Conexiones  en  torno  a  la  “Banalización  del  Mal”  -Tania  Siriany-

Conexiones en torno a la “Banalización del Mal” -Tania Siriany-

Dice Hanna Arendt en “La Banalidad del Mal” que algunas personas actuamos dentro de las normas del sistema en el que vivimos sin reflexionar sobre nuestros actos… que no nos preocupamos por las consecuencias de los mismos, sino que solo seguimos “ordenes”…Dice también que personas “normales” es decir sin ningún tipo de trauma o desvío de personalidad, con cero compasión humana, podemos cometer actos terribles y malvados. Lo único que puede salvarnos de “Banalizar el Mal” según ella es estar atentas y evitar que ocurra…

Por estar atento y no prestarse a la ejecución de una actividad necesaria para un mal terrible como es el bombardeo de poblaciones y la exportación de armas un Bombero Bizkaino esta a punto de perder su trabajo…Así que podemos ver cómo en algunas ocasiones estar atentos a nuestra “conciencia” y evitar que ocurran cosas terribles tiene unas consecuencias desastrosas en nuestras vidas. El otro día un Parlamentario de Bildu, Mikel Otero, hizo una gran defensa de la actuación del bombero, conectando su acto de no participar en cargar contenedores en el Puerto de Bilbao con la guerra asesina que está matando tanta gente y que está produciendo millones de personas refugiadas en el mundo, el bombero no siguió una orden, se negó a ser parte de esa “cadena”. ¿Que conecta a ese bombero con una persona que sufre la guerra? Su compasión humana, su solidaridad, su conciencia de que cada una y cada uno tenemos mucho que ver en la vida de las otras personas, de que en este mundo estamos conectados, para bien y para mal, por las consecuencias de nuestros actos, por las decisiones que nos impulsan a actuar, por seguir los mandatos o no de un sistema criminal en este caso como es el sistema capitalista. Quizá nos parezca un caso extremo lo que hizo el bombero, en que, al menos algunas personas, exceptuando el PNV el PSOE y el PP, vemos esa “conexión” esa consecuencia de un acto ejecutado en el Puerto de Bilbao y con repercusiones en Yemen… Lo cierto es que de manera continua todo el mundo nos vemos en la situación de tomar decisiones o hacer cosas que afectan a otras personas, estamos tan conectada la humanidad que cosas a simple vista tan sencillas como nuestro consumo, por ejemplo, es otro de los actos claves con consecuencias grandes, amplias, que en muchos casos atraviesan el mar y tocan de lleno a otras personas.

El otro día unos enfermos de cáncer se negaron a aceptar y rechazaron públicamente el donativo que Amancio Ortega dueño de Zara, hizo de maquinas para prevenir y detectar el cáncer, y sorprende como unas personas con una situación tan extrema y con consecuencias directas en sus vidas pueden tomar este tipo de decisiones tan dignas y ejemplares…Y es que estas personas enfermas de cáncer que rechazaron ese “donativo” han tenido conciencia, han estado atentas y han reflexionado de que aceptando ese donativo es no cuestionarse el origen del mismo y han dicho que ese dinero viene de trabajo esclavo, de personas a las cuales se les violan sus derechos y que no quieren aceptarlo, porque aceptarlo es legitimizar esas violaciones a los derechos de las personas…

Dice Howard Zinn que “Históricamente las cosas más terribles (guerra, genocidio, esclavitud) resultaron no de la desobediencia sino de la obediencia” Tanto el bombero como los enfermos de cáncer han desobedecido, ordenes, normas, han desobedecido al sistema que te dice que te calles, que “tragues”, se han negado a aceptar “lo conveniente” lo que “debería de ser, lo convencional”, han seguido su conciencia y han reflexionado cómo su acto o decisión esta conectada con otras personas, con sus vidas, han hecho esa conexión desde la solidaridad, la compasión humana, han desobedecido…

¿Y cada una de nosotras, que decisiones tomaremos o que haremos con tantas cuestiones que afectan a las vidas de otras personas…desobedeceremos al sistema o banalizaremos el mal?

Entzun
“La  Mano  Invisible,  retrato  fiel  de  tantas  vidas…”-  Tania  Siriany-

“La Mano Invisible, retrato fiel de tantas vidas…”- Tania Siriany-

Ayer fuimos a ver una película, con esto de que el cine valía menos de 3€ y no puedes menos que aprovechar un lujo a tan módico precio…”La mano Invisible” se llama la película, “muy buena” coincidí con mi acompañante, te mueve por dentro, al ser un retrato fiel del mundo laboral y de la vida de miles y millones de personas en estos tiempos, id a verla! Merece mucho la pena, aunque tampoco se le haya dado apenas publicidad, y aunque se haya colocado en un horario casi imposible en los cines Gasteiztarras y en un solo pase…Id a verla, no os dejara indiferentes…

Hay!!! el TRABAJO, así, con mayúsculas… el que, según la lógica capitalista, determina la posición de un ser humano en este mundo, el que te determina la vida, el destino feliz o desgraciado… el que determina donde estudiaran tus hijas e hijos, el “Estatus” que tendrán, si vivirán la experiencia de adquirir conocimientos en un “getto” con otros niños y niñas pobres y de muchas nacionalidades o irán a un centro concertado… el trabajo, que determina el barrio donde vivirás, la ropa, y de que “marca” usaras, el coche que conducirás… El trabajo, que dirá o no si dejas tu casa, tu familia, tus hijas e hijos y vas a un país extranjero a “ganarte la vida”, por esa familia, a “buscar medios para salir adelante”, a “trabajar como NEGRA o NEGRO para vivir como un blanco” frase que he cogido de la película……El trabajo, que determinara tu felicidad, tu realización personal…El trabajo que decidirá si comes o si pagas la casa donde vives…

Voy a hacer un pequeño “espoiler”, pero solo con un personaje de la película…Que tenéis otros 10 para ir a verla!!! Porque merece la pena, por cierto gran papel de Josean Bengoetxea, un actorazo que te hace vivir su personaje, y gran papel del resto del elenco, muy buenxs!!! Pero vamos al “espoiler”, Hay una mujer, la limpiadora, una mujer quien su madre, limpiadora también, no quería que su hija se dedicase a ese trabajo, una mujer que prefería trabajar en “empresas grandes” que hacer de Empleada Domestica, o Ayuda a Domicilio, o limpiar casas, o usar el eufemismo que queráis que para eso el “Mercado Laboral” es generoso… “Porque allí todo el mundo hace de jefe hasta las y los niños, que rápido aprenden a ser como sus padres”…Una mujer limpiadora, en determinado momento interpretada por dos personajes, una exprostituta, una mujer que está en la escala más baja de ese flamante mundo laboral y que además de ser explotada por sus empleadores, es explotada también por sus “compañeros de oficina”, como no podía ser de otra manera en un fiel reflejo de la realidad…

Complicado deconstruir, deconstruir-te esa identidad ligada al trabajo que históricamente cargamos la humanidad, identidad que como una losa sigue oprimiendo almas y vidas. En este tiempo en que el trabajo escasea, en que el trabajo, si lo tienes, es lo único que te permite tener un dinero al fin de mes, o es tan precario que apenas y alcanza para proveerte una vida digna, en este tiempo en que esta muy lejos, pero muy lejos de darte la felicidad y es fuente de violaciones reiteradas a tus derechos y tiene altas posibilidades de hacerte enfermar y riesgo de accidentes…

Y pienso, nada original por mi parte, que verdaderamente es anticapitalista y revolucionario que cada persona nos “de-cosntruyamos” en lo que al trabajo se refiere, es hora de que luchemos por desligar nuestra “humanidad”, nuestra existencia y nuestra realización personal del trabajo excepto claro aquellas personas que tienen el privilegio de trabajar en lo que les gusta y tener condiciones laborales respetuosas de sus derechos! Pero el resto, la gran mayoría, la “Clase Obrera” del mundo ya es hora de revolucionarnos la cabeza un poco que estamos retrocediendo…

Nadie dijo que sería fácil…Menos cuando tenemos que comer y someternos en contra de nuestras voluntades a este mounstro del mercado laboral que tenemos enfrente, pero es imperativo!!! El cambio solo vendrá cuando seamos plenamente conscientes de que lo que realmente mantiene la vida y la dignidad son los cuidados y los trabajos que nos dan bienestar física y emocionalmente y nos proveen lo “Necesario” ojo! Lo necesario para vivir! Cuando valoremos lo realmente importante y salgamos del consumismo capitalista tendremos la fuerza del convencimiento interno para cambiar las cosas en el exterior, para enfrentarnos al monstruo laboral, cuando valoremos el trabajo domestico, cuando reconozcamos que estamos inmersxs en un sinsentido consumista, estaremos la humanidad preparada para hacer la lucha, para exigir a este sistema los derechos que nos corresponden, por nosotras y por todas! Nadie dijo que sería fácil, pero de lo contrario vamos a una muerte lenta y segura.

Hoy jueves 11 de Mayo a las 11:30 de la mañana frente al Parlamento Vasco en Gasteiz hay una concentración para exigir derechos para las Trabajadoras del Hogar, quien pueda que se solidarice y salga a la calle! Quienes no podamos nos toca revolucionarnos la cabeza y convencernos de que solo solidarizandonos, tomando consciencia de clase y haciendo la lucha, UNIDAS cambiaremos las cosas!

Entzun
1 orrietatik 1 orria1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies