¿Fiesta? La que te van a dar estas – Gurekin jai duzue

Desde hoy y cada martes hasta que baje el macho de Zalduondo, en Hala Bedi y bajo las plumas de la Asamblea de Mujeres de Álava, vamos calentando motores feministas que el horno y las fiestas están para bollos, mujeres y trans. 

Que si festivales de Rock and Roll llenos de machunos, alcaldes y concejalas con los pelos despeinados escribiendo protocolos de humo, nuestros “amigos de la izquierda” ensayando cánticos feministas para las manis, los blusas planchando la faja como su gran contribución a la división de tareas del hogar y los medios entrevistando al abogado de la manada.

Si no fuese tan duro sería hasta cómico, así que nosotras ¡nos sacamos la botella de vino!

Con tres copas ya de más, en vez de violar, nos da por pensar. Y lo que pensamos os lo contamos, porque, sin que sirva de precedente, este año vamos a ser pedagógicas. Con sarcasmo, irreverencia, enfado y mucha política incorrecta, una vez por semana explicaremos qué tienen que ver las fiestas con el heteropatriarcado, la misoginia y la falta de seguridad para las mujeres y las disidencias sexuales.

Porque amigos, ese momento que esperamos durante todo el año, que nos hace estar orgullosas de nuestra ciudades y barrios y por el que tanto trabajamos es el mismo en donde el patriarcado se exacerba, donde se muestra en todo su esplendor y en el que nosotras terminamos agotadas, agredidas, violadas y asesinadas. Así que compañeros, pensemos qué fiestas construimos, cómo las creamos, desde dónde las habitamos, a quién las dirigimos y de quiénes nos olvidamos.   

En las fiestas el desenfreno machirulero se mezcla con la autodefensa feminista, las manadas enmascaradas en los paseillos con las brigadas moradas combativas y los aliados camuflados con la lascivia bollera

Nosotras siempre lo hemos tenido claro: ¡NO todo vale!, porque vuestras fiestas son nuestra guerra. Pero ahora más que nunca, nuestro cuerpo ya no va a ser un campo de batalla porque nosotras estamos en plena ofensiva y vosotros reculando en las trincheras.

No os vamos a hablar de cosas amables, ni os vamos a susurrar palabras bonitas porque el patriarcado no es divertido y el feminismo incomoda. Eso sí, os vamos a dar alguna clave para que que no estéis tan perdidos; sin asistencialismo ni acompañamiento ¡Estamos de rebajas y vamos a ser majas!

No os confiéis, nos seguís teniendo enfrente. Coged papel y boli, las siguientes semanas desgranaremos las lógicas patriarcales de la gestión de las fiestas. Reflexionaremos sobre protocolos institucionales y de los movimientos, sobre la división sexual del tiempo y el trabajo activista, sobre las maneras que dicen las instituciones que van a garantizar nuestra seguridad, sobre la propiedad genérica del espacio, sobre la violencia y revictimización en comisarías, medios y hospitales, sobre lugares seguros, deseos consensuados y carteles musicales subversivos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies