“Estoy harto de mentiras y palabras vacías” -Juantxu Oscoz Vivanco-

“Estoy harto de mentiras y palabras vacías” -Juantxu Oscoz Vivanco-

ESTOY HARTO DE MENTIRAS Y DE PALABRAS VACIAS:

Las palabras de los políticos

están llenas de  promesas vanas.

Sus discursos son capciosos.

Con mentiras y falsas palabras

ocultan sus ambiciones personales.

Ensayan lo que tienen que decir para convencernos.

Son palabras vacías y muertas.

En sus debates y promesas

no dicen la verdad de las cosas.

Sus discursos están pensados

para seducirnos,

para incitarnos a un seguimiento  ciego.

Por los oídos y los ojos

martillean nuestra sensibilidad

falseando la verdad de sus apetencias.

Son palabras ilusorias y engañosas.

Mientras, muchos de ellos,  utilizan las palabras

para esconderse tras ellas,

para disimular sus intenciones,

para halagar los oídos,

para disfrazar sus intereses,

para camuflar mentiras

que les mantengan en el poder.

¡ESE ES EL ÚNICO OBJETIVO Y FIN DE SUS VIDAS!

  .-  Ahora todo lo tapan con Cataluña, Puigdemont y su gobierno. Gobierno legítimo, de mayoría, salido de una votación y una elección democrática…

.-  Tapan la Gurtell, la Púnica, a los Urdangarín (con su Princesa incluida) a los Camps, los Blesa, los Barcenas, … su propia corrupción que arrastra a los demás (la corrupción es un virus que se contagia).

.-  Se les llena la boca de España, pero de verdad solo la quieren para esquilmarla, robarla, dominarla… hacer de ella su cortijo, su finca, su txoko. Saben, en el fondo y están bien seguros, de que no pagarán por ello. Aquí solo se mueren en la cárcel los “terroristas”  y pocos más.

.- Parece como si a muchos les importara, poco o nada, la educación, la formación, la prevención, la igualdad de todas las personas, solo preocupados por un “vivir bien”  y luego se quejan y se echan las manos a la cabeza cuando, ese modo de vivir, produce violencia en otros.

Por todo esto y por muchas más cosas que podía nombrar, queridos amigos y amigas yo os digo que tengamos una vida cargada de dignidad:

.- Donde solo hay ruido, practiquemos la escucha.

.- Donde nos llenan de confusión, inspiremos la armonía.

.- Donde hay mentiras y ambigüedad, llevemos la claridad.

.- Donde se busca y se da la exclusión, llevemos la solidaridad.

.- Donde solo hay consumismo material, ofrezcamos el compartir.

.-  Donde nos llenan de prejuicios, expresemos nuestra confianza.

.- Donde se busca la agresividad, llevemos nuestro respeto.

.- Donde hay mentira y falsedad, plantemos la verdad y la justicia.

.- Hagamos, siempre, que nuestras palabras y nuestras acciones estén cargadas de dignidad y sean semillas de  Convivencia y Verdad.

Para acercarnos a la Vida Humana con su Dignidad y vivir el Amor, hay muchas puertas. Para los cristianos, la puerta es Jesús; que dedicó su Vida al Reino ¿no lo llamaríamos  mejor hoy la República? Aplicando así  su forma de vivir a la realidad actual que es nuestra tarea. Pero, hemos de ser conscientes, de que hay otras puertas también válidas para muchas otras personas. Lo decisivo, para ellas y para nosotros es si vivimos el AMOR. ¿No es esa la espiritualidad, común y abierta a todos los seres humanos?   Por la que unas y otros logramos nuestra verdadera Humanidad.

Juantxu Oscoz Vivanco

“Tiranoen ezpatak” -AlaitzAndreu-

“Tiranoen ezpatak” -AlaitzAndreu-

Simone de Beauvoirrek esan zuen zapaltzaileek ez luketela horrenbesteko botererik edukiko ondoan konplizerik eduki ezean. Bada, Beauvoirrek aipatu zituen konplize horietako batzuk esnatu dira Frantzian, eta Hollywooden batez ere zinemaren munduan sexu-eraso eta -jazarpenengatik egon den salaketa-oldearen aurkako idazkia argitaratu dute.

Honako hau da emakume-aktore-frantziar-patriarkatuaren-konplize horien idazkian ageri den argudio nagusia: gizonezkoei libre jarduten utzi behar zaie, sexu-askatasunaren izenean, eta, hala egin ezean, puritanismo hutsa aldarrikatzen da; feminismo hori puritanoa da.

Ez naiz hasiko esaten izugarria dela sexu-erasoen existentzia bera zalantzan jartzen duen idazki bat argitaratzea; hain da agerikoa izugarrikeria. Nahiago dut feminismoa mahai gainean jarri eta feminismoaz aritu ordez feminismoaren beharra zalantzan jarri eta emakumeon gaiztakeria naturalaz hitz egiten duten horietaz aritu.

Jakina, feministekin aritzean ez da horrelakorik gertatzen, baina sarritan tokatu zait, eta ziur nago zuetako askori ere berdin gertatu zaizuela, mezu, ideia edo hitz feminista bat esan –ez dago speech luzeen beharrik– eta solaskidea salaketa faltsuei buruz hitz egiten hastea (dena dela, pentsa zenbat delitu mota egin daitezkeen, zenbat salaketa eta zenbat eremukoak jartzen ote diren egunero eta horietako zenbat izan daitezkeen faltsuak, baina, a ze bitxikeria, “salaketa faltsu” esan dudanean guztioi etorri zaizkizue burura alor zehatz bateko salaketak, faltsuak % 0,009 ere ez direnean). Esaten ari nintzenez, salaketa faltsuez hitz egiten has dakizuke norbait, mezu bere ustez feminista botatzen baduzu. Dagoeneko ezin dela ligatu esango dizute beste batzuek, guztia iruditzen zaigula erasoa, frantziar style, edota jada ezin dezaketela ezer esan. Hau da, gizonak zikiratzera jolasten garela feministok, geure gogo eta buruetan beren barrabilak bakarrik edukiko bagenitu bezala.

Kontua da emakumeak ere tokatu izan zaizkidala horrelakoak esanez. Beren ustean, emakume-ia-beti-maltzurren atzaparretatik babesten dituzte gizon-gehienetan-zintzoak. Beren alde daudela esaten diete gizonei horrela, eta gizonen aurkako mugimendu bidegabe eta diskriminatzaile hori gaitzesten dutela, hemen sexuen arteko gerra egongo balitz bezala: «Emakumeok gaiztoak gara, baita geure artean ere; hobeto moldatzen naiz gizonekin».

Patriarkatuaren emakume konplizeek horrela pentsatzeko eta jarduteko bi arrazoi nagusi ikusten ditut. Lehenengoa: hain da larria gizon zuri heterosexual dirudunak ez garenon egoera, nahiago dute ostrukarena egin eta ezer gertatuko ez balitz bezala jarraitu. Jakina, horrela pentsatuz gero, eta ezjakintasunetik abiatuta, feminismoak gizonak suntsitu nahi dituela pentsa daiteke. Bigarrena, eta hau da gailentzen dena, nire ustez: berdintasunaren alde borrokatu baino, nahiago dute zapaltzaile boteredunen ondoan egon eta beren ipurdiak miazkatu, pribilegio gehiago edukiko dituztelakoan.

Boteredunaren ondoan egotea boteredunaren ondoan egotea besterik ez dela esango nieke horiei, eta tiranoen ezpatak ez duela ustezko etsaien eta lagunen artean bereizten.

Alaitz Andreu Eizagirre

Entzun
“Gure Gasteiz” -Bego Ozaeta-

“Gure Gasteiz” -Bego Ozaeta-

Hala Bedik argitaratu duen artikulu interesgarri bat heldu da nire WhatAppera. Halabelarriak zarete, beraz, seguru aski dagoeneko irakurri duzuela ziur nago, eta  badakizue Ahoztar Zelaietak egin duen ikerketari buruz hitz egiten ari naizela.

Ez baduzue irakurri, mesedez, joan zaitezte webgunera eta irakurri, galdu ezinezkoa da-eta.

Artikulu honetan, Gasteizen egun hauetan hain famatu den erdiguneko lokalen erosketari buruz hitz egiten dute. Bueno, egia esanda, ez horri buruz, operazio erraldoi horren atzean dagoen pertsonari buruz, baizik: Juan Mari Uriarte enpresarioa. Gasteizko ofizialtasunarentzat, enpresario modeliko bat, gasteiztar petoa, eredu bat gure agintarientzat.

Baina artikulu honek Juan Mari Uriarteren  beste aurpegi bat erakusten du. Gasteiztar eta arabar harroa, zergatik ez izan? Baina enpresari modelikoa? Ahoztar Zelaietak artikulu honetan esaten duena beste istorio bat da: maniobras especulativas, conflictos judiciales, administrativos y laborales, infracciones, obras sin licencia, deudas, ordenes de embargo o notificaciones en paradero desconocido…

Enpresario modeliko honek erosi omen ditu Gasteizko Erdiguneko lokal asko eta asko. Momentu honetan Dato eta Forus kaleak desertizatzeko prozesuan daudela dirudi, Zaramaga, El Pilar eta beste auzo batzuk bezala.

Eta hau zergatik? Gure betiko dendak eta tabernak desagertzen ari dira. Gure historia, txikitatik ikusi ditugun dendak eta ezagunak ziren dendariak… hori dena, pikutara. Kaleak tristeagoak dira, auzoek bizitzarik ez daukate, ez ditugu dendariak, tabernariak  edo auzokoak ezagutzen, denda handira joaten gara astean behin erosketa  erraldoia egiteko, eta egunon ere ez dugu esaten agian: “deshumanizatzen” ditugu gure hiriak, gure bizitza.

Eta teorian ondo zegoena, Erdigunea, hil egiten dugu: betiko dendak itxi dituzte ez dakigu zer demontre egiteko. Amerikar ereduko zentro komertzial bat? Gure ohiturak eta gure nortasuna amerikanizatuko dugu? Lagunekin irten beharrean, zentro komertzialera joango gara? Gure solasaldiak han izango dira? Zara batean? Benetan hau da nahi dugun hiria? Hauek dira gure seme-alabentzat nahi ditugun solasaldiak? Kontsumoa bakarrik?

Auzo ilunak eta tristeak, bizitza barik, eta dagoen bizitza dena leku baten super-komertzializatua? Ni euskalduna naiz, eta ez amerikanoa, nik gure bizimodua gura dut, gure nortasuna, gure denda txikiak, ezagunak, gure betiko janariak eta edariak, gure ohiturak , gure taberna zaharrak, gure poteoa: gure bizitza, gure bizidun hiriak.

Bego Ozaeta

Entzun
“Entre vagones” -Noelia Da Costa-

“Entre vagones” -Noelia Da Costa-

Como esta es mi primera escotilla del año os deseo a todos un feliz año nuevo 2018 a todos y que con él,  todos vuestros deseos se hagan realidad. Sé que hace ya cierto tiempo, os hable del transporte público y su accesibilidad. Pues bien, aunque como os he dicho antes, en su día ya hable entorno a este tema, hoy me gustaría hacer hincapié de nuevo en este tema a consecuencia de lo que me sucedió el otro día mientras estaba haciendo uso del transporte público; en concreto del tranvía.

El otro día, como de costumbre cogí el tranvía para ir a hacer unos recados; me monté y cuando fui a colocarme en mi sitio; sitio que está reservando tanto para sillas de ruedas como para carros de bebé, mujeres embarazadas, personas mayores… y me encontré a dos mujeres sentadas y al ver que no se levantaban les pedí por favor que lo hicieran puesto que yo debía  colocarme en  mi lugar; acto seguido la respuesta de ambas, fue a parte de un – No rotundo, me reprocharon que les estaba quitando los derechos  a lo que yo no dude en responder : Miren señoras, no me gustaría ser brusca pero ustedes pueden trasladarse a otros asientos mientras que yo no.

Como las mujeres,  seguían insistiendo en que no se iban a mover de su sitio no me quedó otra opción que llamar al conductor para que pusiera las medidas que el creyera oportunas; el conductor ya les llamo la atención, pero no sirvió de mucho porque aquellas mujeres seguían en sus trece, por lo tanto, no me quedó más remedio que rozarles los pies con las ruedas de la silla para que espabilaran.  Por eso, desde aquí me gustaría lanzar un mensaje,  y el mensaje es el siguiente : Todo derecho es posible si el respeto también lo es.

Muchísimas  gracias por vuestra atención / Mila esker zuen atentzioagatik :

Noelia Da Costa

Entzun
“Eta gu oraindik hemen” -Patxi Goenaga-

“Eta gu oraindik hemen” -Patxi Goenaga-

Lehenbizi, urte berri on denoi! Urtea hasi  berria genuela, halako eztabaida moduko bat entzun nuen irratian: ea noiz arte jarrai genezakeen urte berri on opa izaten gure ingurukoei. Batzuek erregeenak arte egin zitekeela zioten, beste norbaitek, irakaslea edo baitzen, opor osteko lehen eskola egunean ere urte berri on esan zitekeela zioen. Beste batek, San Sebastian eguna arte luzatzen zuen epea. Bada, nik gaurko eguna baliatu nahi dut Halabedi-ko entzuleentzat 2018. urtea zoriontsua izan dadila eskatzeko. Egia esan, ez dakit nori eskatu behar zaion, baina norbaiti eskatzeko premia sentitzen dut. Zoriona zer den ere argitu  beharko genuke. Zer eskatu horretarako? Zerbaiten eskasia nabaritzen badugu, bada horixe. Eta nik neuk eskas ditugun gai asko eta gero eta ugariagoak ikusten ditut gaur. Adibidez, urteko lehen hilabete hau benetan malkartsua begitantzen zait. Urtarrilak, hilbeltzetik oraindik ere asko du, hitz hau hiztegitik ezabatua badago ere. Aurten behintzat  hala gertatu da. Komunikabideak desgraziaz eta zoritxarrez zipriztinduak ditugu. Hil beltza egiatan. Itsasoa ere haserre izan dugu hainbat egunetan. Hori berezkoa du gure itsaso tematiak, klima aldaketarik gabe ere. Urtea hasi berritan ere haserre ibili da. Eta txarrena, beltzena, olatuek eraman zituztela gazteiztar bi, urtearen hirugarren egunean. Loli eta Diego. Goian beude.

Beste zoritxar batzuk ere izan dira. Oraintsu aurkitu dute Jon Barcena gaztearen gorpua. Hainbat joan etorriren ostean, azkenean agertu da, Urrunagako urtegi inguruan. Ezbehar honek ere barrena inarrosi digu eta hainbat galdera eta ezin ulertu utzi dizkigu gogoan. Honek ere ez zuen horrela izan behar, baina hala gertatu da.

Arabatik pixka bat harago izan ditugu beste berri lazgarri batzuk ere. Hiru hilketa, gaztetxo kupidagabe batzuen eskutik. Jendea asaldatzeko moduko gertaerak, nolanahi ere. Non eta gure hiri nagusian. Holakoen aurrean hiritarrek kontuak eskatzen dituzte. Eta galdetzen dute: noren ardura da? Zuzenean egileak berak dira arduradunak, noski, baina adin txikikoak izanik, beste norbaitzuk ere izango dute erantzukizunen bat. Eguraldiari antz ematea gero eta hobekiago egiten dugu baina erasoei, haizeei, elurteei eta abarrei aldez aurretik erremedioa jartzea ezina da. Gizakion jokabideak bideratzea eskura daukagula uste izaten dugu eta erantzukizuna berehala deribatzen dugu agintarietara, hezkuntza sistemara eta hola. Ez da erraza. Bakoitza geure segurtasunari begira bizi bagara eta uste badugu besteen ardura dela hori dena, gaizki goaz. Beti izango dugu geure gainean edozein burugabe edo bihotzgaberen mehatxua, gaur ez bada bihar. Lasaitua hartuko dugu jakiten dugunean gaizkile batzuk zaintzapean jarri dituztela. Babestuago sentituko gara, dudarik gabe, baina gutariko bakoitzak babes hori eraikitzen laguntzen ez badugu, arazoak ez du soluziorik izango.

Entzuten badugu, ‘paradisuko paperak’ deitu afera azaleratu zenean, negozio gizon ospetsu baten ahotik, “etikak ez dizu bizitzeko ematen.” Hala zioen zein izen zuen gogoratu nahi ez dudan paradisu zale hark. Hori da problema. Etika sakrifikatzen badugu, jai daukagu. Zoritxarrez, jende asko dago etikaz ahazten dena, enpresari nahiz langile, politikari nahiz hiritar soil. Beldur naiz, hortaz, urte berria joango zaigula eta arazoek lehengoan iraungo dutela.

Itsaso zakarra izan dugu hizpide hasieran. Hala ere, ez da dena latza eta zorigaitza izan, ezbeharra eta tristura. Tristura gozatzeko moduko zerbait ikasi genuen  badarik ere Mutrikuko istripu horren bueltan. Irratian entzun ahal izan genuenez, Gasteizko bikoiteari lagundu nahian ibili zirenen artean, bat saiatu zen soka bat botatzen baina zoritxarrez ez zuen ezer lortu. Itolarrian zebiltzanei laguntzearren uretara salto egitera ere ez zen ausartu. Nor ausartuko zen, bada? Bada bai. Norbait ausartu zen, bizitza arriskatzeraino gainera, baina ez zuen honek ere ezer lortu. Ezin. Baina nor zen bizitza arriskatu zuena, alferrik izan bazen ere? Etorkin bat, marokoar bat, nonbait. Itsas gizona eta igerian ongi zekiena eta gehiegi pentsatu gabe, uretara, Bizkaiko golkoko ur nahasietara. Gaizki esan dut lehen: bizitza arriskuan jartzea ez zen alferrik izan. Norbait bere lozorro goxotik ateratzeko balioko ahal zuen! Edo balioko zuen kanpotarrak lana kentzera datozelako uste primitiboa zuzentzeko ere. Hala pentsau nahi dut. Afrikar askok Mare Nostrum delakoa gurutzatzeko erabakia hartzen dute eta hala segituko dute, paperezko ontzietan, paradisuaren bila. Eta urtero bezala ‘Gure itsasoak’ irentsiko ditu. Bitartean, beste batzuek arineketan, Atlantiko zabala gurutzatuko dute, lasai asko, eta beren paperak ondo gordetzen eta ezkutatzen saiatuko dira. Eta gu hemen.

Patxi Goenaga

Entzun
“Arabako erronka: hizkuntza-mudantza” -Iñaki Martínez de Luna-

“Arabako erronka: hizkuntza-mudantza” -Iñaki Martínez de Luna-

Arabarren % 19 euskaldunak dira, baina euskara normalean erabiltzen dutenak % 6 baino ez. Beste modu batera esanda, lau euskaldunetik hiruk ez dute euskaraz sarri egiten; hiru laurdenak gehienbat erdaraz bizi dira.

Horregatik, euskarak Araban duen erronkarik handiena da hizkuntza-mudantza egitea. Hau da, jakitetik erabiltzera salto egitea. Izan ere, erdaraz bizi diren euskaldun horiek euskarara igaro ezean, oso litekeena da beren gaitasuna herdoiltzea eta urte batzuetan euskara galtzea. Gainera, zertarako nahi dugu jendeak euskaraz jakitea, erdara hutsean biziko bada?

Zein dira, baina, mudantza hori egiteko gakoak? Esti Amorrortu, Ane Ortega eta Jone Goirigolzarrik eman digute, BAT Soziolinguistika Aldizkariko azken zenbakian, euskara erabiltzera pasatzeko agertzen diren aukera nagusien berri:

  • Bata, familian gertatzen da, bereziki bikotekidearen laguntzarekin edota seme-alabak izatean.
  • Bestea, lagunartekoa da, batez ere lagun berriak egitean.

Familia eta lagunak alde batera, euskaraz egitera igarotzeko beste une garrantzitsu bat izaten da herri euskaldun batera bizitzera joan, eta bertan harreman berriak euskaraz garatzean.

Kasu guztietan, alabaina, ezinbestekoa suertatzen da hiztunaren kontzientzia. Hau da, euskalduna den horren aldetik jarrera proaktiboa eta euskararekiko konpromisoa. Azken buruan, kontzientziarik izan ezean, zergatik bizi beharko du euskaldun batek euskaraz, erdara hutsean bizitzea posiblea eta erosoagoa badu?

Nik, Arabako kasuan, egile horiek aipatutako baldintzez gain, beste berri bat gehituko nuke: euskarazko eskaintza zerbitzuetan, jardueretan, aisialdian eta, oro har, herritarren egunerokoan areagotzea. Orduan baino ez da, Araban, hizkuntza-mudantza masiboki gertatuko.

Iñaki Martínez de Luna

Entzun
“La batzarra, reunión política de los barrios” -Julia Itoiz-

“La batzarra, reunión política de los barrios” -Julia Itoiz-

La batzarra es la reunión política vasca de los barrios, entendida política como el arte de gestionar lo público y  barrio como esos pequeños grupos de casas aisladas de nuestro medio rural tradicional. La batzarra era un lugar donde se discutía lo común, porque lo que es común, debe discutirse siempre. Un lugar donde expresar las opiniones, crear compromisos y alianzas, analizar acciones que generaban conflicto. Un lugar de aprendizaje político, de aprender a discutir, a vivir juntos, a tomar decisiones juntas. Reflejaba una actitud ante la vida en la que, más que buscar la satisfacción propia, se tomaba otra actitud de partida en el que el deseo es dar a la otra persona. Cuando esto se realiza mutuamente, se genera un gran lazo de solidaridad. A la Batzarra se iba con gusto, “arinki”, para colaborar en la consecución del bien común.

En una sociedad con mucha necesidad y poca propiedad, sin gran extensión de tierras, sin clases sociales y una vida humilde, estos barrios rurales eran lugares de gran actividad comunitaria, donde la vecindad se juntaba para construir casas o arreglarlas, para realizar más fácilmente las actividades más duras del ciclo agrícola ganadero, para construir pequeñas obras públicas, en las que se compartía esfuerzos, animales y herramientas. En esta realidad, aquel que destacaba en esa red social, buruzagi, no era un líder militar sino más bien un líder familiar con un carácter generoso de ofrecer y una obligación, servir. Después llego un mayor dominio del medio, una conquista-colonización de tierras, líderes militares y religiosos al modo foráneo y sus consiguientes clases sociales, y el barrio y la batzarra fueron perdiendo soberanía. Sin embargo, su recuerdo existe, en cada asamblea que realizamos, en cada auzolan…

En las teorías más modernas sobre organizaciones se considera que dentro de cada sistema, e Iruña es un pequeño gran sistema, hay diferentes partes que contienen una porción de la realidad que actúa dentro de ese sistema, que siempre interactúan entre ellas, que siempre, cada parte, cae en los mismos errores, y algo muy importante, cuando una de estas partes cambia, cambia todo el sistema. En un sistema siempre hay un eje principal que marca la dirección del sistema, la misión o intención superior de esa organización, y la visión, o la dirección que se toma para lograr esa misión. El liderazgo del sistema es quien marca el camino que lleva desde la misión, pasando por la visión, hasta el éxito. Y se alimenta de todas las partes. Después está, como otras partes, la organización, que en este caso sería el equipo de gobierno municipal, los clientes o usuarios, es decir, la población de Iruña, y el entorno, la administración o el marco dentro de donde se mueve el sistema. Cada una de estas partes juega en su propio espacio con sus propias leyes, y por eso el sistema es de tal complejidad que ni siquiera en cuatro años, si llegas inexperto, eres capaz de conocerlo en su integridad. He oído decir a una concejala experimentada que la primera legislatura sirve para situarte.

La organización o equipo municipal tiene dos funciones principales, una, gestionar el poder (o la capacidad de hacer cosas, sin cargas emotivas), mantener o transformar la estructura y marcar el orden del sistema, que va primero y que va después. La otra función es la de motivar, que se consigue con un ejercicio de dar y tomar acompasado. Los errores en los que se puede caer es que no se tenga claro quién tiene el poder o que se haga una mala gestión de esa capacidad, que la estructura necesite cambiarse y no se perciba o no se quiera cambiar, que el orden esté trastocado, que se pida mucho y no haya una devolución.

Por otro lado, la parte del entorno o administración marca los roles de cada cual, la codependencia con otros sistemas, las tareas que se pueden hacer. Se expresa en todo el entramado legal que limita la acción, el presupuesto que limita las posibilidades de invertir, el cuerpo de funcionariado que mueve la gestión municipal administrada por ese equipo municipal, la ciudad que ya está construida. Es muy importante en este espacio tener claras las codependencias, los roles de cada cual, los límites, porque así se consigue que el sistema funcione de forma más efectiva.

Por último, estarían clientes, usuarios o población. Aquí los temas importantes son la comunicación, la relación y la gestión de las emociones. Y aquí está la problemática que ahora mismo más prioritaria me parece en la gestión del cambio político en Iruña. El equipo de gobierno municipal no está acertando en la comunicación con esta parte, además las estructuras de comunicación y relación están sin conformarse porque son las de una democracia representativa pero nosotras aspiramos a otra participativa, y por eso no existen las estructuras participativas necesarias para que no surjan problemas de relación entre la sociedad y su administración. Y por otro lado, la población, o grupos de ella, están cayendo en un error en el análisis del sistema: Lo que es un problema comunicativo se está convirtiendo en un problema de misión. En la misión se guardan los valores compartidos, los objetivos más elevados, los principios del sistema. Y lo que son fallos de estructura participativa, de comunicación, de creación de roles, que a su vez necesitan su propia estrategia, se están considerando traición a los principios ideológicos, pérdida de valores. Y esto trastoca por su parte la motivación. Porque hay una gente trabajando con mucho esfuerzo y les estamos pagando con desconfianza, cuando el problema de que no recibamos lo que queremos no es de voluntad sino de limitaciones en el entorno actual. Al final creo que es un síntoma de que nuestra cultura política, necesita adaptarse a los nuevos tiempos. Que debemos construir nuevos valores en nuestro pequeño gran sistema que es Iruña.

El cerebro humano se ha ido construyendo, a base de pliegues de tejido, desde un núcleo que justo atendía las capacidades motoras hasta el asombroso cerebro social que nos ha hecho ser el más decisivo superorganismo del planeta. Nuestro hándicap es que, si bien el cerebro superior nos ha hecho crear la sociedad y la tecnología que disfrutamos, la parte que rige nuestras emociones es una pequeña nuez que ya teníamos cuando éramos reptiles sobreviviendo en un entorno hostil en el que era decisivo tener una percepción correcta del peligro para poder atacar o huir. Y así, a pesar de ser el organismo con mayor conciencia terrestre, cuando algo nos enfada o nos da miedo, cegamos esa clarividencia y nos regimos por algo más primario, fuente de nuestros mayores despropósitos. Y resulta que esa pequeña nuez se programa en la infancia y experiencias traumáticas pueden actuar como un sello que se activa, inconsciente, irracional, en cuestión de segundos, con experiencias que nos recuerdan aquella por la que nos hemos podido ver traumatizad@s. Creo que somos una comunidad políticamente traumatizada por conquistas, desarraigos, guerras, muertes e injusticias que nunca fueron restituidas. Y que a pesar de vivir una situación nueva, nuestra nuez, ante actuaciones políticas que nos recuerdan experiencias pasadas, se nos activa el miedo  y la noción de peligro, y volvemos a actuar como siempre.

Nuestros antepasados no iban a la batzarra a exigir lo suyo, sino con el ánimo de colaborar en lo común. Era la batzarra la que decidía qué era la prioridad en ese momento para la comunidad, y como había espacio para la discusión y había confianza mutua, las decisiones se aceptaban.

Creo que debemos reflexionar sobre nuestras actitudes individuales y colectivas, a ver si albergamos dentro el antiguo valor político y social vasco o el impuesto indoeuropeo liberal y capitalista. Creo que debemos confiar unas en otros. Creo que debemos generar una visión compartida que nos motive, que vaya transformando lo que necesite cambiarse, que deje claro la función de cada cual, que nos convierta, a todo el sistema, en un equipo, con partes diferentes con capacidades diferentes complementarias que son capaces de trabajar unidos por un mismo objetivo y que por eso alcanzan mayor fuerza que la suma simple de la fuerza de las partes.

A veces existen intentos de solucionar problemas de sistemas que, como no son bien diagnosticados, acaban colaborando con el fracaso del sistema, a pesar de ser intentos de solución.

Entzun
“Nire bila etorri zirenean…” -Bego Zuza-

“Nire bila etorri zirenean…” -Bego Zuza-

Ez dot ezer ulertzen

Aste honetan Euskal Aldundiak espero baino gehiago bildu dituztela irakurri dot. 2303 milloi euro  Arabako Aldundiak, aurreikusita baino %5 gehiago

Orduan, dirua ba dago. Beste gauza bat da diru horretatik zenbat ordaindu degun langileok eta  zenbat enpresak

Beste aldetik, Eusko Jaurlaritzak Kutxabanki CAFeko ez dakit zenbat akzio erosi dizkio. Ala! 15 milloi hara, kutxabakek likidezia lortzeko. Hau bai mezedea

Gero Kutxabankek berak ez dauko dirurik gure enpresa txikiei laguntzeko, maileguak egiteko, inbertizeko, gure herrian inbertitzeko. Gure enpresa txikiak itotzen ari dira. Ta zer esan autonomoei buruz? Horrek itota daude jadanik, ostopoak bakarrik daukate, laguntzak izatea ez dakite zen den bez

Baina, AHT, gure trena famatuari, behar den dirua ematen diote.

Zor ilegitimo eta  inmoralak ordaintzeko, dagoena klaro!

Ba hori,  dirua badagola, ez? Según zertarako, gutxienez. Baina nora demontre doa diru hori? Non ikusten dugu guk diru hori?

Osakidetzan edo Irakaskuntzan zihur ezetz. Han daude bai Osakidetzako eta bai irakasleen aldarrikapenak,manifestazioak, grebak eta abar

Aldundiko edo Eusko Jaurlaritzako langileen poltzikoan zihur bez, ya ez dakite bez zenbat eroshalmen galdu dituzte urte honetan

Diru Sarrerak Bermatzeko Errentan are gutxiago. Azkenian prestazio honek jasotzen duten jendea kanpotarrak dira ez? Alfer hutsak, lan egitea nahi ez dutenak… eta Marotok eta bere lagunak esaten dituzten astakeriak ez? Zergatik mantenduko dugu euskaldunok  erabiltzen ez dugun prestazioa? Zertarako igo prestazioak? Alferragoak izateko? Kanpotarrantzeko dirua da bakarrik

Ja! Industriak dauden moduan, pentsioak dauden moduan, enplegu publiko eta pribatua dagoen moduan, lan erreformak ekarri ditugun egoeraz, eta etorriko duenarekin, benetan uste dugu kanpotarrentzako bakarrik dela? Ez ba dugu gurea mantentzen, ez ba dugu hainbeste borroka eta esfortzu behar izan duen egoera defendatzen eta finkatzen, etorkizuna oso tristea izango da, gure seme-alabak egoera larria eukiko dute.

Ze euskal herria izango dugu hemendik hogei urtera?

Ezagutzen duzu Bertolt Brecht olerkariaren hitzak ez?  “naziak komunisten bila etorri zirenean, isilik geratu nintzen..” Ba nik beste bueltatxo bat emango diot: “eskubideak murrizten nituenean, isilik geratu nintzan, Nik eskubideak (DSBE adibidez,)  behar nuenean, ez zen inor geratzen kalera irtetzeko”

 

Bego Zuza

Entzun
“El negocio de encarcelar” -Cesar Manzanos-

“El negocio de encarcelar” -Cesar Manzanos-

La esencia de la actual justicia penal es la venganza, y ésta es insaciable además de contraproducente, es inyectarse un veneno y querer que se pudra o muera el otro. En nuestras sociedades las empresas mediáticas han impuesto una cultura punitiva, que hoy inspira las políticas criminales de estado. Esta consiste en considerar que el castigo, y por tanto la penalización, es la única y la más eficaz forma de afrontar los conflictos sociales, lo cual, ha traído consigo, durante décadas, el incremento de las penas en casi todos los tipos de delito, el endurecimiento de las condiciones para acceder a beneficios penitenciarios, y la promulgación de nuevas medidas penales como la prisión permanente revisable.

Sin embargo, la violencia y la criminalidad crecen, pero, la gran mayoría de ésta no es percibida, perseguida y penalizada. El sistema policial y penal encubre el 99% de la delincuencia con mayúsculas, que jamás es penalizada y para sus autores la cárcel está abolida. Mientras se ensaña con apena el 1% de quienes delinquen, los mismos de siempre. Así, la población recluida, en un 90%, está compuesta por personas pobres, jóvenes que acaban pudriéndose en la cárcel, personas extranjeras desarraigadas, determinados tipos de disidentes, minorías étnicas o drogodependientes. No por ser quienes cometen más delitos o los más graves, sino por ser los sectores más acosados por las políticas de criminalización, más desfavorecidos económicamente y más desprotegidos por las políticas sociales.

 Reconocer que la penalización ha fracasado, y admitir que, lejos de resolver los conflictos, contribuyen a agudizarlos, es el primer paso para liberarse del recurso al encierro y caminar hacia la búsqueda de alternativas al uso desproporcionado e inútil del derecho penal. Sin embargo, el perverso remedio al que se recurre, con terribles efectos violentos y contraproducentes, es a la “justicia vengativa”, al encarcelamiento. Y para ello, se incrementan las plantillas policiales y de operarios judiciales, se construyen más comisarías, juzgados y macro-cárceles que, finalmente, es el objetivo del gran negocio del crimen, de la industria penal, una de las más importantes y boyantes en la economía mundo.

“Contra la normalización del odio” -Sejo Carrascosa-

“Contra la normalización del odio” -Sejo Carrascosa-

“Debemos permanecer unidos contra la normalización del odio, rechazar a aquellos que no comprenden que a medida que las sociedades se tornan multiétnicas, multireligiosas y multiculturales, la diversidad debe verse como una fuente de riqueza y no de amenaza”,dijo el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres el sábado, seguramente en Vitoria-Gasteiz no lo oyó nadie, y no por qué no saliera en la tele, si no por el ruido de los tractores del agro Alavés que se manifiestan todos los sábados para protestar contra el realojo de la familia Manzanares Cortés.

Y es que bajo el lema “Ni Asteguieta ni Vitoria quieren delincuentes”, se llevan produciendo desde hace más de un mes estas manifestaciones, pero que nadie se llame a engaño, no estamos hablando de la corrupción que nutre al batzoki alavés y que ha llevado a varios dirigentes jelkides a juicio encabezados por Alfredo de Miguel, que fue número dos en el partido en Alava.  Ni tampoco se está  señalando a la familia Urdangarin, en la que uno de sus vástagos, no sabemos si motu propio o influenciado por su familia consorte, de larga tradición mangante, ha sido condenado, sin pasar por la prisión, claro está, por llenarse los bolsillos a espuertas, aprovechando su influencia. Y muchísimo menos del pelotazo de los locales de la calle San Antonio del que Maroto y Alonso se fueron de rositas.

No, no es esa la delincuencia a que se refieren estas gentes, una delincuencia que vacía las arcas públicas de millones de euros que se podían dedicar a servicios sociales, a educación , a enseñanza o tantas otras áreas necesitadas, según los políticos, de dinero.

La delincuencia a que se refieren es la de que dicen produce la familia Manzanares Cortes.

Ignoro el historial de los problemas de convivencia de esta familia, ni de los delitos que hayan podido cometer y comprendo la preocupación y el miedo que pueda sentir el vecindario de Asteguieta, por que el miedo se alimenta con rumores, con leyendas urbanas, con prejuicios y con la desidia interesada de las instituciones que saben que una sociedad miedosa es más fácil de manipular; Y es que  este miedo,  esta preocupación tiene que ver con un prejuicio secular que arrastra la sociedad, alavesa, y vasca,  desde hace cinco siglos y se llama antigitanismo.

Si no existiera este antigitanismo, este desprecio al otro, al diferente, las movilizaciones no serian tan masivas, ni el odio tan exacerbado.

Sin este antigitanismo, el vecindario de Asteguieta y sus cómplices del agro Alavés, podrían manifestarse por que se dotara al pueblo de equipamientos sociales, de apoyo escolar, de servicios de mediación para la convivencia.

Y es que  la lucha contra la xenofobia, contra la aporofobia y el antigitanismo no es una cuestión de tiempo, ni de educación; es una cuestiona de voluntad política.

Y la voluntad política en nuestra ciudad deja mucho que desear en cuanto a materia social se refiere.

No basta con presumir de datos sobre las aportaciones a gasto social, hay que profundizar, evaluar y  dotar de los medios que sean necesarios para garantizar una cobertura real y universal en materia de servicios sociales, y los partidos que gobiernan nuestras instituciones parecen estar más por la labor de usar ese miedo como forma de ganar votos.

Los problemas de convivencia y las movilizaciones que producen, son el termómetro que mide la calidad solidaria de nuestra tierra, y desgraciadamente sale muy mal parada.

No se puede permitir esa normalización del odio y del rechazo, es necesaria una intervención, con los medios económicos que se necesiten para parar ese fenómeno que con el tiempo podrá convertirse en un mecanismo de enfrentamiento social de enfrentamiento con insospechadas consecuencias.

Pido a las administraciones que intervengan, aunque sea solo para que los hijos e hijas del pueblo de Asteguieta no sean educados en el desprecio al diferente y se conviertan en la masa que  con sus prejuicios y odios marquen las políticas de normalización del odio  del futuro. Si no vendrán Alonso y Maroto, de nuevo,  y la cosa irá a peor.

 

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies