“Ese racismo que todo el mundo tenemos…” -Tania Siriany-

“Ese racismo que todo el mundo tenemos…” -Tania Siriany-

La semana pasada el Presidente de los EUA se quejó de que a su país llegaran sólo migrantes de “hoyos de mierda” refiriéndose a gente de África, Haití y El Salvador. El Gobierno Estadounidense quiere dar por finalizado el Estatus de Protección Temporal dando vía libre a la deportación de 200.000 migrantes Salvadoreños/as que llevan muchos años -algunas más de 20- viviendo y trabajando en Estados Unidos.

Lo que Trump diga apenas sorprende a estas alturas pero no debemos obviar lo dicho por un “Jefe de Estado”, cuando dice que prefiere que a Estados Unidos lleguen migrantes de Noruega, entiéndase blancos y con dinero; a migrantes de países en desarrollo, Latinoamericanas o Africanos no blancos y pobres; deja ver un profundo racismo, xenofobia, odio a la pobreza y en suma un pensamiento e ideología fascista de manual. Cuando lo dice, lo nombra, lo significa, naturalizando, normalizando y casi institucionalizando ese desprecio y discriminación a grandes mayorías que son una realidad en Estados Unidos y en los países ricos.

Y no nos olvidemos que Gobernantes Europeos, Españoles y Vascos comparten esta forma de pensar con el Presidente Estadounidense; aquí a García Albiol, Josu Bergara o Javier Maroto…Pero lo que a mí, y sé que a más gente, nos entristece y preocupa es que gente como nosotras, vecinos, gente con la que convivimos y compartimos en la cotidianeidad; se dejan llevar por esos pensamientos que se convierten en sentimientos y acciones de rechazo y odio a la gente extranjera, pobre, a las y los migrantes que se han visto en la necesidad de dejar sus raíces en otros sitios por la guerra, la miseria y la muerte consecuencias de situaciones de explotación y colonialismo histórico, de expropiación y robo de recursos, de marginación y clasismo local, resultados de este sistema capitalista y heteropatriarcal  que genera injusticia social y desigualdad.

La semana pasada además de lo que dijo Trump me invadió el horror al leer un Guasap en el que se ligaba delincuencia e inseguridad con menores extranjeros y se pedía reducción de derechos como la RGI y expulsión para migrantes sin permiso de residencia; y todo por los lamentables hechos que han sucedido en Bizkaia en estos días… Y es matemático cómo funciona el miedo y los prejuicios, ya que repetidamente la Ertzaintza ha asegurado que son hechos aislados, que los menores involucrados han nacido en la CAV, que la delincuencia ha disminuido y que no hay un repunte de crimen e inseguridad.

Pero esta visto que los datos dan igual si en nuestra cabeza están los prejuicios y las falsas percepciones, que nos dicen que nos quitan el trabajo, que saturan los servicios médicos, que no pagan impuestos o que se llevan todas las prestaciones sociales. A estas alturas la convivencia nos exige cuestionar esos prejuicios y reconocer que están basados en miedos y desconfianzas que no se corresponden con la realidad.

No podemos huir de la responsabilidad individual, del deber que cada una tenemos de revisarnos y ser conscientes de nuestro racismo y xenofobia; no tenemos más remedio ya que somos vecinos! Debemos reflexionar que hay detrás de que nos gusten más los migrantes de América Latina que de los Países Árabes, igual debemos reflexionar sobre la Islamofobia, porque si preferimos a la gente blanca de Europa del Este antes que a la del África Negra igual somos más racistas de lo que pensamos…

Si somos sinceras con nosotras mismas, si somos honestos nadie escapamos de ser machistas y racistas porque este sistema en que nos desarrollamos lo es. Nos venden en la tele y en todos lados gente bonita, gente “occidental”, que tienen las mismas costumbres, etc. que se compra cosas… Y se esconde por todos lados la miseria, la pobreza, y nos presentan la guerra tan lejana cuando las armas que matan y destruyen se fabrican y exportan aquí mismo, cuando vivimos en muchos casos en un “bienestar”, en un consumo insostenible  apoyado en la sobreexplotación y vulneración de derechos de otras personas, de la contaminación de la tierra y el resto de seres vivos.

La realidad esta a la vuelta de la esquina y esta burbuja, como dice Helena Maleno, se está rompiendo, esta ilusión de bienestar se está evaporando porque el mundo aunque no lo queramos esta conectado entre sí y nos afectamos los unos a las otras… Al final tenemos que reconocer que no existen vallas lo suficientemente altas, ni océanos que paren a nadie que tiene los mismos derechos de dignidad, justicia e igualdad que tú y que yo independientemente de donde haya nacido.

Entzun
“Si paramos nosotras, se para el mundo” -Oihana San Vicente-

“Si paramos nosotras, se para el mundo” -Oihana San Vicente-

Maitane tiene 43 años y una niña de 14. Su marido lleva ejerciendo violencia física y psicológica contra ellas dos mucho, muchísimo tiempo. Hace años que se lo comentó a su familia y algún amigo, pero todos le dijeron que no hiciera nada, que no se metiera en líos.

Josune tiene 62 años, y aunque de salud no está demasiado fuerte, tiene a su cuidado, en su casa a su madre y al padre de su marido. En casa y fuera de ella, es Josune quién se hace cargo de ellos dos. A su marido le parece normal, que siendo la mujer sea ella quien se encargue de los dos ancianos.

Maria tiene 68 años, es viuda y aunque tiene  una pensión de viudedad, no le da para comer todos los días, y pagar las facturas, y los gastos de su hijo, que como está en paro, ha decidido ir a vivir a casa de su ama. Qué va a hacer, por los hijos lo que sea!

Ainize tiene 7 años, su aita y su ama se encuentran encarcelados en cárceles a miles de kilómetros de su casa, para poder estar un ratito con ellos tiene que recorrer muchas horas de carretera, y dejar de jugar con sus compañeras los fines de semana.

Amina tiene 27 años, hace poco que está con nosotras en Euskal Herria. Viene de Sahara, donde ha dejado a su familia  e intenta conseguir trabajo para poder reunificar a la familia, aunque no tiene mucha suerte. Ya sabemos, mejor alguien de aquí, que será más de fiar.

Karmen tiene 48 años, hace unos 10 años se quedó en paro y ha malvivido estos últimos tiempos. Hoy en día trabaja en una fábrica, pero es consciente que cobra menos que sus compañeros masculinos por hacer el mismo trabajo. Sabe que si se queja le echan, qué puede hacer??

Lucia y su marido estaban felices por tener familia numerosa, pero la realidad hace la vida de Lucia difícil cada día. Es ella, y casi exclusivamente ella, quién despierta y viste a los críos, los lleva a la ikas, los recoge y les pone la comida, les lleva de vuelta, y después extraescolares, y la ducha, las etxekolanas, la cena… y así todo el día, y así… todos los días.

Nuria pone la lavadora, plancha y cocina todos los días en su casa… porque a su marido se le da mal, y mejor no perder el tiempo en discutir, para acabar haciéndolo mejor la mujer.

Agurtzane y Ainhoa llevan meses en celdas de aislamiento en la prisión de Granada. La cárcel ha decidido que la limpieza de la prisión recaiga únicamente en las mujeres presas, les parecerá que esa labor no es cosa de hombres. Por negarse y denunciar están en lucha.

Paula tiene un carné de identidad que no le representa. Está escrito que se llama Ander, pero no es ella, no es su nombre. Cuando va a pedir trabajo y se presenta a la entrevista nota en la cara de su interlocutor, casi instantáneamente, que ese día tampoco conseguirá trabajo.

Maricarmen está jubilada, y aunque tenía miedo de aburrirse, puede estar tranquila porque no es el caso. Su hijo y su yerna trabajan mucho, no les cabe otra, y es ella la que cada día recoge a sus dos nietas en la ikastola y les da de comer. Ah! Y en vacaciones o días de huelga con ella, con quién mejor que con la amona.

Historias, reales o ficticias, historias reales y ficticias. De mujeres valientes, luchadoras, sacrificadas, generosas y explotadas… sobre todo explotadas.

El sistema político de hoy en día no solo no combate, sino que con sus políticas económicas y sociales impulsa la explotación y vulneración de derechos básicos de la mitad de la población mundial, de nosotras, las mujeres. Un sistema de desigualdades políticas, económicas e ideológicas.

Porque más allá de las buenas palabras, de lo políticamente correcto nos siguen matando, violando, apalizando, pagando menos por el mismo trabajo, obligándonos a llevar el peso de los cuidados de menores y ancianos, mandan sobre nuestros cuerpos y nuestras identidades de género… sí, ellos mandan, y nosotras obedecemos… Nosotras qué???

Nosotras nos queremos, nos queremos vivas, alegres, felices, libres… Y en esa lucha lleva décadas el movimiento feminista, también en Euskal Herria. Gracias a esa lucha se han dado avances… pero no es suficiente. Tenemos que seguir luchando, reivindicando y denunciando esta injusticia.

El próximo 8 de marzo tenemos una nueva oportunidad para ello. El pasado 8 de marzo en muchos países del mundo se celebraron huelgas de mujeres, este año las mujeres de Euskal Herria queremos trabajar ese reto. Más allá de una huelga laboral, hablamos de una dejación de todo tipo de trabajo, remunerado o no, que desarrollamos las mujeres cada día. En el ámbito de la enseñanza, el consumo o los cuidados especialmente.

Un reto, un punto de encuentro, de lucha y de superación. Queremos sacar a la calle todo ese trabajo que hacemos en lo privado. Porque si paramos nosotras se para el mundo… decidimos parar, para seguir caminando!!

 

Entzun
“Unibertso paraleloak” -Koldo Alzola-

“Unibertso paraleloak” -Koldo Alzola-

 

 

Lehengo batean euskaltegiko ikasleekin solasean batek galdetu zidan ea Alfred Hitchcock-en zalea ote nintzen. Hasieran harritu egin nintzen bere kezkaz, baina berehala jabetu nintzen kamisetako paparrean serigrafiatuta neraman Mikel Laboaren erretratuaz itauntzen ari zitzaidala. Galdetzaileak ez zuen, nonbait, arrastorik Donostiako bardoa nor zen; elementu erabat arrotza baitzen bere erdal ekosisteman. Ordura arte uste nuen tarte handi batek banatzen zituela bere mundua eta nirea, baina ditxosozko hanka sartzetik aurrera ohartu nintzen mundu ez, unibertso ezberdinetan bizi ginela, espazioa eta denbora partekatzen duten bi unibertso ezberdinetan. Baliteke, baina, bi unibertso horiek banatzen dituen muga, nolabait, iragazkorra izatea; baina, hala bada, norabide bakarrean baino ez da; izan ere; euskararen mikrokosmoseko biztanleok, elebidunak garenez, erdal makroespazioan gertatzen denaren berri ere badaukagu. Aldrebesko interesa, ordea, nekezago gertatzen da.

Hala ere, gutxitan, baina batzuetan, gerta daiteke unibertso paralelo horietako konstalazioetan biraka dabiltzan argizagien arteko elkarreragina. Iragan igandean ikusi ahal izan genuen. Anoetako futbol zelai gainean, une batez, bi astrok bat egin zuten. Batetik, erdal makrokosmoseko izen argitsuena, Leo Messi; bestetik, euskal unibertso txikiko izar disdiratsuenetako bat, Maialen Lujanbio. Lehena, galtza motzetan baloi baten atzetik korrika ibiltzeagatik planeta osoan ezaguna; bigarrena, hitzak maisutasunez josteagatik euskaldunon artean mirestua. Hernaniarra Erreala eta Bartzelonaren arteko norgehiagokan ohorezko sakea egitera gonbidatu zuten. Orduantxe eman zion bostekoa jokalari argentinarrak, adeitasun hutsagatik, bertsolari txapelduna nor zen ere jakin gabe, ia segurtasun osoz. Anekdotaren lekuko izan diren euskaldunen artean ez da izango aurrelari blaugrana nor den ez dakienik; aitzitik, ikusle erdaldun askok harriduraz galdetuko zioten euren buruari nor ote zen Messiren ondoan kantari ari zen neska hori. Erruki diet erreferente bakartzat esfinterren kontrola galdu gabe bi hitz nekez lotu zitzakeen futbolaria daukatenei, eurena baino askoz unibertso aberasgarriagoa ari dira galtzen oharkabean.

Koldo Alzola

Entzun
“Nerabezaroa bigarrenez” -Blanca Urgell-

“Nerabezaroa bigarrenez” -Blanca Urgell-

Semea eta biok gaur berandutxo irten dugu etxetik. Hamaiketako bokatak ipini dizkiot, baina gosaltzeko hartzen duen soja-esne katilua ez. “Ez du inporta, ama. Gailetak hartu ditut” esan dit kotxean sartzerakoan. Berandutxo ibili gara busera heltzeko eta, hala ere, pozik geunden biok, elkar zaintzen, elkarri begi irrifartsuez maite-maite egiten.

Bart ez geunden horrela. Arratsaldea elkarrekin eman genuen erosketak egiten eta, hasieran pozik eta farrez ibili baginen ere, une batetik aurrera giroa zaildu eta azkenean usteldu egin zen. Gure arteko harremana bide zuzenetik atera eta haserrearen bidezidorrean barna sartzen denean, zaila da atzera egitea. Hitzarmena egin dugu batak bestea frenatzeko halakoetan, baina atzo argi frogatu zen entrenu gehiago behar dugula.

Dena dela, ez zen hain gaizki joan. Gogorra izan zen aurrez aurrekoa, gero eta gogorragoa bihurtzen ari da, baina aldi berean gero eta argiago dut ez dela ezer pertsonala, ondo-ondo ezagutzen zaituenak bakarrik aurtiki ditzakeen geziak, pozoiz beteak, bihotzerainokoak heldu bazitzaizkidan ere.

Haserraldi horietan semeak argi uzten dit gorroto nauela. Gero eta argudio hobeago eta sofistikatuagoekin. Ordea, aitor dezadan ez didala egiten neuk neure garaian amari egin niona baino ezer handiagorik, semea ni izan nintzena baino oraindik argudiotan hobea izatea ez bada. 

Edonola ere, nire lagun minak lehengo batean esan zidan kontsolatu nahiz psikologo bati hauxe entzun ziola, alegia, ezin hobea dela seme-alabek gurasoa gorrotatzea, beren garapen psiko-afektiboa ondo doalako seinale dela, gugandik askatu behar horretan.

Google-n “mi hijo me odia” ipini eta 5.050.000 emaitza inguru daudela ikusi dut. “Qué hacer cuando un hijo te rechaza” bezalako lotura erakargarriak ikusi ditut lehen pantailan. Gero “semeak gorrotatzen nau” ipini dut, eta lehen lekuan ARGIA aldizkariaren elkarrizketa bat atera zait, Thierry Biscary musikariarena. Bigarren lekuan, aldiz, Euskaltzaindiaren arau baten pdf-a, “Izen sintagmen arteko juntadura dela eta” zehazki. 

Benetan esaten dizuet jainkoei eskerrak eman dizkiedala euskalduna izateagatik. Eta instant horretantxe den-den-den-dena  ulertu dudala.

 

“Patriarcalitest” -Amancay Villalba-

“Patriarcalitest” -Amancay Villalba-

Del dicho al hecho va un trecho. A veces va un trecho muy largo y otras veces el trecho es más corto. Bien lo sabemos en nuestras organizaciones y movimientos sociales, porque ambicionar y defender un ideario no significa que consecuentemente siempre lo pongamos en práctica en nuestras actividades, en los quehaceres diarios, en las propias asambleas… en definitiva, en nuestra realidad cotidiana.

Nos definimos como anticapitalistas, ecologistas, antifascistas, decrecentistas, antimonárquicas, asamblearistas, internacionalistas, euskaltzales. Nos posicionamos a favor de la autogestión, de la okupación, de la soberanía alimentaria, del km 0, del consumo local y consciente, de la economía social y solidaria. Nos levantamos en contra del racismo, del sectarismo, del heteropatriarcado, de la homofobia, en contra de las desigualdades, de los opresores y de las estructuras que lo sustentan.

Algunas, además, gritan a los 4 vientos que son trans, queer, cis, veganas, vegetarianas, antiespecistas, republicanas, independentistas, marxistas, libertarias, socialistas, ecosocialistas, anarquistas, anarcosindicalistas, autónomas…

Sabemos lo que no queremos ser, aquello que Amaia Pérez Orozco define como el BBVA: blanco, burgués, varón, adulto, que conoce sus privilegios y los practica. Y sobre todo y ante todo, somos feministas. Feministas con mayúsculas, constructoras de sororidad, firmes defensoras de la igualdad entre hombres y mujeres y en nuestras organizaciones hombres y mujeres tienen mismos deberes, misma visibilidad, mismas oportunidades.

Tenemos idearios completos y complejos, pero: ¿cómo actuamos en nuestros grupos? ¿tenemos prácticas coherentes con aquello que decimos ser o defender? He aquí uno de los grandes retos de nuestros colectivos, una de las cuestiones que frecuentemente suele salir cuando hacemos valoración… Esto mismo se han preguntado en ecologistas en acción, centrándose específicamente en lo que a perspectiva feminista se refiere… y para tratar de resolverlo con un tono lúdico han creado el “patriarcalitest”.

Tal y como ellas mismas lo definen, “el patriarcalitest es una herramienta para usar en colectivo, que pretende facilitar un análisis feminista del funcionamiento de nuestros grupos, partiendo de un autodiagnóstico y ofreciendo algunas estrategias para mejorar aquellos aspectos que se puedan y/o quieran mejorar”.

El patriarcalitest juega a simular los prospectos de los medicamentos, con cuatro grupos de preguntas sobre los que reflexionar: sobre el funcionamiento de las asambleas, los eventos y actos que se organizan, los temas que se tratan y formas de protesta, el reparto de tareas y la relación entre las personas del grupo.

  • ¿Argumentos defendidos a gritos?
  • ¿Venas hinchadas y hombres al borde de la angina de pecho?
  • ¿Tecnicismos que solo entendería un concursante de Saber y Ganar?
  • ¿Escasa participación y menos aún de nueva incorporación?
  • ¿Risitas o negación cada vez que surgen cuestiones de género?
  • ¿Te sientes la mujer invisible y no eres de los cuatro fantásticos?
  • ¿Tu participación ha pasado sin pena ni gloria después de prepararla 10 horas?
  • ¿Cansada de esperar turno y no saber cuándo lanzarte al ruedo escuchando siempre a lxs mismxs?
  • ¿Te ves forzada a tener que reproducir el rol autoritario masculino para ser escuchada y valorada?

Si alguna vez te has visto reflejada en esas situaciones, el patriarcalitest, te interesa.

No seré yo quien tire la primera piedra, pero al menos, está bien reconocernos nuestras propias incoherencias, identificarlas y trabajar sobre ellas ¿jugamos?

Entzun
“Todos los derechos para todas las personas” -Plataforma por los Derechos Sociales-

“Todos los derechos para todas las personas” -Plataforma por los Derechos Sociales-

Ante la situación de tensión social existente instamos a las personas vecinas de Gasteiz, a los diferentes colectivos de la ciudad que defienden los derechos de las personas y a los medios de comunicación, a trabajar de manera conjunta esta situación con objetividad, responsabilidad y rigor.

Desde la Plataforma por los Derechos Sociales de Gasteiz, queremos mostrar nuestra preocupación por la situación generada en torno a la familia M.C., tras conocerse su traslado a Astegieta.

Compartimos la preocupación expresada públicamente el pasado 15 de diciembre por 52 ciudadanas y ciudadanos de Gasteiz.

Por otro lado queremos aportar algunas reflexiones que, desde esta Plataforma, nos parece importante resaltar:

En primer lugar, consideramos que en el origen de esta situación han confluido, al menos, dos factores de extrema gravedad:

1. La irresponsabilidad, dejadez e inacción del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, así como del resto de instituciones con competencias en materia de convivencia, intervención y mediación, durante estos 16 meses, han sido factores importantes para el enquistamiento de este conflicto.

El Ayuntamiento no puede eludir sus responsabilidades dejando a esta familia, pero también a barrios y pueblos, en una situación muy compleja y abocada al enfrentamiento vecinal. La falta de criterios claros de intervención así como el evidente deterioro de los diferentes servicios y recursos sociales no han hecho otra cosa que magnificarlo.

No se nos escapan las importantes luchas que están desarrollando, en estos últimos meses, las personas que trabajan en estos servicios para que el deterioro se pare y que se dignifiquen los servicios que prestan. Las instituciones son responsables y deberían tener los recursos necesarios para garantizar la cohesión social.

2. Un sensacionalismo mediático, totalmente falto de rigor periodístico que, con especial virulencia, subjetividad e intención han apadrinado la línea editorial de algunos de los periódicos más influyentes de nuestra ciudad.

Frente a la necesaria objetividad en las informaciones difundidas y la también necesaria responsabilidad en la búsqueda de espacios de encuentro, ha primado el sensacionalismo así como la difusión y amplificación de aquellas opiniones que incitan al odio y/o priman el miedo (algunas redes sociales y periódicos electrónicos son una buena muestra de ello).

Han pretendido que la ciudadanía tenga miedo y que nos dejemos llevar por el odio. Por desgracia, en buena medida lo han conseguido. Hoy una gran parte de la sociedad vitoriana ha estigmatizado a esta familia y tiene miedo a tenerla como vecinos.

Es en este contexto de irresponsabilidad institucional e intoxicación mediática, es donde se ha generado la respuesta vecinal a la familia M.C. Se inició en Abetxuko, siguió con el bulo de su alojamiento en Salburua y ha continuado en Astegieta en cuanto le ha sido adjudicada una vivienda de protección oficial en esta localidad.

En opinión de esta Plataforma, a estos vecinos les asiste el derecho de tomar posesión de la misma y consideramos muy grave la irrupción y destrozo de la vivienda adjudicada.

Ante la situación de tensión social existente instamos a las personas vecinas de Gasteiz, a los diferentes colectivos de la ciudad que defienden los derechos de las personas y a los medios de comunicación, a trabajar de manera conjunta esta situación con objetividad, responsabilidad y rigor.

A las instituciones concernidas y especialmente al Ayuntamiento de nuestra ciudad le exigimos que actúe ya, y le pedimos:

-La recuperación inmediata del Servicio de Mediación del Ayuntamiento. Este servicio existió hasta el 2011 y se extinguió con la excusa de los recortes achacados a la crisis. Es necesaria la puesta en marcha del servicio de manera urgente, con un funcionamiento eficaz, práctico, participativo, permeable, flexible y adaptado a las necesidades y situaciones prácticas que se están dando en Gasteiz.

-Que el Elkargune de convivencia tenga una incidencia activa en este tipo de situaciones. Que no se quede en un plano teórico-técnico, que, siendo necesario, no es suficiente si no generan los recursos, apoyos, medidas concretas y herramientas prácticas que puedan ser aplicadas ante este tipo de situaciones.

“Extrema derecha” -Juan Ibarrondo-

“Extrema derecha” -Juan Ibarrondo-

Este pasado otoño, en los cursos sobre conflictos internacionales que imparto anualmente, hemos tratado el tema del ascenso de la extrema derecha en Europa y los EEUU.

Una  de las características de este fenómeno es su extrema versatilidad, es decir su capacidad para adaptarse a distintas situaciones y lugares.

Por ejemplo,  hay movimientos de extrema derecha unionistas, como en España o en Irlanda del Norte, o separatistas como la Liga Norte en Italia o la extrema derecha flamenca, los hay integristas religiosos como en Polonia, o radicales liberales como en Holanda…

Sin embargo, todos tienen algunos elementos comunes. Su origen, que no es otro que los graves desajustes y conflictos causados por las políticas neoliberales; y sus principales caladeros, que se encuentran casi siempre entre sectores de clase media empobrecida: en las periferias urbanas marginadas o en las zonas rurales abandonadas a su suerte.

La extrema derecha medra con  la creación de un culpable ante esta situación,   que suele ser el emigrante pobre, minorías marginadas como los gitanos, o el pobre asistido por el Estado…; sectores que según ellos estarían excesivamente protegidos por los que llaman “buenistas”, en  supuesto agravio comparativo con  los honrados trabajadores nativos.

Xenofobia, racismo (o diferencialismo, que no es otra cosa que su denominación políticamente correcta) y aporofobia (La fobia a los pobres) son,  por tanto, señas de identidad muy generalizadas entre todos estos grupos;  a las que habría que añadir la seguridad entendida como valor supremo y las políticas del miedo,  que a menudo se articulan en forma de  vecinalismo reaccionario, en ocasiones violento y parapolicial.

Estas ideas pueden anidar en los partidos de la derecha tradicional (o incluso en la izquierda más sistémica) o bien pueden constituirse como alternativas electorales a los partidos tradicionales.

Aunque algunos de sus componentes más radicales puedan parecer antisistema, en su inmensa mayoría no lo ponen en cuestión, y de alguna manera son funcionales a éste, pues constituyen una válvula de escape al malestar provocado por las políticas neoliberales sin cuestionarlas.

En Euskalherria, durante mucho tiempo, nos hemos creído inmunes a esta epidemia, a pesar de que cada vez se ven más situaciones que corresponden a las características que hemos señalado.

De manera, que más valdría prevenir que confiarnos, estableciendo un cordón sanitario que evite el contagio antes de que los síntomas se conviertan en enfermedad y ya sea demasiado tarde.

Juan Ibarrondo

Entzun
“Ondarearen xarma eta madarikazioa” -Jaione Agirre-

“Ondarearen xarma eta madarikazioa” -Jaione Agirre-

2018. urtea Ondarearen Urte izendatu dute Europar Batasunetik (horrela, dena maiuskulekin).
Antza, horrek esan nahi du ondarea bereziki zaindu, babestu eta zabaldu behar dugula aurten
eta ondarearekiko interesa sustatu.
Konturatuko zineten honezkero, ez ditudala oso gustuko egun eta urte berezi hauek. Agian nire
kontua da, baina aspektu zehatz hori sustatu eta indartu ordez, iruditzen zait, itxurakeria
kontua baino ez dela eta normalean oso utzita egoten diren gaiak bultzatzen eta babesten
ditugula plantak egiteko baino ez dela. Ze majoak garen guztiok euskararen aldeko hainbat
egunetara goazelarik (ala kalimotxoaren alde zen?), baina gero urte guztia erdaraz aritzen
garela! Ba, honekin berdin.

Turismo kulturala oso modan dago, baina gero hirigune historiko batean igogailu bat
jartzegatik arkitektoak proiektuarengatik eskatu duen % 10 eskatzen duenean arkeologo
profesional batek (ikasketa eta prestaketa beretsukoa), diru asko iruditzen zaigu (erakundeek
eurak ere,horren erdiaren dirulaguntza ematen dutenez, erregateoan aritzen direlarik) eta hori
landa lana baino ez zaiola ordaintzen kasik (geroko laborategi eta dokumentazio lana kanpo
geratzen da gehien-gehiena, alegia, informazioa prozesatzeko ezinbestekoa den fasea).
Kulturako aurrekontuak ez dira apenas igo krisitik atera omen garen urte honetan. Ignacio
Aldecoa Kultur Etxeak liburuak erosteko krisiaren aurretik zeukan arrekontuaren erdia izaten
jarraitzen du. Ez dezagun ahaztu nola dabiltzan osasun zerbitzuak, lanez gainezka eta itxaron
zerrenda luzeekin, baina erakundeak prest daude milioi pila bat euro gastatzeko Bilbotik
Donostiara ordu erdian joan ahal izateko AHTan (zeintzuk eta ze preziotan ez dakigun arren).
Ba, hori, Ondare Urte Berri on denori!

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies