En la edición de esta semana hemos recogido en los micrófonos de Uhintifada un interesante testimonio, el de Maren Mantovani, representante de relaciones internacionales de la organización palestina Stop the Wall.

Este colectivo comenzaba su andadura en 2002 con el inicio de la construcción del muro de apartheid en Palestina y hoy en día trabaja coordinando las acciones de los comités locales contra el muro en las villas palestinas. Además, es uno de los impulsores de la campaña internacional de BDS contra Israel, y se ha convertido en uno de los referentes a nivel mundial de la lucha contra el apartheid.

En su intervención, Mantovani hace referencia, además de al muro de hormigón, a otras muchas estructuras físicas y administrativas que segregan a la población local palestina. En su opinión todos esos recursos son herramientas de la geoestrategia de Israel con un fin bien concreto: eliminar a la población autóctona, recluirla en ghettos aislados y convertirla en mano de obra barata para la industria israelí.

Dentro de esa estrategia se encuadra el proyecto de expansión de las colonias para crear un corredor entre Jerusalem Este y el valle del Jordan. Para ello la administración ocupante proyecta desalojar más de cuarenta villas beduinas, entre ellas Khan Al Ahmar.

Según la activista, la lucha por la paralización del desalojo de Khan Al Ahmar será crucial para detener el proyecto de limpieza étnica de esta región. Así mismo, ha subrayado que ante la dejadez de los estados y gobiernos del mundo es de vital importancia impulsar la campaña de BDS contra Israel, y que este movimiento está dando pasos imparables en la dirección correcta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies