A pesar de que el Parlamento Vasco (PNV y PSE incluidos) se posicionase claramente contra la llamada Ley Mordaza, dicha ley se sigue aplicando también en Araba por parte de la Policía Local y la Ertzaintza. Hala Bedi ha tenido acceso a la cantidad recaudada desde el 1 de octubre de 2015 en nuestro territorio.

Era el 22 de junio del año 2016. El Parlamento Vasco expresaba aquel día el “compromiso de que no se aplique en Euskadi la Ley de Seguridad Ciudadana”, conocida como Ley Mordaza, por ser una norma que “vulnera derechos fundamentales” y “convierte en delito el trabajo periodístico y la libertad de expresión”.

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Vasca aprobaba de esta manera una enmienda transaccional a una iniciativa original de EH Bildu que respaldaban también el PNV y el PSE, mientras que el PP votaba en contra. “Estando la mayoría política de este Parlamento en contra de esta ley, se adopta el compromiso de que no se aplique”, decía el texto acordado por los tres partido en la pasada legislatura.

A pesar de que en un principio se pudiera pensar que el debate se centraría en la libertad de expresión y el trabajo de las personas periodistas, el debate fue más allá. El parlamentario del PNV, Juan Carlos Ramírez Escudero, afirmó durante el debate parlamentario: “Lo que hemos hecho al firmar esta enmienda ha sido elevar un poco el tiro y en lugar de fijarnos solamente en los periodistas, pensar en el resto de la población que, evidentemente, también sufre las consecuencias de la ley”.

Era el año 2016 y el PNV defendía que la Ley Mordaza incluye unas multas “casi impagables” y “cercena todo tipo de libertades, de expresión, de comunicación, y de información, no solo a los periodistas sino también a toda la población”. Pocos días después, el día 28 de junio de 2016, el Parlamento Vasco trasladó al Gobierno Vasco su decisión para que no se aplicara la Ley Mordaza. No importó la decisión parlamentaria, dicha ley se siguió aplicando con una media de nueve denuncias al día mientras que la caja de ingresos seguía creciendo.

Los datos según el SIPCA

Según los datos registrados por el SIPCA (Sistema Integrado de Pagos y Cobros de la Administración) a los que ha tenido acceso Hala Bedi, desde el 1 de julio de 2015 hasta el 10 de octubre de 2018 solo en Araba se han recaudado un total de 119.632,56 euros. Desglosados año a año, este es el resultado (La Ley Mordaza entró en vigor el 1 de julio de 2015, de ahí que se incluya los datos de los últimos meses de 2015):

  • Desde el 1 de julio de 2015 hasta el 31 de diciembre de ese mismo año, se ingresaron un total de 7.777,52 euros.
  • Desde el 1 de enero de 2016 hasta el 31 de diciembre de ese mismo año, se ingresaron un total de 24.204,62 euros.
  • Desde el 1 de enero de 2017 hasta el 31 de diciembre de ese mismo año, se ingresaron un total de 50.608,67 euros.
  • Desde el 1 de enero de 2018 hasta el 10 de octubre de ese mismo año, se ingresaron un total de 37.041,75 euros.

Se trata de unos ingresos por informes de infracciones procedentes de la Ertzaintza y Policías Locales en virtud de la Ley de Seguridad Ciudadana, aunque en todos los expedientes que tramita el Departamento de Seguridad aproximadamente un 30% proceden de informes de las Policías Locales.

El Ayuntamiento de Gasteiz ha aplicado la Ley Mordaza más de 725 veces

Sin embargo, estos datos podrían quedar lejos de la realidad. El 31 de julio del año 2015, en un pleno municipal, el Ayuntamiento de Gasteiz aprobó por mayoría posicionarse contra esta ley. En aquella sesión, se solicitó la retirada de la Ley Mordaza y se decidió “dar amparo por parte del consistorio a las personas afectadas por dicha ley.” Tres años después, el gobierno municipal no ha cumplido su palabra.

El Ayuntamiento de Gasteiz ha aplicado, hasta diciembre de 2017, un total de 725 veces la Ley Mordaza. Habría que sumarle a esta cifra la cantidad de sanciones de los últimos 10 meses. Entre los datos a los que ha tenido acceso Hala Bedi, la ‘Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana’ son destacables los siguientes:

  • Artículo 36.3: 3 expedientes por ‘desórdenes en las vías públicas u obstaculización de las mismas’.
  • Artículo 36.4: 2 expedientes por ‘obstrucción al ejercicio legítimo de sus funciones’.
  • Artículo 36.6: 21 expedientes por ‘desobediencia o resistencia a órdenes policiales o negativa a identificarse o alegación de datos falsos de identificación’.
  • Artículo 36.16: 623 expedientes por ‘consumo o tenencia ilícita de drogas en lugares publicas’.
  • Artículo 36.23: Un expediente por ‘uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de los policías’.
  • Artículo 37.4: 52 expedientes por ‘faltas de respeto y consideración a policías’.
  • 6 expedientes aplicando los árticulos 36.4+37.4.
  • 16 expedientes aplicando los árticulos 36.6+37.4.

Además, el 1 de agosto de 2017, PNV, PSE y PP rechazaron en bloque una declaración institucional en apoyo al periodista de Hala Bedi multado con la Ley Mordaza. EH Bildu, Podemos e Irabazi habían pedido que el Ayuntamiento de Gasteiz ofreciese amparo a todas las personas afectadas por la Ley Mordaza. Querían que el consistorio tomara el compromiso de que las personas que ejercen su labor periodística puedan hacer su trabajo “sin injerencias injustificadas”. No lo consiguieron debido a que PP, PNV y PSE suman, a día de hoy, 18 concejales de los 27 del pleno gasteiztarra.

Cierto es que los datos de Araba se quedan bastante más lejos que los de Bizkaia y Gipuzkoa. En Bizkaia, desde el 1 de julio de 2015 hasta el 10 de octubre de 2018 se han ingresado un total de 573.988,87 euros, mientras que en Gipuzkoa la cifra asciende hasta los 1.286.974,64 euros.


 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies