Anónimo,ma: Dicho de una obra o de un escrito que no lleva el nombre de su autor.

Anónimo,ma: Carta o papel sin firma en que, por lo común, se dice algo ofensivo o desagradable.

Tras el texto difundido denunciando agresiones sexistas que ha aparecido en días pasados en la Kutxi, una reflexión:

El mítico grupo Barrikada les cantó una canción, ahora convertida en himno. Pues han sido muchos los anónimos que han dado su vida a una lucha, una idea; quizá buscando un mundo más justo, escapar a un mundo regido por leyes sesgadas, una justicia no tan justa como por estas tierras de sobra conocemos, padecemos y parece que seguiremos padeciendo.

Hoy quiero cantarles a las ,ma, a las relegadas, a las desplazadas, a las que ahora no son prioridad porque primero hay que conseguir lo otro, al número 2, o al 3, en definitiva, a las anóniMAS.

Exigimos que se muestren, den la cara y que carguen con el peso. Que denuncien, que demuestren lo que dicen y que lo hagan por las vías que el sistema patriarcal ofrece, pues es la vía más justa; preguntádselo a la autodenominada manada. El sistema funciona.

Y es que cuando nos toca de cerca es difícil ver mas allá del miedo, te congelas, recoges, llenas la nevera, te reafirmas y te encierras tras la muralla. Te han hecho retroceder; aun así seguirás lanzando piedras, como vacas en aquella genial película de los Monty Python.

Pero esto no es una película ni puedes apagar el televisor a tu antojo, ya no, pues son tiempos de vacas flacas para este tipo de actitudes.

Y es que las anóniMas son cada vez mas MASes, mas MASa, escapan a nuestras exigencias, a nuestros quereres, a nosotros.Ya no, lo siento; pero no más que ellas.

Nuestra manera de medir ya no es válida, 2+2 ya no son 4 y es que nuestro androcentrista baremo ya no delimita, no marca los límites y escapa a las patriarcales todopoderosas y oficiales herramientas judiciales que tanto criticamos y maldecimos como espectadores y parece tanto reclamamos cuando somos protagonistas. Ya no, lo siento; pero no más que ellas.

A las pruebas me remito y a los hombres les replico, ya que a ellas no me lo permito. ¿Qué cambiaría el hecho de firmar las denuncias que nos acusan? ¿Por qué una vez más deberían someterse, seguir nuestros tiempos y actuar de la manera que nosotros necesitamos? ¿Quizá para complacernos y situarnos en el lugar en el que estamos y siempre hemos estado? Encima; la polla cual batuta para no dejar lugar a dudas.

Lugar cómodo éste en el que nos sostenemos. Tan cómodo que huele, apesta. Parece que ha llegado la hora de ventilar, abrir las puertas y que entre el aire.

Ha llegado el momento de cerrarnos otras, para no aguantar este hedor. En la ideal sociedad al chocar la reacción sería escuchar y aprender, baina tamalez gizonen munduan derrigorrezko erreakzioa daukagu Talka.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies