El 26 de octubre de 2018 la panadería del único concejal de Ciudadanos en Araba, José Antonio Mateo, ardía y aparecían pintadas de Facha muerete. El concejal interpuso una denuncia en comisaría, pero, paradójicamente, el denunciante pasó a ser el denunciado. Ahora, el Juzgado de Instrucción Número 2 de Gasteiz investigan si José Antonio Mateo prendió fuego a su propia panadería disfrazándolo de sabotaje político.

Era la madrugada del 26 de octubre de 2018, viernes. Un fuego calcinaba por completo un obrador de pan en un pabellón situado en las afueras de Laguardia. En un principio, parecía tratarse de un sabotaje con motivación política, ya que la Ertzaintza descubrió en el interior de la panadería bidones de gasolina y pintadas amenazantes que parecían demostrar que el fuego había sido provocado. Es más, en una de las pintadas se podía leer literalmente Facha muerete.

El denunciante y dueño de la panadería era José Antonio Mateo, el único concejal que Ciudadanos obtuvo en las elecciones municipales de 2015 en Araba. José Antonio Mateo, de 49 años, denunció los hechos esa misma mañana. Avanzaron las horas, avanzaron los días y semanas después, el concejal de Ciudadanos recibía una nueva notificación por parte de la Policía Autonómica Vasca. El propio dueño del obrador pasaba a ser el denunciado. ¿Qué había pasado?

Horas después del incendio, Javier Mateo, teniente de alcalde de Laguardia por el PP y hermano del denunciante, concejal y dueño de la panadería José Antonio Mateo, explicaba lo ocurrido en Radio Vitoria: “Me ha llamado a las 07:00 para decírmelo y nada, me ha dicho Nada Javi, me han quemado la panadería. He ido a Laguardia, he ido a entrar al pabellón, estaba la Ertzaintza y no he podido entrar. Digo, Que soy su hermano. Era un chico que no me conocía. Y dice Tú hermano está en la comisaría poniendo una denuncia. Ya le he llamado pero no hay cobertura; luego hablaré con él“.

Según apunta el periodista de la radio pública vasca Iñaki Larrañaga, José Antonio Mateo atravesaba entonces un mal momento económico, según explican vecinos de la localidad alavesa. Recientemente había vendido el pabellón que alojaba su panadería y pasó a alquilarla, aunque mantuvo su maquinaria, incluido un horno de leña, y su empleo como panadero.

Según ha dado a conocer Radio Euskadi, se le investiga por simulación de delito, un caso que está llevando a cabo el Juzgado de Instrucción Número 2 de Gasteiz. En el apartado de diligencias previas, está personado en el caso el propio seguro, así lo recoge la noticia y el hilo elaborado por el periodista. Al parecer, la torpeza del concejal que abandonó Ciudadanos para entrar en el grupo Mixto le pasó una mala pasada: una cámara de seguridad lo implica en el sabotaje, aunque él mantiene su inocencia. Dichas grabaciones también implicarían a José Antonio Mateo en las pintadas amenazantes dirigidas, paradójicamente, a él mismo.

Un concejal naranja que apoya al PP pero que recibe el apoyo de desconocidos

A día de hoy, José Antonio Mateo está fuera de Ciudadanos y se mantienen en el Grupo Mixto, manteniendo una estrecha relación con el gabinete del alcalde del PP Pedro León, y participando, según apunta Radio Euskadi, en las comisiones del Gobierno Municipal. Este concejal -y panadero-, a pesar de abandonar Ciudadanos mantuvo su respaldo al equipo de gobierno popular. Su apoyo, a día de hoy es clave para evitar otra mayoría compuesta por PNV y EH Bildu.

Meses más tarde, José Antonio  Mateo se afilió en el desconocido partido ‘Libres X Euskadi’. Fue, paradójicamente, el único que condenó publicamente el incendio: “Estas acciones de corte represivo son propias de tiempos pasados”, apuntaron en una nota.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies