La Ertzaintza se ha personado en la casa del sospechoso para realizar un registro, pero no ha detenido a nadie. Centenares de personas salieron ayer a la calle para lanzar un mensaje claro: “No pasarán”.

Siguen las novedades en el caso del disparo que recibió una familia de Amurrio la mañana del domingo en su casa. Una familia conocida en la localidad alavesa por su militancia en la Izquierda Abertzale y que recibió un disparo en su caserio del barrio de Lezama.

La mañana del 9 de enero, miércoles, la Ertzaintza se ha vuelto a personar en la casa de un ex-agente de la Policía Nacional para realizar un registro. No han encontrado armas, pero sí munición. Han decidido no detener al sospechoso.

Fue el domingo por la mañana, sobre las 11:00 horas, según informó al poco rato Aiaraldea.eus. El baserri de una conocida familia de la Izquierda Abertzale de Amurrio situado en el barrio de Lezama recibió un disparo el mismo día de Reyes. La Izquierda Abertzale ha confirmado que el aita de la familia es militante de Sortu y la hija de Ernai. El conjunto de la familia, se encuentra en bien.

De hecho, según apuntaba este medio y más tarde confirmó la Ertzaintza, se trata de una bala 9 milímetros que entró en la cocina de la casa desde la ventana. Según la alcaldesa de Amurrio Josune Irabien, la pistola usada para atacar el caserio de la familia de Amurrio es “un arma corta, una pistola que no estaría autorizada”.

Un ex-Policía Nacional, identificado

Horas después de conocerse los hechos, la Ertzaintza se personó en el caserio para comenzar una investigación. Era entonces cuando la Policía Autonómica Vasca confirmaba la identificación de una persona: se trata de un ex-agente de la Policía Nacional Española, algo que no ha negado la alcaldesa mientras ha dado a entender que conoce al atacante.

Sin embargo, no hay ninguna persona detenida y la persona identificada no ha sido llevada a comisaría para tomarle declaración pero la mañana del miércoles la Ertzaintza ha realizado el registro ya mencionado.

“No pasarán”

Amurrio salió el martes a la tarde a la calle para denunciar este último ataque. Y lo ha hizo apenas 48 después de dicha agresión.

Centenares de personas se juntaron en la manifestación convocada por la Izquierda Abertzale y que recorrió las principales calles de la localidad alavesa en una manifestación que empezó a las 19:00 horas bajo el lema Faxistak ez dira pasako. Euskal Herria aurrera.

La familia quiso tomar la palabra ante los medios de comunicación: “Que sepa el que disparó, que no nos moveremos de aquí”.

Oihana San Vicente, responsable de Sortu en Araba, minutos antes de la movilización declaró que “nos preocupa que no se tomen las medidas cautelares necesarias contra el sospechoso”. A lo que añadió que “nos parece aún más inaudito que no se tomen las medidas cautelares necesarias contra el sospechoso, que es un expolicia nacional. Nos preocupa que el mensaje que se traslade a la sociedad sea que este tipo de ataques o atentados con armas salen gratis”.

Además, desde la Izquierda Abertzale han querido dejar claro que “los ataques fascistas no son un hecho aislado en esta comarca“, en referencia a Aiaraldea.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies