El Departamento de Políticas Sociales y Salud Pública del Ayuntamiento de Gasteiz ha pedido los datos personales de las empleadas del ‘Aterpe’ que trabajaron en Nochevieja en este edificio situado a pocos metros del Gaztetxe de Gasteiz. Las empleadas ya se han pronunciado al respecto. 

Novedades en lo que se refiere a la actuación de la Policía Local en el Gaztetxe de Gasteiz el 1 de enero, que se saldó con cinco personas detenidas y, al menos, otras siete personas identificadas. La Policía Local de Gasteiz y la Ertzaintza remitieron el viernes día 4 de enero al Juzgado de Instrucción Número 3 de Gasteiz el atestado definitivo con un total de 12 nombres y apellidos que fueron incluidas en el atestado final. De estas 12 personas, una se encuentra encarcelada en la prisión de Zaballa.

Las novedades, sin embargo, no tienen que ver de forma directa con la Casa de la Colina, sino con el edificio que se encuentra a pocos metros de éste: el conocido como ‘Aterpe’. El Departamento de Políticas Sociales y Salud Pública del Ayuntamiento de Gasteiz ha realizado las últimas horas una petición de información sobre los datos personales del equipo educativo del Centro de Noche ‘Aterpe’, gestionado por la Comisión Antisida de Araba.

El motivo para solicitar estos datos sería continuar llevando a cabo una investigación sobre los hechos de la mañana del 1 de enero.

Los datos privados de las personas empleadas han sido facilitados al Gobierno de Urtaran sin comunicárselo al Comité de Empresa ni a sus empleadas

La responsable que habría solicitado los nombres y apellidos de las personas empleadas sería Txaro Basterra, responsable del Servicio de Inclusión Social del Ayuntamiento de Gasteiz.

El coordinador filtró todos los nombres

Según ha podido saber esta casa de fuentes del Comité de Empresa, en cuanto Sidálava recibió la llamada del Consistorio Local decidió pasar los nombres y apellidos de todas y cada una de las personas que estuvieron desarrollando su actividad laboral del 30 de diciembre de 2018 hasta el 2 de enero de 2019 en el ‘Aterpe’.

Las personas empleadas de esta gestión indirecta del servicio municipal -Sidálava-, sin embargo, se encuentran más que enfadadas con el Ayuntamiento y con el propio coordinador de Sidálava ya que todos estos datos privados han sido facilitados al Gobierno de Urtaran sin comunicárselo al Comité de Empresa ni a sus empleadas. El Comité de Empresa, a día de hoy, se encuentra formado por los sindicatos ELA, LAB y ESK, quienes han emitido una nota con duras críticas y lanzando una advertencia: “No seremos cabeza de truco para tapar el despropósito represivo

Un atestado con 12 nombres y apellidos

Todo empezó pasadas las 09:00 horas de la mañana del 1 de enero. Según relatan las diferentes personas que estaban disfrutando de la fiesta, la Policía Local, sin mediar palabra, comenzó a cargar contra quienes estaban en el Gaztetxe y alrededores. Cabe destacar que tal y  como se puede ver en las imágenes, los agentes entraron hasta dentro de esta casa okupada hace más de 30 años sin ningún tipo de orden en mano.

En principio, son 12 las jóvenes que están incluidas en el citado atestado:

  • Cuatro detenidas la mañana del 1 de enero y que horas más tarde quedaron en libertad. Figuran como investigados por un posible delito de atentado y resistencia grave a agentes de la autoridad.
  • Uno de los detenidos la mañana del 1 de enero que a día de hoy se encuentra encarcelado en la Prisión Provincial de Araba. Sobre él pesaba una Orden Judicial de detención e ingreso en prisión por “atentado contra agentes de la autoridad” en otra ocasión anterior.
  • Siete identificadas más las últimas horas.

Ante la versión del Ayuntamiento de Gasteiz y de la Policía Local, la Gazte Asanblada del Gaztetxe de Gasteiz ha querido dejar varios puntos claros en una comparecencia ante los medios ofrecida el jueves día 3 a las puertas de las antiguas cocheras del Obispado.

“En ningún momento se cerró la puerta habiendo policías uniformados o identificados dentro del edificio. El desmesurado despliegue policial se personó desde el primer momento sin mediar palabra, entrando en el edificio de una forma provocadora y agresiva con las porras extensibles en la mano y obligando a las personas que estaban en el interior a abandonar el espacio sin dar pie al diálogo, sin dar ninguna explicación, y sin ponerse en contacto con las personas responsables”.

Reconociendo que se pasaron con el volumen de la música, han querido remarcar que sus interlocutores no son ni los medios de comunicación ni la Casa Consistorial, sino el vencidario del casco Viejo de Gasteiz y los colectivos del Movimiento Popular.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies