Tras el parón veraniego y por mucho que haya habido cambio de gobierno en La Moncloa, pensionistas de Araba volverán a las calles los lunes como ya lo hicieron durante el curso anterior.

Ya a comienzos de julio, representantes de Arabako Pentsionistak Lanean anunciaron que paralizarían en verano sus actos, si bien en Bizkaia no fue así.

La razón para volver a las calles no es otra que la de seguir “peleando por un sistema público de pensiones y una contribución mínima de 1.080 euros a partir de octubre, hasta lograr que atiendan nuestras reivindicaciones”, afirmaron desde el colectivo en la última concentración de julio que terminó frente a la sede de la patronal alavesa SEA y el Ayuntamiento de Gasteiz.

“Aunque se han dado avances aún no se han satisfecho todas las reivindicaciones”, señaló en julio Iñaki Martín, portavoz de Arabako Pentsionistak Lanean, que recordó que reclaman pensiones mínimas de 1.080 euros, la actualización en base al IPC más allá de 2019 y la desaparición del factor de sostenibilidad de las pensiones.

La cita de Gasteiz será a las 12:00 en la Plaza Nueva.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies