francesas que restringen las libertades y los derechos fundamentales.

 

Rosalia Bona: “En el sector agrario de la Ribera existe una realidad de trabajo precario mal pagado y no se cumple el convenio”

Rosalia Bona: “En el sector agrario de la Ribera existe una realidad de trabajo precario mal pagado y no se cumple el convenio”

Entrevistamos a Rosalia Bona, responsable de la zona de San Adrián del sindicato LAB, en torno a la situación que están viviendo trabajadores y trabajadoras de la empresa Huertas de Peralta. El pasado 12 de noviembre se llevó a cabo una huelga que duró 24h. Aún y las trabas puestas por la patronal, la huelga convocada en la empresa del sector agropecuario Huerta de Peralta fue un éxito, ya que obtuvo un seguimiento del 100% en la sección del campo y un 80% en general. La huelga había sido convocada para responder a los despidos y sanciones que la empresa utiliza para reprimir a ciertos trabajadores y de forma vengativa contra la acción sindical. Realizamos un recorrido cronológico, anterior a la huelga, para finalizar hablando de los logros obtenidos y del estado de las negociaciones.

Hannah Whelan: “Construimos ilusiones haciendo teatro”

Hannah Whelan: “Construimos ilusiones haciendo teatro”

Entrevistamos a Hannah Whelan, directora de la obra La balsa de la Medusa y parte de Parasite Kolektiboa, y es que el próximo 13 de diciembre a las 20:30h se estrenará esta obra en el Teatro Jesús Ibáñez de Matauco.

La compañía residente Parasite Kolektiboa presenta la cuarta creación junto al Laboratorio de Creación Escénica que dirigen en la Sala Baratza, dentro de la programación del ciclo JIM AKTUAL.

La pieza parte de un evento ocurrido 1816 en el cual La Méduse, un barco que naufragó dejó a 147 personas a la deriva en una balsa construida apresuradamente, y todas ellas, salvo 15, murieron durante los 13 días que tardaron en ser rescatadas. Los supervivientes debieron soportar el hambre, la deshidratación, el canibalismo y la locura.

Parasite se inspira en este suceso y en el cuadro La balsa de la Medusa de Géricault, que lo representa y se pregunta ¿qué queda de instinto primario en nuestras vidas modernas?

“Jodida coherencia” -Miren Rico-

“Jodida coherencia” -Miren Rico-

 Es el mal que nos aqueja a todas. El que nos ataca cada vez que abrimos la boca para enarbolar nuestros ideales. El que nos acecha en cada esquina cuando presumimos de ésta hazaña o de la otra. Es el que cuando creemos que estamos a salvo nos asesta el golpe final. Creo que alguna comienza a vislumbrar de qué se trata.

Es la jodida coherencia. Esa palabra que no nos cansamos de repetir y con la que se nos llena la boca. Es el alivio que nuestras conciencias necesitan para calmar nuestra hipocresía. Coherencia, claro, debemos, tenemos que ser coherentes con lo que decimos y más aún con lo que hacemos, y si nos desviamos un milímetro de la línea roja que hemos marcado, directas a la hoguera. Bajo mi punto de vista, existen tres cuestiones peliagudas en esta batalla por mantenernos firmes en nuestros ideales.

La primera, que nos encanta hablar, que alardeamos ante los demás de nuestras pequeñas victorias diarias como queriendo alzarnos en un pedestal. Lo hacemos para diferenciarnos de los demás, para marcar fronteras ideológicas y sociales, y sin darnos cuenta, caemos en otro fenómeno muy curioso hoy en día como es el guayismo, pero de esto ya hablaremos largo y tendido en otra ocasión. En resumidas cuentas, lo nuestro es lo verdaderamente bueno y relevante y por eso nos situamos en un peldaño superior al resto teniendo como referencia una escala jerarquizante con marcados tintes moralistas.

La segunda, que damos por hecho que si hemos dicho algo tenemos que cumplirlo. Da igual los años que hayan pasado, parece que no tenemos en cuenta que nuestras opiniones cambian, que lo que a los dieciocho nos gustaba a los veinticinco nos parezca aborrecible y viceversa. Y para terminar de ponerle la guinda al pastel, tenemos el maravilloso y persistente sentimiento de culpa. Si hacemos algo que dijimos que no haríamos o que va en contra de nuestra intachable lista de valores, sacamos el látigo y nos fustigamos constantemente. Nos freímos el cerebro pensando en el qué dirán, en por qué lo hemos hecho y, sobre todo, en qué malas personas somos por hacerlo.

Con todo esto no quiero decir que no haya que seguir la ideología de cada una, ni mucho menos, pero creo que esa ideología y esas luchas en las que creemos se forjan a través del cambio. Nos transformamos, desarrollamos una conciencia social y un espíritu crítico en tanto que adquirimos nuevas experiencias, algunas en consonancia con lo que pensamos y otras no. Y ambas son interesantes y necesarias. No somos peores personas por contradecirnos, por cambiar de opinión  o por no ser coherentes (que quede claro que lo digo todo dentro de una lógica). La coherencia es un horizonte al que quizás nunca lleguemos.

Y es que, como nos han repetido infinidad de veces, la gracia está en el proceso, en el viaje, en el camino que recorremos para poder estar en consonancia con nosotras mismas, porque la meta quizás sea inalcanzable y porque una vez hemos llegado se pararía nuestro crecimiento, ya no tendríamos banderas que agitar, causas por las que desgarrarnos la voz y errores que cometer.

Es el mal que nos aqueja a todas. Y quizás, así debería seguir siendo. Tenemos que empezar a meter en nuestro vocabulario las palabras error, incoherencia y contradicción. Dejemos el látigo de lado y hagamos una crítica constructiva de nosotras mismas. Y que le jodan a la coherencia como meta.

Miren Rico Tolosa

“¿Cómo y con quiénes haremos este viaje?” -Tania Siriany-

“¿Cómo y con quiénes haremos este viaje?” -Tania Siriany-

Lo ocurrido el Domingo en Andalucía tiene que servirnos para preparar una estrategia además de tratar de entender… A estas alturas análisis simplistas de la realidad no son aplicables, ni recetas fáciles tampoco. I-responsabilidades las hay muchas pero quienes vivimos o viviremos las consecuencias seremos más…

El próximo, es año electoral en Gasteiz y el panorama se esta dejando ver… Además de los discursos xenófobos, racistas e islamófobos que ya le conocemos muy bien al PP se le sumarán otras voces; Ciudadanos y Vox legitimados en las urnas. La “ultra derecha” se nos ha multiplicado y aunque fue importante la acción social y política en Gasteiz hace 4 años, impidiendo que Maroto estuviese al frente del Ayuntamiento, en estos casos, nunca es suficiente y menos con el actual recrudecimiento de las condiciones de pobreza y exclusión que viven cada vez más vecinas y vecinos.     

Y es que votando una vez cada cuatro años no se para al fascismo y aunque muchos no lo notéis a la gente racializada y extranjera le sigue afectando el racismo cotidiano y estructural, a nada que rascas un poco allí sigue la RGI con todos sus mitos, al acecho… La imposibilidad de alquilar una vivienda, la cruda realidad de las personas refugiadas, los comentarios racistas e hirientes sobre menores no acompañados, el bulling a la familia Manzanares Cortes, las miradas en el autobús hacia las mujeres con Hijab que dicen mucho… Las incontables expresiones de paternalismo y colonialismo que te recuerdan que estas bajo la línea del “Ser” en este “primer mundo civilizado”…

No cabe duda que son duros tiempos agravados en lo global por un fallido Estado de Derecho, por una Justicia parcial y violadora de Derechos Humanos, por la exacerbación de un nacionalismo español feroz, que se ampara en valores medievales, oscuros, negacionista de cualquier libertad y del Derecho a la Autodeterminación, machista, homófobo, racista que quiere mantener vivo un régimen del 78 que ya no da mucho de si… Crisis humanitaria mundial de personas desplazadas por múltiples guerras y violencias capitalistas que están esquilmando el planeta… Es lo que hay…

Y con esta crónica solo pretendo “poneros en canción” y pasando la fase de negación superar también la del lamento y la queja… La historia no espera y nos demanda presencia, conciencia, acción! Ya dice Deleuze que a “ellos” les gustan los afectos tristes, que nos quieren deprimidas y separados, desmovilizados! Así que os invito a conectar con vuestra rabia y rebeldía! 

Hoy, me gustaría cargaros de razones, porque un largo camino nos queda por recorrer, en nuestra pequeña Gasteiz y  en toda Euskal herria!  Y en medio de todo estamos destinadas a unirnos, feministas, antirracistas, movimiento LGBTIQ+, independentistas, republicanxs, anarquistas, marxistas, antifascistas, jubiladxs, jóvenes, migrantes y autóctonas! Tenemos que construir otro mundo posible… No podemos resignarnos a mirar impasibles nuestro fin, porque es nuestra vida la que estas consecuencias del Capitalismo esta poniendo en peligro!   

Pero yo no quiero cualquier unión, sino una horizontal, respetuosa de nuestras diversidades, sin jerarquía de opresiones Anticapitalista y FEMINISTA!  En lo antirracista quiero el respeto a la organización DESDE, POR y CON las personas racializadas y migrantes, y sobre todo en Gasteiz donde nos queda un largo camino para el empoderamiento; pero el hacer las cosas por nosotras, hablar por nosotras, y no dejar espacio no nos ayuda. Es tiempo de superar los discursos reduccionistas y universalistas, el paternalismo colonialista que te dice cómo se hacen aquí las cosas o que te impone sus ritmos! El discurso eurocentrista, sin tomar en cuenta que aquí vivimos personas con múltiples experiencias y muy válidas. Es la hora de construir alianzas desde la equidad.

Tania Siriany

“Como ciudad tenemos un reto importante, además, ¿cómo hemos permitido llegar a esta situación?”

“Como ciudad tenemos un reto importante, además, ¿cómo hemos permitido llegar a esta situación?”

Vecinos  de Astegieta no dejan acceder a una familia a la vivienda que le ha sido adjudicada, esta actitud se ha ido prolongando en los meses y nos lleva a plantearnos lo que estamos haciendo frente a ello como sociedad de la ciudad de Gasteiz.

Para hablar de ello, hemos entrevistado a Amelia Barquín, parte del grupo motor en apoyo a la familia Manzares-Cortés y por la convivencia en paz en Astegieta, vecina del Casco Viejo y profesora de profesión. Con ella, hemos repasado el contexto y hemos reflexionado sobre la responsabilidad institucional y como sociedad, de cómo hemos llegado aquí, de lo que hay detrás y de cómo plantarle cara.

“Muchas mujeres afirman que su deseo disminuye, pero otras afirman que aumenta o se mantiene”

“Muchas mujeres afirman que su deseo disminuye, pero otras afirman que aumenta o se mantiene”

Imagen: Capitan Swing.

La sexualidad y el deseo de las mujeres a partir de cierta edad es un tema invisibilizado, bastante penalizado e incluso medicalizado en la sociedad. Además, para algunas mujeres sigue siendo un tema del que les cuesta hablar.

Para hablar de ello, hemos entrevistado a Anna Freixas, escritora y profesora universitaria especializada gerontología feminista y autora, entre otros títulos del libro ‘Sin reglas. Erótica y libertad femenina en la madurez’. Libro, que está basado en una investigación que ha durado más de tres años y que en el que ha encuestado a 729 mujeres que tienen más de 50 años. Con ella, hemos hablado del objetivo tanto de la investigación como del libro, de su metodología y de algunos de los resultados.

Auzoan Jokoz Kanpo, un estudio realizado desde la perpectiva de la juventud

Auzoan Jokoz Kanpo, un estudio realizado desde la perpectiva de la juventud

Entrevistamos hoy en la franja local a Alazne, la cual forma parte de Judimendiko Gazte Asanblada, Asamblea de Jóvenes de Judizmendi. Recientemente se publicaba el estudio que han llevado a cabo y a lo largo de la entrevista nos acerca a las diferentes reflexiones realizadas y las conclusiones obtenidas a través de este estudio -realizado durante un año- tras la apertura del negocio “Salón de Juegos”, en la calle Olagibel. 

Literatura l Kaxilda, más que una librería

Literatura l Kaxilda, más que una librería

Esta sección de literatura la realizamos de la mano de la librería donostiarra Kaxilda, que ciertamente, es más que una librería. Así nos lo demuestran las propuestas del compañero Esteban Zamora:

La primera es el resultado de un ciclo de entrevistas públicas organizadas por LatFem que toman la forma de libro bajo el título Los feminismos ante el neoliberalismo. Publicado en colaboración con la editorial La Cebra, nos propone el feminismo como frente de resistencia al neoliberalismo y reflexiona sobre la relación entre feminismo y Estado. Kaxilda acogía su presentación recientemente, la que corrió a cargo de Florencia Minci, integrante del colectivo Ni Una Menos y co-directora de LATFEM.

La segunda es la exposición de la obra de Zehra Dogan, Isilpeko obrak. La artista y periodista kurda, actualmente presa por su labor de denuncia, realiza a través de sus lienzos la crónica de la resistencia de su pueblo. Organizada junto con la plataforma libertaria Kedistan, la exposición se podrá visitar en Kaxilda hasta el 5 de enero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies