Al igual que en otras muchas ciudades de todo Europa, estudiantes de Araba también se han unido a la huelga contra el cambio climático. En la capital alavesa de ha creado “Frydays for Future Gasteizko Batzarra” para denunciar grandes infraestructuras como el TAV o el pozo Armentia-2 con “retórica Green”.

Greta Thunberg, estudiante sueca promotora de las movilizaciones estudiantiles contra el cambio climático, se preguntaba: “¿Para qué vamos a estudiar, si el mundo en el que vamos a desarrollar nuestras vidas va a ser inhabitable?” Esta misma pregunta se han hecho cientos de estudiantes el 15 de marzo en Araba con el objetivo de pedir políticas reales contra el cambio climático. Para ello, han salido a la calle en forma de concentración y con un paro llevado a cabo en diferentes centros educativos.

Por mucho que en Europa todo allá sido más fluido, en Araba ha sido esta semana cuando ha surgido en Gasteiz “Frydays for Future Gasteizko Batzarra” con la intención de sumarse a la convocatoria global de huelga estudiantil y movilización ciudadana contra el cambio climático. En dicha asamblea celebrada el lunes se decidió convocar para este viernes 15 de marzo dos movilizaciones a la mañana y a la tarde: la segunda será a las 18:00 horas desde la Plaza de la Virgen Blanca

Más allá de las evidencias científicas relacionadas con el cambio climático que hablan de la acumulación de CO2 en la atmósfera o de la dramática pérdida de biodiversidad, en la concentración celebrada por la mañana en el centro de Gasteiz han querido dejar claro que los cambios en el clima son cada vez más perceptibles para cualquier persona. Las situaciones anormales de frío o calor extremo, y los eventos catastróficos como huracanes, tornados, incendios, o inundaciones son cada vez más frecuentes y ya están provocando las llamadas “migraciones climáticas” que pueden llegar a ser de millones de personas.

Según denuncian, todo lo antes citado en Araba  viene acompañado de “una retórica Green”. Retórica vacía, ya que, según citan, “las medidas contra el cambio climático se reducen a pequeños cambios cosméticos, y los grandes proyectos estratégicos siguen anclados en esquemas del pasado”.

Y ponen como ejemplo las grandes infraestructuras como el TAV -con un coste climático evidente- o el actual modelo energético fósil, uno de los principales causante del cambio climático, a través del impulso público a la extracción de gas no convencional con proyectos como el pozo Armentia-2.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies