Un vecino de origen marroquí que llevaba 12 años viviendo en Gasteiz ha sido deportado después de que la Policía local de Gasteiz lo entregase a la Policía Nacional. Mintieron a la familia diciendo que estaba camino a un CIE de Madrid cuando en realidad lo estaban llevando a Madrid para ser deportado.

Un vecino de origen marroquí residente en Gasteiz los últimos 12 años, fue deportado el pasado viernes día 3 de agosto tras ser identificado el miércoles día 1 por la tarde por la Policía Municipal. A pesar de no haber cometido delito alguno, los policías locales entregaron al vecino a la Policía Nacional. Concretamente lo hicieron en la comisaría que este cuerpo tiene en Betoño, cuando faltaban 28 días para que caducara su orden de expulsión.

Al no haber cometido ningún delito, no fue dirigido a los juzgados y, en la comisaría de la Policia Nacional de Betoño mintieron a familia y amigos sobre su paradero, alegando que se encontraba de camino a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid. Esa información, era mentira: estaba camino de la deportación, tal y como ha podido saber Hala bedi y ha denunciado Salhaketa-Araba.

Sobre las 03:00 horas de la madrugada del viernes fue dirigido a Madrid, realizando todo el camino esposado y sin beber ni poder comer nada. En Madrid no fue internado en ningún CIE, sino que fue encaminado a la Terminal número 3 del Aeropuerto de Barajas para ser deportado junto a unas 20 personas más. El vuelo tenía como destino Melilla, por donde hicieron cruzar a las 20 personas hasta llegar a la comisaría de Nador, en territorio marroquí, donde dieron por finalizada la deportación.

Así, llegaba a Marruecos 16 horas después de salir de Gasteiz mientras familia y amigos pensaban que estaba siendo internado en un CIE de Madrid. “No creemos en las casualidades, por lo que entendemos que hay una relación directa entre el vuelo de deportación desde Madrid y la actuación policial en Gasteiz”, denuncia Salhaketa-Araba.

Desde dicha asociación denuncian “la gravedad de la actuación policial, aunque sabemos que existen muchos otros casos de los que no tenemos conocimiento. Nos parece especialmente preocupante la actuación de la Policía Local, y consideramos intolerable que dicho cuerpo colabore en la deportación de vecinas, ya que no tiene competencia en extranjería, por lo que no entendemos qué papel juega entregando a ciudadanos que no han cometido ningún delito a la Policía Nacional española”.

Además de ello, cabe recordar que la Plataforma por los Derechos Sociales de Araba (PDS) preguntó en mayo a la Síndica de Gasteiz si existe convenio alguno entre la Policía Local de Gasteiz y la Policía Nacional, sin obtener respuesta a día de hoy.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies