La extrema derecha de Vitoria ha querido salir al paso ante las últimas llovidas, inundaciones y nevadas. Una delegación de la “creme de la creme” de los y las vitorianas de toda la vida se ha organizado para hacer una denuncia social y señalar a las instituciones como culpables. Según han denunciado, llevan más de una semana sin poder cantar el “Cara al sol”; “Ahora que llega el puto 14 de abril no podremos ni alzar los brazos impunemente”, se queja su portavoz autodenominada “Pija, pero con 8 apellidos vascos”.

Urtarán ya ha mostrado su disposición a mediar “rollo Urkullu” entre el tiempo y los fascistas: “Hacemos un llamamiento a la calma, sin sobresalto, PNV style”, ha remarcado. Cabe decir que la máquina de control del tiempo está en manos de la embajada española, también llamada subdelegación del gobierno, de la que no hemos recibido noticias.

*Hau umorea da. Umore serioa. Pikati hutsa bazara, hau ez da zure lekua

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies