¿Cuales son los orígenes de los conocimientos que tenemos sobre el cuerpo de las mujeres? ¿Por qué son Skene, Bartolino, Falopio, nombres de hombres, los que dan nombre a las diferentes partes del cuerpo de las mujeres? Nos acercamos a los orígenes más sangrientos de la ginecología prueba de los abusos masculinos a través de los cuales se han desarrollado los estudios y los conocimientos ginecológicos. Utilizando los cuerpos de las mujeres como objeto donde poder experimentar: desde la experimentación en mujeres racializadas prolongada durante años y realizada sin anestesia hasta los “Anatomy Murders”, asesinatos de mujeres realizados para saciar los intereses de los anatomistas del siglo XVIII. Ante esto existen propuestas interesantes que pretenden transformar la realidad de esta herencia. Algunas de esas propuestas las ha puesto en marcha Klau-Kinki, quién formó parte del proyecto PechblenaLAB desde 2012 y ha estudiado, desde entonces, los orígenes de esta ginecologia. Las propuestas que propone se basan por un lado, en el renombramiento de las partes del cuerpo de las mujeres, queriendo rebautizar estas partes con los nombres de esas mujeres con la que se experimentó, y por otro, realizar un laboratorio, formar colectivos de autoconocimiento de nuestros cuerpos, en fín, generar sabiduría desde nosotras y para nosotras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies