Hace dos meses, en plena efervescencia del “procés catalán” decidí no hablar de ello con vosotras, ya que en aquellos momentos no había otro tema en noticieros, tertulias y demás espacios comunicativos. Hoy, 14 de diciembre, cuando en Euskal Herria muy pocos están mirando hacia los Països Catalans me apetece traer el tema a la antena.

Creo que desde Euskal Herria hemos vivido estos últimos meses del proceso catalán con mucha intensidad, ilusión y empatía. No podía ser de otra manera, siendo nosotras un pueblo que lleva décadas luchando por su independencia. La gran marcha de vascas y vascos el 1 de octubre a Barcelona y otras ciudades catalanas para vivir allí, con ellas, el día del referéndum así lo testifican.

Y junto con ese gran éxodo de aquellos días nos emocionamos, enfadamos, renegamos y aplaudimos los ires y venires que se produjeron en las siguientes semanas. El 27 de octubre se proclamó la independencia de Katalunia, y este hecho político de máximo calado trajo un cambio de escenario en el propio proceso. A la represión policial brutal vivida por las gentes el día del referéndum se sumó una embestida represiva por parte de Estado Español con la aplicación del artículo 155, la encarcelación de representantes sociales y electos institucionales y el exilio del presidente Puigdemont a Bruselas.

Mientras que la Izquierda Abertzale lleva más de 40 años diciendo que el conflicto vasco responde a no dejarnos ser libre, el Estado Español respondía que el problema era ETA. Mientras que la Izquierda Abertzale lleva 40 años diciendo que España es un país de raíces profundamente antidemocráticas, el Estado Español respondía que sin lucha armada defender todas las ideas era posible.

Por desgracia, el desarrollo del proceso catalán viene a confirmar, sin lugar a dudas, las tesis de la Izquierda Abertzale. Un proceso político y social, con mayoría institucional y totalmente democrático ha despertado la bestia del Estado Español. Ni los propios catalanes independentistas esperaban una respuesta tan violenta por parte del estado Español. Ni la esperaban, ni la proveyeron.

El problema nunca ha sido ETA, o su lucha armada. El problema siempre ha sido, y sigue siendo, una Estado Español que nunca renunciará a una España grande y unida. Que no está en sus genes la resolución de conflictos políticos por vías democráticas. Un España que tiene todo un entramado activado (llámese monarquía, iglesia, poderes económicos y partidos “de Estado” como PP y PSOE) para mantener esa unidad por encima de cualquier cosa.

Las catalanas lo han entendido, a base de golpes, porrazos, cárcel y exilio. Y esto les ha llevado a hacer una reflexión política de readecuación a la realidad. El procés catalán sigue en marcha, el camino hacia la consecución de la Republica Catalana sigue en marcha. El próximo jueves, 21 de diciembre, las independentistas catalanas tienen una gran cita en las urnas. Será importante conseguir unos buenos resultados para afrontar la nueva fase del proceso con fuerza y legitimidad.

Nada se gana ni se pierde en un día, en un acto, en unos resultados… todo ayuda o dificulta en el desarrollo de un camino. Así hemos de entender los procesos de liberación de los pueblos en los términos que se están dando en estos momentos, tanto en los Països Catalanes como en Euskal Herria. Lo importante es seguir teniendo iniciativa, crear condiciones adecuadas y trabajar en todos los ámbitos políticos para conseguir mayorías a favor de la independencia. Mayorías que por sí mismas desborden al Estado Español. La manifestación de 45.000 catalanas y catalanes en Bruselas el pasado 7 de diciembre sirve para seguir dando pasos en esa dirección.

Por cierto, 45.000 catalanas en Bruselas el 7 de diciembre y 11.000 vascas en Paris el 9 de Diciembre. En Europa alguien debería tomar cuenta de qué está pasando en el Estado Español para que nos tengamos que ir fuera a hacer reclamaciones totalmente democráticas. Sin más, ahí lo dejo!

Para terminar, animar a todo el mundo a acudir masivamente a la manifestación nacional convocada por la Plataforma SARE el próximo 13 de enero en Bilbo. De Paris a Bilbo, orain presoak!!

DENAK ETXERA ETA MUXU BANA!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies