NO PODEMOS PERDER JAMÁS LA ESPERANZA QUE NOS DE EL VERDADERO SENTIDO DE LA VIDA:

Dentro  de unos días, el  21-D, celebraremos en toda Euskadi los Mercados de Santo Tomás. En ellos encontraremos los mejores productos de nuestra tierra, de nuestra cultura, de nuestro ser y manifestarnos como Pueblo.

Ese mismo día en Catalunya se darán y celebrarán unas ELECCIONES EN VERDAD ATÍPICAS –por decirlo pronto y en profundidad. Unas elecciones en las que “COMO UN MERCADO MÁS” se ofrecerán y venderán productos autóctonos, de la tierra, de la cultura y del SER CATALÁN DE VERDAD.

Pero ese MERCADO  está, ha sido, manipulado y falseado hasta términos que son y nos resultan DEL TODO INACEPTABLES E INTOLERABLES. Como hace siempre la “derecha y el poder” los han abonado con un fertilizante prohibido y maligno “ EL 155 “ que ha convertido SU PRODUCTO, SU OFERTA, SU FUTURO, en algo transgénico, NO NATURAL O MÁS BIEN CONTRA NATURA  –en el que quieren meter a todas y todos los catalanes-  en ALGO TOTALMENTE INSANO Y HASTA MORTAL QUIZÁ.

Quien observa el panorama de la sociedad bajo la óptica de la ética (toda óptica produce su ética) no deja de quedar desolado y profundamente entristecido.

La política ha quedado podrida para siempre. A pesar de todo esto, no dejemos que muera LA ESPERANZA, se trata de una “esperanza agonizante”. Pero resucitará de esta agonía y nos rescatará el sentido de vivir en verdad y libertad.

A pesar de la desesperanza y de la existencia del absurdo ante el cual se rinde la propia razón, creemos en la bondad fundamental de la vida, la confianza de que, a pesar de todo, vale la pena vivir porque la vida, en su profundidad, es buena y fue hecha para ser vivida con coraje, que produce autoestima y sentido de valor.

Como dejó escrito Max Weber: “Rumor de ángeles”, que muestran lo sagrado de la vida y el sentido que ella siempre guarda, a pesar de todo el caos y de los contrasentidos históricos. El mundo no está en orden, ni todo está bien. Y sin embargo estamos seguros. Todo ser humano posee una tendencia esencial hacia el orden. Donde quiera que surja el ser humano, aparece un orden de las cosas, valores y ciertos comportamientos.

La tendencia hacia el orden implica la convicción de que la vida tiene sentido. Que en el fondo de la realidad, no prevalece la mentira ni la injusticia, sino la confianza, el consuelo y la acogida final.

Así creemos que el tiempo de la gran desolación por causa de la corrupción que destruye el orden pasará, ¡TODO PASARÁ! (ejemplo el anillo que buscaba con afán  el Rey: Tranquilo que también esto pasará) y volveremos a celebrar y disfrutar el sentido bueno de la existencia.

LA ESPERANZA

Si nos falta la voz,
Si no podemos  decir lo que queremos,
Si no podemos  gritar de  dolor y nuestras quejas,
Yo hoy me quedo con ella. LA ESPERANZA
Si nos falta la verdad y la justicia,
Si no tenemos el valor de luchas por ella,
Si nuestras luchas son en tierra reseca,
Yo hoy me quedo con ella. LA ESPERANZA
Si en nuestro camino hay poca luz,
Pensemos en la noche poblada  de estrellas,
De día y de noche nuestra sombra cubrirá un trocito de tierra,
Yo hoy me quedo con ella. LA ESPERANZA
Si su guerra es por buscar la paz,
Si nuestro  mundo está lleno  de cosas pequeñas,
Si parece no estar porque nadie la espera,
Yo hoy, me quedo con ella. LA ESPERANZA

Aurrera  suek – Biba suek –  Datorren urtean hemen egongo naiz

Felices Fiestas de Navidad y que 2018 sea un buen año para cambiar desigualdad e injusticia  POR  oportunidad y solidaridad. Un abrazo fuerte y agradecido para todas y todos.

Juantxu Oscoz Vivanco

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies