Manos, personas, frases, una pancarta de 100 metros, diez artistas, una iglesia… La iglesia de San Francisco de Asís, más conocida como la iglesia del 3 de Marzo, ha sido rodeada la mañana del 1 de diciembre en la primera movilización de Memoria Gara para pedir que el antiguo templo se convierta en un centro de memoria y Derechos Humanos.

Casi dos meses después de la presentación de Memoria Gara, una iniciativa plural y compuesta por personas de diferentes ámbitos que pretende convertir la iglesia del 3 de Marzo en un centro de Memoria y Derechos Humanos, el Obispo de Gasteiz y la Diócesis han mostrado su rechazo a mantener un encuentro con las representantes.

La iniciativa, sin embargo, no cesa en su empeño de conseguir un espacio para “una memoria inclusiva y actividades vinculadas a impulsar una cultura en defensa de los Derechos Humanos” y el 1 de diciembre han salido a la calle con el apoyo de cientos de vecinas en la primera movilización llevada a cabo desde su creación.

Desde las 12:00, alrededor de la iglesia se ha podido ver una pancarta de más de 100 metros creada por 10 artistas locales –Txaro Arrazola, Javier Hernández Landazabal, Karen Warner, Alex Fernandez, Juan Pablo Álvarez, Merino, Mintxo, David Tavares, Eva Mena, Zirika y Verónica Werckmister– en la que se podían leer frases de la Declaración Universal de los DDHH sin terminar de redactar. Las personas que se han acercado, han rellenado dichas frases con la petición que han visto conveniente: Cambiar el mundo, Gu aurretik borrokatu zutenen eredua jarraituz auzo boterea eraiki, Herriak ez du barkatuko, Inor ez da inor baino gehiago, Power to the people, Errespetua

A las 13:00 horas ha sido el punto fuerte, ya que se ha rodeado la iglesia dando a conocer la “voluntad de la sociedad gasteiztarra de que esta iglesia sea un memorial inclusivo”. En dos columnas capitaneadas por artistas se han tardado pocos minutos en hacer el recorrido de la emblemática iglesia acompañadas por los mensajes de verdad, justicia y reparación. El reto, lo han logrado con creces y una traca final de petardos ha dado buena fe de ello. Una vez terminado el acto, la iglesia ha continuado cerrada, pero los mensajes plasmados a su alrededor han sido retirados por Memoria Gara para poder utilizarlos cuando sea necesario.

Además de recoger firmas, el 1 de diciembre se rodeará la iglesia en una movilización “original, artística y participativa”

Además, tras la recogida de más de 2.000 firmas en la plataforma change.org, en los alrededores de la iglesia ha habido la opción de firmar más peticiones, esta vez, de forma presencial. Cabe recordar que un total de nueve sindicatos mostraron su respaldo a esta iniciativa plural y un total de 50 vecinos y vecinas de Gasteiz de gran prestigio como puede ser el alcalde José Ángel Cuerda, Unax Ugalde, Nekane Jurado o Blanca Urgell firmaron un manifiesto en el que creían que “hay que impulsar esta reivindicación desde un movimiento social amplio que demuestre lo que creemos es un sentir mayoritario en la ciudad”..

Con el respaldo de la sociedad gasteiztarra

“Lamentamos profundamente que una institución como la Diócesis niegue a una iniciativa popular y plural como la nuestra un encuentro para explicar sus objetivos e intentar buscar soluciones a una reclamación justa que cuenta con el respaldo de una amplia mayoría social“, explican desde Memoria Gara.

Y no es para menos, ya que en 2014 la emblemática parroquia cerró sus puertas, manteniendo otras dos en este barrio. Ahora, acoge la exposición de belenes de la Fundación San Francisco de Asís, inaugurada en diciembre de 2017 y abierta al público durante unas pocas semanas.

Sin embargo, la memoria histórica ha unido para siempre la iglesia de San Francisco de Asis al 3 de Marzo de 1976 y, con ella, a las permanentes y todavía no logradas reivindicaciones de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. “El 3 de marzo de 1976 está grabado con sangre en esta ciudad y por ello, se pide que el templo de San Francisco acoja un proyecto relacionado con la memoria de las víctimas de la masacre y que, a su vez, sirva para desarrollar otras políticas de memoria y derechos humanos”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies