El 29 de marzo, el Maccabi Tel Aviv volverá a la capital alavesa para enfrentarse el Baskonia. Un encuentro, que por mucho que se haya convertido en algo habitual y de obligada cita todos los años, no deja de tener su carácter reivindicativo contra el apartheid sionista y a favor del pueblo palestino tras más de 10 años de campaña contra esta visita.

El próximo 29 de marzo el club de baloncesto Maccabi de Tel Aviv volverá a visitar Gasteiz con motivo del encuentro deportivo que le enfrentará al equipo local, el Baskonia, dentro de la Euroleague. Una jornada, la última de una larga serie de visitas a la capital alavesa, prácticamente anuales, de la principal delegación deportiva del estado de Israel.

A lo largo de más de una década, desde el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el régimen de apartheid israelí) se han denunciado las implicaciones del club macabéo en la campaña de normalización del régimen sionista a nivel internacional. Especial eco han tenido las denuncias de su relación directa con episodios bélicos catalogados por la comunidad internacional como crímenes de guerra.

Pero la normalidad y condescendencia con la que se ha recibido desde el club baskonista y las instituciones alavesas a la delegación israelí no han pasado desapercibidas. La situación de excepcionalidad que se ha impuesto en Araba con motivo de las continuas visitas del embajador deportivo de Israel han sido constantes.

Durante todos estos años, desde el movimiento internacionalista local, el movimiento de defensa de los Derechos Humanos, y la propia hinchada del Baskonia capitaneada por Indar baskonia se ha venido trabajando, en consonancia con los postulados de la campaña internacional BDS, por desenmascarar y socializar “las implicaciones políticas y criminales” de este club de baloncesto, denunciando la anormalidad que supone su presencia en competiciones europeas. Reivindicaciones en la cancha y en las calles de Gasteiz que han sido secundadas por centenares de ciudadanas los últimos años.

Para ello han recurrido a gran parte de los medios que como sociedad civil se tienen: el trabajo institucional, la acción directa no violenta, campañas de concienciación, movilización ciudadana…

Las consecuencias represivas han sido constantes durante los diez años en formas de multas y sanciones administrativas

El resultado, independientemente del deportivo, ha sido una larga y pesada carga de consecuencias represivas a las diferentes acciones, fundamentalmente en forma de juicios y sanciones administrativas. Pero lo negativo ha quedado en un segundo lugar ya que se ha conseguido aglutinar en torno a todas reivindicaciones a un sector cada vez más amplio de la ciudadanía.

Desde el grupo BDS de Gasteiz afirman que en los últimos años “se han ido recortando sucesivamente el derecho a la libre expresión en torno a la presencia en nuestra ciudad de la delegación sionista; cómo se ha limitado el acceso al pabellón local de simbología, lemas y/o consignas perfectamente legales por imposición de los protocolos de las fuerzas de seguridad visitantes; y como este recorte se ha hecho extensivo de manera excepcional y con motivo de la presencia israelí al resto de la ciudad”.

“Así mismo vemos con gran preocupación como desde los medios de la prensa local se ha contribuido, por acción u omisión, a silenciar un movimiento cada vez más creciente de repulsa a la presencia sionista en la ciudad”, denuncian desde el grupo BDS de Gasteiz. Consideran que se ha dado “una falsa apariencia de normalidad a las circunstancias de excepcionalidad que rodean al Maccabi de Tel Aviv; y a ignorar las evidencias que implican al club macabeo en crímenes de lesa humanidad”.

Las próximas semanas, días antes de la visita, BDS Gasteiz presentará un dossier con el fin de aportar una serie de datos y evidencias que ayuden a “hacer una lectura crítica de la situación y llamar a la responsabilidad de los agentes implicados para que de una vez por todas se garantice el ejercicio de la libre expresión y la crítica política”.

Un boicot deportivo

El curso pasado, diferentes activistas de Gaza y Gasteiz unían sus fuerzas en este vídeo de Hala Bedi llamando al boicot contra el conjunto israelí. En el vídeo, diferentes personas solicitan un boicot deportivo a Israel y a su representante, el Maccabi.

Entre otros, Mussa’ab Bashir (periodista y ex-preso político palestino); Abdulrahman Abunahel (coordinador de la campaña BDS en Gaza); Nour Mabi (PSCABI – Campaña de Estudiantes Palestinos por el Boicot Académico); Dr. Haidar Eid (PACBI – Campaña Palestina por el Boicot Académico y Cultural); Elias Jelda (Federación General de Sindicatos de Palestina) edo Khalil Shahen (PCHR – Palestinian Center of Human Rights). Además, también se han sumado al llamamiento diferentes miembros y activistas del movimiento estudiantil y de la campaña BDS.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies