Memoria Gara nacía en septiembre como una iniciativa plural con el objetivo de convertir la iglesia del 3 de Marzo en un centro de Memoria y Derechos Humanos. Desde el primer día solicitaron una reunión con el Obispado para tratar la petición en persona y ante la no respuesta, comenzaron una recogida de firmas, adhesiones de sindicatos y personas referentes e Gasteiz… Casi dos meses después, la respuesta se ha hecho esperar pero ha llegado: el Obispo de Gasteiz y la Diócesis han mostrado su rechazo a mantener un encuentro con la iniciativa.

Una nueva iniciativa plural veía la luz el último sábado de septiembre en Gasteiz: Memoria Gara. Una iniciativa plural y compuesta por personas de diferentes ámbitos, pero que comparten una reivindicación: convertir la iglesia del 3 de Marzo en un centro de Memoria y Derechos Humanos. Desde el primer día, pusieron sobre la mesa un objetivo a corto plazo pero que se ha alargado más de lo previsto: reunirse con el Obispado de Gasteiz para mantener una reunión y trasladarle la propuesta en persona.

Ante el silencio del Obispo de Gasteiz y la Diócesis, se recogieron más de 2.000 firmas en la plataforma change.org; un total de nueve sindicatos mostraron su respaldo a esta iniciativa plural; y un total de 50 vecinos y vecinas de Gasteiz de gran prestigio como puede ser el alcalde José Ángel Cuerda, Unax Ugalde, Nekane Jurado o Blanca Urgell firmaron un manifiesto en el que creían que “ hay que impulsar esta reivindicación desde un movimiento social amplio que demuestre lo que creemos es un sentir mayoritario en la ciudad”.

“Lamentamos profundamente que una institución como la Diócesis niegue a una iniciativa popular y plural como la nuestra un encuentro para explicar sus objetivos”

Casi dos meses después, la respuesta se ha hecho esperar pero ha llegado: esta misma semana, el Obispo de Gasteiz y la Diócesis han mostrado su rechazo a mantener un encuentro con Memoria Gara. “Lamentamos profundamente que una institución como la Diócesis niegue a una iniciativa popular y plural como la nuestra un encuentro para explicar sus objetivos e intentar buscar soluciones a una reclamación justa que cuenta con el respaldo de una amplia mayoría social“, explican desde la iniciativa.

Rodear la iglesia de la masacre de 1976 como respuesta

Pero la inicitaiva no cesa en su empeño de conseguir un espacio para “una memoria inclusiva y actividades vinculadas a impulsar una cultura en defensa de los Derechos Humanos” y el 1 de diciembre se podrán recoger más firmas. Esta vez, será de forma presencial y con una movilización-performance más que simbólica: rodear la iglesia en la que cinco obreros fueron asesinados el 3 de Marzo de 1976 por la Policía y en la que más de otros 1.000 resultaron heridos.

Además de recoger firmas, el 1 de diciembre se rodeará la iglesia en una movilización “original, artística y participativa”

Ese día, se colocarán mesas para la recogida de firmas y a mediodía se realizará una movilización “original, artística y participativa” para rodear la Iglesia de San Francisco de Asis. En pocos días, Memoria Gara ofrecerámás detalles sobre esta acción con la que se pretende reclamar al Obispado que permita a la ciudad de Gasteiz conservar este lugar como “emblemático” símbolo de su memoria. “Entendemos que con voluntad de diálogo se puede responder a esta demanda ciudadana y encontrar otra ubicación para la exposición de belenes que acoge en la actualidad”.

Una exposición de belenes como excusa

Y no es para menos, ya que en 2014 la emblemática parroquia cerró sus puertas, manteniendo otras dos en este barrio. Ahora, acoge la exposición de belenes de la Fundación San Francisco de Asís, inaugurada en diciembre de 2017 y abierta al público durante unas pocas semanas.

Sin embargo, la memoria histórica ha unido para siempre la iglesia de San Francisco de Asis al 3 de Marzo de 1976 y, con ella, a las permanentes y todavía no logradas reivindicaciones de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. “El 3 de marzo de 1976 está grabado con sangre en esta ciudad y por ello, se pide que el templo de San Francisco acoja un proyecto relacionado con la memoria de las víctimas de la masacre y que, a su vez, sirva para desarrollar otras políticas de memoria y derechos humanos”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies