El excelentísimo alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, aprovechó su visita a su supermercado habitual para donar sangre en el puesto instalado del colegio de enfermería de Álava.
Cuando le midieron el pulso y le hicieron el primer pinchazo en el dedo para comprobar el nivel de hemoglobina en sangre, el personal sanitario se empezó a percatar de que algo no iba bien.
A pesar de no poder comprobar el nivel de hemoglobina y tener el pulso muy bajo el alcalde decidió donar sangre como buen conciudadano. Es entonces cuando tras el pinchazo final, por mucho que nuestro querido alcalde abriera y cerrara la mano, no sacaba sangre de ninguna de las maneras.
El personal sanitario, muy sorprendido, decidió entonces llevarlo al hospital para realizar unas cuantas pruebas y tratar de explicar lo sucedido. Araba Tomorrow seguirá informando.

*Hau umorea da. Umore serioa. Pikati hutsa bazara, hau ez da zure lekua

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies