Acabo de leer el libro de Félix García Moriyón, que lleva ese título y que es una historia de la educación de la moral en el Estado español. Rumiando lo leído saco la conclusión de que hay un dilema crucial: o adoctrinar, troquelando las conciencias para moldearlas formando sujetos pasivos que acaten sumisamente las normas que les impongan; o formar sujetos con capacidad crítica y valores para tener una conciencia responsable capaz de enjuiciar su obediencia o de incumplir un mandato jurídico o social.
El dilema está entre instruir y educar: Instruir es facilitar los conocimientos precisos para desenvolverse en la vida. Antes se reducía a saber leer y escribir. Hoy se ha complicado mucho con las nuevas tecnologías. Educar es ofrecer –o tratar de imponer- unos valores que den sentido a la vida.
¿En qué ámbitos se produce hoy esa educación? La familia con su ámbito primario de conciencia, la escuela y la sociedad. El lugar de la socialización humana, una cultura, un sentimiento, un idioma y con ello unos valores.
La escuela es el segundo ámbito de toda educación moral y en valores. Esta educación es obligatoria en muchos países. En el Estado español su obligatoriedad es muy tardía. Costó más de 150 años implantarla.
No podemos olvidar el tercer ámbito: la sociedad. Capaz de influir de una forma muy importante y hasta decisiva. Por eso nuestra historia moderna está marcada por la lucha entre dos instituciones: Iglesia y Estado. Es una verdadera lucha de poderes ya que saben y piensan que quien controle más esa enseñanza se asegura y se afianza en su poder ¡En el poder!
¿Pueden una Iglesia y un estado imponer una enseñanza de sus valores obligatoria para todas y todos?  En el fondo late la verdadera cuestión: ¿Se trata de adoctrinar, de crear fieles y súbditos sumisos a ambos? ¿O, más bien, personas críticas y libres, con conciencia y valores autónomos?
Un ejemplo es el intentar arrumbar la Filosofía ¿A quién o a quiénes no les interesa que los estudiantes se preocupen por la búsqueda de la verdad? Y por el contrario quieran crear un ambiente de uniformidad y sumisión.
Por eso yo reclamo libertad plena de enseñanza. Analizando la realidad social ¿nuestra sociedad quiere y busca de verdad es plena libertad de enseñanza? ¿O busca más bien el educar y enseñar para ser siempre el primero, para pisar y pasar por encima de todo y de todos como forma de estar y de imponer su poder? ¿No estamos, no se está educando más bien para troquelar con ese tipo de mensajes la conciencia acrítica de niñas y jóvenes de hoy? ¿No se está, estamos así modelando sus conciencias?
 
EL MIEDO A PENSAR
El miedo a tener ideas propias se va extendiendo. Son el poder y los poderosos los que lo fomentan, pues saben que el día en que la mayoría pierda ese miedo, se les acabará su dominio. La propia esfera política es propicia a que se extienda ese miedo. En teoría somos ciudadanos libres, capaces de expresar nuestras opiniones, de nombrar dirigentes que ejerzan su mandato en nuestro nombre ¡UNA UTOPÍA! Pues e encargan más bien de que vivamos atemorizados sufriendo la pérdida de Derechos y de conquistas sociales de muchos años. No se preguntan,  ni cuestionan, ni plantean quienes son los responsables, unos u otros, seguramente TODOS.
 Los grandes medios de comunicación del gran capital, son los encargados de incrustar y troquelar en nuestras mentes ese miedo paralizante. Saben siempre donde estamos y con quién, lo que hacemos, lo que compramos… Somos nosotros mismos los que les damos la información que necesitan.
Decía Chesterton que “debemos quitarnos el sombrero pero no la cabeza”. Nunca nos debemos refugiar en una cómoda ignorancia que evite el riesgo de poder pensar y discernir por cuenta propia así como de la propia duda.
¿No es acaso la conciencia libre la única responsable de la conducta? ¿No deben ser la política y la sociedad lugares de personas libres e iguales? ¿No es el sentido del pueblo ¡DE NUESTRO PUEBLO!? ¿A verdadera regla de toda interpretación legal, judicial… aunque contradiga las afirmaciones de los gobiernos y hasta de la Monarquía impuesta e injusta que padecemos?
 
La Ley de Seguridad Ciudadana, en vigor desde el 1 de Julio de 2015, la tremenda “Ley Mordaza”, es una apisonadora legal de libertades y derechos; un retroceso de la democracia, una sutil herramienta para controlar y criminalizar el descontento de la población cuando nos rebelamos y protestamos ante la represión de políticas que ordena el capital y ejecutan los gobiernos de turno ante profesionales y ciudadanos.
Prohíben, incluso la presencia de periodistas, como es el caso del redactor de la RADIO LIBRE HALA BEDI cuando informó del atropello en Errekaleor. El resultado de su compromiso profesional y periodístico es que el Gobierno de Lakua le ha aplicado la “Ley Mordaza” y así tendrá que comparecer ante un juez por ejercer un derecho tan básico de informar.
Me pregunto ¿qué inventarán sus señorías para explicar con profundidad y con toda claridad que la “Ley Mordaza” es una ley represora del Estado español, SÍ, pero válida para que establishment vasco pueda anular los Derechos y Libertades que le molestan, cuándo y cómo quiera?
 
CON UNA REFLEXIÓN Y UN PENSAMIENTO PROFUNDO:
Me imagino ¿Qué hubiera pasado si la joven violada y maltratada  hasta el extremo por esa piara de cerdos de dos patas… al defenderse –como le piden y hasta exigen los jueces más conservadores y machistas- hubiera dañado o lesionado, al menos a “dos” de ellos…? ¿Acaso no la hubieran, unos y otros, acusado formalmente de TERRORISMO por atacar y danar4 a componentes de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil… como han hecho con los jóvenes por su pelea en el bar de Alsasua?
 
Para terminar ya que estoy hablando de educación, formación, instruir y adoctrinar; termino con el HIMNO DE LA UNIVERSIDAD:
 
LA VERDADERA ALEGRÍA: Pero la vida se extingue tristemente en nosotros si la guardamos para nosotros solos, sin acertar a regalarla, en base a disfrutar egoístamente de la vida. La alegría está en quien ofrece y comparte su vida y sabe crear las condiciones necesarias para que crezca y se desarrolle de manera cada vez más digna y más sana. Solo es feliz quien hace un mundo más feliz. Solo conoce la alegría quien sabe regalarla. Solo vive quien hace vivir.
 
¿Dónde están los que antes de nosotros
en el mundo estuvieron?
Baja a los infiernos,
sube a los cielos
si los quieres ver.
¡Viva la Universidad,
vivan los maestros!
Viva cada uno,
vivan todos unidos,
que estén siempre en flor.
Viva la República
¡Viva nuestra sociedad!
¡Vivan los que estudian!
¡Vivan los trabajadores!
Que crezca la única verdad,
que florezca la fraternidad
Muera la tristeza,
mueran los que odian.
Muera el diablo,
cualquier otro monstruo,
y quienes se burlan de nosotros.
 
Juantxu Oscoz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies