El Juzgado de lo Social número 1 de Gasteiz ha condenado a las empresas alavesas Atusa Empresarial SL y Accesorios de Tubería S.A. al pago de un total de 94.429 euros a la familia de un trabajador que falleció con 59 años en agosto de 2014 como consecuencia de un cáncer pulmonar derivado de la inhalación de fibras de amianto.

Según la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi Asviamie, el trabajador comenzó a trabajar en 1973 en Accesorios de Tuberías y pasó a Atusa Empresarial en 2004, donde trabajó hasta 2010. Durante todos estos años realizó tareas de mantenimiento en la fundición y manipuló amianto presente en las diferentes instalaciones.

En julio de 2014, le diagnosticaron cáncer pulmonar y placas pleurales calcificadas. Falleció un mes más tarde.

La Seguridad Social reconoció la pensión de viudedad derivada de enfermedad común, pero posteriormente fue reconocida la pensión, mejorada respecto a la anterior, por enfermedad profesional. Aunque el informe de Osalan y la Inspección de Trabajo ratificaron que el trabajador tuvo una exposición continuada e incontrolada al amianto, así como el incumplimiento empresarial de las medidas de seguridad vigentes, la empresa sostuvo que el trabajador era un “fumador empedernido” y que la exposición al amianto fue puntual.

Asviamie ha recordado que una sentencia judicial contra un recurso de ‘Atusa’ contra la resolución de la Seguridad Social sostuvo que el trabajador trabajó durante más de quince años en labores de reparación con componentes de amianto. La asociación ha reclamado a la empresa que “abandone su pataleo judicial” y pida “perdón por el daño causado tras décadas de infracción preventiva”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies