Un camarero de un bar del Casco Viejo de Gasteiz ha tenido que pagar 730 euros por preguntar el motivo por el que identificaban a un cliente de su bar. Eleak Mugimendua denuncia que la actitud de la Policía Local hacia las personas inmigrantes no hace sino tensionar la convivencia. Cabe recordar que el Ayuntamiento de Gasteiz ha aplicado esta ley más de 725 veces pese a comprometerse a no aplicarla y dar amparo a las personas multadas.

Era la tarde del 19 de noviembre del 2016, hace un año y medio, en el bar Txapelarri de la calle Cuchillería del Casco Viejo de Gasteiz. El camarero, mientras trabajaba en la barra, vio como llegaban los Policías Municipales y se llevaban a la pared de un lado del bar a un cliente que se encontraba en la terraza.

“Viendo la situación, y sabiendo el trato que se les da a las personas migrantes, salí fuera del bar para ver lo que estaba pasando. En cuanto me asomé para ver lo que pasaba, dos municipales se acercaron a donde mi a ver que estaba mirando”, denuncia el propio camarero.

“Les dije que quería ver lo que estaba pasando, que yo era camarero del bar y la persona retenida, un cliente habitual. Me dijeron de muy malas formas que no podía presenciar la detención y me dijeron que me fuera de allí”. Fue entonces cuando los agentes obligaron al camarero a identificarse.

“Me identifiqué y me comunicaron que si no abandonaba el lugar, me multarían por impedir ejercer su trabajo”, explica. Decidió meterse al bar “para no tener problemas”, pero, además, se llevaron detenido al cliente acusado de tener a su perro suelto y sin bozal. “Es totalmente mentira, ya que en el momento que vinieron los municipales el perro se encontraba atado y con bozal junto a su dueño”, aclara.

Un mes más tarde, el 24 de diciembre del 2016, una carta llegó a casa del propio camarero. Era una multa, alegando un delito de desobediencia. Era una nueva aplicación de la  nueva Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como la Ley Mordaza, una multa que puede variar desde los 301 euros hasta los 30.000.

Los recursos del camarero solo han servido para que decidan aumentarle la cantidad de la multa

“Si lo pagaba sin recurrir serían 301 euros, pero como la situación me pareció muy injusta, después de ponerme en contacto con un abogado decidí recurrir la multa. La única respuesta que he obtenido por ejercer mis derechos es no”.

Por si eso fuera poco, han aumentado la cantidad de la multa. Y para ello han utilizado sólo la versión de los agentes, sin tener en cuenta las alegaciones presentadas por el propio camarero. Casi año y medio después de la intervención policial, el hostelero de la calle Cuchillería ha tenido que pagar una multa de 730 euros y su último recurso se encuentra a la esperada de lo que dicte el juez.

“Una situación que tensiona la convivencia”, denuncia Eleak

Eleak Mugimendua denuncia como, sobre todo en el casco antiguo de la ciudad, pero también en el resto de Gasteiz, “la Policía Municipal, como el resto de las policías, la actitud que mantienen hacia las personas inmigrantes”. Consideran que esta situación tensiona la convivencia en este barrio entre los distintos vecinos y hosteleros “que solo ven la presencia de la policía constantemente en actuaciones contra los vecinos y los propios bares”.

Consideran que desde el consistorio gasteiztarra no están cumpliendo su palabra. Además hacen hincapié en el hecho de que esto, “también ha sido un ataque contra un camarero que, ejerciendo como tal, fue multado sin haber quebrantado ninguna ley y solo habiendo preguntado por la situación que se estaba dando, como cualquier ciudadano podría haber hecho”.

Emplaza al Ayuntamiento de Gasteiz a que no aplique ni la ley ni la multa. “En el caso de este camarero, vemos claramente, como aun interponiendo un recurso, solo recogen las palabras de la policía. Esto hace que la ley sea todavía mas injusta”, denuncian.

Muestras de apoyo

Desde Eleak Mugimendua, se han dirgido a todos los colectivos y tabernas para que muestren su apoyo y participen en las próximas convocatorias que se vayan haciendo: “Si te han aplicado la Ley Mordaza o tienes algún conocido, cuéntanos el caso y te ofreceremos asesoramiento jurídico”, han querido explicar a los hosteleros. Para ello, han puesto en marcha dos formas de contacto: mozalikez@gmail.com o el teléfono 632650117.

Además, habrá un jaialdi en el mismo bar Txapelarri el 16 de marzo, viernes, para mostrar apoyo al camarero y denunciar la situación.

El Ayuntamiento de Gasteiz ha aplicado la Ley Mordaza más de 725 veces

El 31 de julio del año 2015, en un pleno municipal, el Ayuntamiento de Gasteiz aprobó por mayoría posicionarse contra esta ley. En aquella sesión, se solicitó la retirada de la Ley Mordaza y se decidió dar amparo por parte del consistorio a las personas afectadas por dicha ley. Dos años y medio después, el gobierno municipal no ha cumplido su palabra.

El Ayuntamiento de Gasteiz ha aplicado un total de 725 veces la Ley Mordaza; son datos de diciembre de 2017. Entre los datos a los que ha tenido acceso Hala Bedi, la ‘Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana’ son destacables los siguientes:

  • Artículo 36.3: 3 expedientes por ‘desórdenes en las vías públicas u obstaculización de las mismas’.
  • Artículo 36.4: 2 expedientes por ‘obstrucción al ejercicio legítimo de sus funciones’.
  • Artículo 36.6: 21 expedientes por ‘desobediencia o resistencia a órdenes policiales o negativa a identificarse o alegación de datos falsos de identificación’.
  • Artículo 36.16: 623 expedientes por ‘consumo o tenencia ilícita de drogas en lugares publicas’.
  • Artículo 36.23: Un expediente por ‘uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de los policías’.
  • Artículo 37.4: 52 expedientes por ‘faltas de respeto y consideración a policías’.
  • 6 expedientes aplicando los árticulos 36.4+37.4.
  • 16 expedientes aplicando los árticulos 36.6+37.4.

Además, el 1 de agosto de 2017, PNV, PSE y PP rechazaron en bloque una declaración institucional en apoyo al periodista de Hala Bedi multado con la Ley Mordaza. EH Bildu, Podemos e Irabazi habían pedido que el Ayuntamiento de Gasteiz ofreciese amparo a todas las personas afectadas por la Ley Mordaza. Querían que el consistorio tomara el compromiso de que las personas que ejercen su labor periodística puedan hacer su trabajo “sin injerencias injustificadas”. No lo consiguieron debido a que PP, PNV y PSE suman, a día de hoy, 18 concejales de los 27 del pleno gasteiztarra.

Además de  los 725 casos y el caso del camarero, durante los últimos meses, cabe destacar las amenazas que adelantó esta misma casa contra las jóvenes de ‘Agur 78’. El 12 de octubre, en una acampada pacífica, agentes municipales, con varios nombres y apellidos apuntados de antemano, fueron levantando a las que, según su criterio, eran las “organizadoras”. El balance fue de seis personas retenidas y otras tres detenidas en comisaría. Estas nueve personas podrían enfrentarse a una sanciones que sumarían un total de más de 90.000€, es decir, 10.000€ -cómo mínimo- a cada una de ellas. A día de hoy, no han recibido dichas sanciones, 

En otro caso denunciado por el mismo Síndico, la Policía Local se extralimitó aplicando la Ley Mordaza a una mujer que fue a denunciar el robo de una bicicleta. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies