“La escuela es un reflejo social”. Estas son palabras de Bea Ugarte, que es formadora y experta en coeducación y que ha sido una de nuestras invitadas en el programa de hoy. Ella define la coeducación como “el desarrollo integral de la persona”. Y es que este concepto implica una manera de entender la educación, en la que debe educarse conjuntamente, sin ningún tipo de distinción entre niñas y niños.  Así la evolución del concepto de coeducación ha ocurrido simultáneamente con el cambio de posiciones de las mujeres en la sociedad. Partíamos del primer modelo de escuela, el de roles separados (primera mitad del siglo XIX) en él que se imparte una educación diferenciada por sexos mediante la separación física y curricular …. (materias por sexos, etc….). El segundo, el modelo de escuela mixta (final de la década de 1960), dominante en el sistema educativo actual se basa en el principio de igualdad defendiendo la educación conjunta e igualitaria tanto en el ámbito curricular como en el pedagógico.

Y por último, el modelo de escuela coeducativa parte de la relevancia de las diferencias sociales y sexuales entre grupos (niñas y niños) por razón de género incorporando la diversidad de género. Este modelo parte del hecho de que la escuela no es un espacio no neutral en el que se transmiten valores patriarcales que contribuyen a aumentar la diferencia entre mujeres y hombres. Debe ser por tanto, una escuela integral.

Buscamos algunos ejemplos que ya se están tratando de implantar, algunas de esas inquietudes nacen directamente de las familias en los diferentes centros escolares, y están siendo las AMPAS las que están haciendo de motor del cambio. Hablamos con Estibaliz Gómez de Segura, miembro de la Comisión de Coeducación del CEIP Zabalgana. Ella es ama de dos niños y desde la intuición y observación de que no se estaba coeducando, que no se estaba siempre educando desde una perspectiva feminista, decidió organizarse dentro del centro. Nos cuenta su experiencia, y las resistencias y apoyos que han encontrado por el camino, destacando la falta de voluntad política e inversión económica por parte de las instituciones públicas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies