En otros programas ya hemos informado sobre la persecución que Lanbide lleva a cabo contra personas perceptoras de la RGI que comparten piso y que son Unidades de Convivencia unipersonales de distinto sexo. En este caso nos han informado que Lanbide le ha comunicado a un chico, perceptor de la RGI, que compartía una vivienda de alquiler con otra persona (una chica) no perceptora, que la ha dejado y a la que ha venido otra chica (también no perceptora de la RGI) como coarrendataria, a que firmen una declaración jurada en un modelo del que Lanbide dispone. En dicha declaración, que debe ser firmada por las dos personas (el chico perceptor y la chica no perceptora), se dice textualmente que ambas personas no son una pareja sentimental ni lo han sido en el pasado. Hablamos con Iñaki Uribarri de este caso, que es completamente ilegal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies