Hezkuntza  aldapan  gora

Hezkuntza aldapan gora

Aurreko ikasturtean mugimendu asko eman ziren unibertsitatez kanpoko hezkuntza publikoan. Irakasleek eta bestelako langileek mobilizazio ugari egin zituzten «euskal hezkuntza publiko duin» baten alde. Egunak aurrera egin ahala, Cristina Uriarte Hezkuntza Sailburuak ez zuen negoziatzeko asmorik agertu. Hori dela-eta, erantzun gisa, greba hautatu zuen sindikatuen gehiengoak: hiru greba egin zituzten 2016/2017 ikasturtean. Gainera, ikasturte berriaren hasiera ere «mugitua» espero da, tartean abenduaren 12ko greba. Horregatik, Hala Bedik langileen, ikasleen, gurasoen eta sindikatuen iritziak bildu ditu erreportaje honetan.

HALABEDITAROCK  |  Juanrra  KOP:  «Hay  que  ser  coherente  entre  lo  que  dices  en  tus  canciones  y  lo  que  haces  en  tu  vida»

HALABEDITAROCK | Juanrra KOP: «Hay que ser coherente entre lo que dices en tus canciones y lo que haces en tu vida»

El pasado 11 de mayo, el mítico grupo KOP visitó Gasteiz para tocar en el Gaztetxe. Hala Bedi aprovechó para juntar a la Gasteiz Hardcore Crew con la banda catalana. Esta nueva edición de HalaBeditaROCK cuenta con Juanrra KOP como protagonista, quien hablará en profundidad sobre diferentes temas: su relación con Gasteiz, la evolución y la coherencia en el panorama musical y cultural, la situación política en Catalunya y en Euskal Herria, su último disco ‘Radikal’…


Laura  Curell  (Iridia):  «El  sistema  explota  y  necesita  a  las  porteadoras»

Laura Curell (Iridia): «El sistema explota y necesita a las porteadoras»

El grupo de Hala Bedi que forma parte de la Caravana Mugak Zabalduz ha estado con Laura Curell, compañera de Iridia (Centro por la Defensa de los Derechos Humanos) quien explica que «esta actividad, tan feminizada, es uno de los principales motores económicos de Marruecos: el sistema las necesita y las explota». En un informe de Iridia se recoge que «mientras sustenta el comercio atípico que genera cerca de 1.000 millones de euros anuales en Ceuta y Melilla», las porteadoras trabajan en una situación de «mayor fragilidad».


REPORTAJE

Porteadoras: desde los márgenes, son el eje de la economía fronteriza. Violencia estructural en la Frontera Sur

 

‘Las porteadoras son trabajadoras’ es uno de los lemas que acompañan a la Caravana a Melilla Mugak Zabalduz. Se refiere a uno de los sectores más invisibilizados en la vulneración de los derechos humanos en la Frontera Sur.  Mujeres situadas en los márgenes de un sistema que las explota, y al que, sin embargo, sostienen económica y socialmente.

Usando la definición de la APDHA (Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía) «las porteadoras son mujeres marroquíes, de entre 35 y 60 años, que se desplazan desde zonas fronterizas de Marruecos hasta Ceuta y Melilla para transportar mercancías que compran en los polígonos comerciales de esas ciudades autónomas (Lidl y Eroski en el caso de Ceuta), o transportar fardos, en ocasiones sin conocer el contenido, que venden o entregan a clientes al otro lado de la frontera. El hecho de que las porteadoras saquen la mercancía sobre su espalda o en sus manos (hasta 90 kilos) responde a la legislación marroquí sobre tráfico aduanero. Para el reino de Marruecos, todo lo que una persona lleva encima suya, sin limitación de peso, se considera equipaje de mano y, por tanto, en el caso de existir aranceles aduaneros, no se deberían pagar».

Forman parte junto a las empleadas domésticas y las trabajadoras sexuales de la economía informal o “comercio atípico” que se da en la frontera del sur de Europa y Marruecos

Forman parte junto a las empleadas domésticas y las trabajadoras sexuales de la economía informal o ‘comercio atípico’ que se da en la frontera del sur de Europa y Marruecos, en lo que se refiere a trabajos feminizados. Detrás de estos eufemismos confluyen varias de las violencias estructurales que sufren estas mujeres: la pobreza, el patriarcado, el capitalismo, los Estados. El último eslabón de un cadena en la que el abuso de poder y la explotación se ejerce desde todos los ámbitos, y sin embargo, la resistencia se demuestra cada día.

Las porteadoras son pobres y tienen sujetos dependientes a su cargo, son sustento familiar, según la representante de la asociación Tawaza (Martil): «Ninguna porteadora trabaja para ella misma, el dinero que ganan es para alimentar a otros». En su mayoría con hijas/os y sin otra entrada económica, viudas o madres solteras, con el desprestigio social que esto supone.

«Ninguna porteadora trabaja para ella misma, el dinero que ganan es para alimentar a otros»

Tienen negado el reconocimiento de su propia condición de trabajadoras, ya que tanto a comisión, como por cuenta propia no tienen contrato ni garantías de seguridad en el tránsito, esto significa que la policía de ambos países puede requisarles la mercancía, cerrarles el paso aleatoriamente o estar sometidas a cualquier tipo de violencia. En estos pasos operan la guardia civil y las Unidades de Intervención Policial (UIP). «Uno de los puntos donde se produce mayor violencia policial es en los pasos desde territorio español a marroquí; los casos de violencia verbal son diarios y las agresiones físicas muy comunes», según el informe publicado en abril de este 2017 por el Centro por la defensa de los Derechos Humanos Irídia, el instituto Novact y Fotomovimiento.  

Hablamos, además, de una frontera ambigua, que tal y como asegura Helena Maleno es una «frontera que se dibuja como una malla permeable que se torna rígida para la inmigración más pobre (aquella que con escaleras se dirige hacia una valla) pero totalmente ligera para la inmigración que es controlada por las redes de trata con fines de explotación». 

En el ejercicio diario otro de los problemas radica en el diseño de los pasos fronterizos, creando situaciones de tensión, amontonamiento, asfixia e incluso avalanchas, que han llegado a provocar muertes. Desde la apertura de los pasos a las seis de la mañana hasta el cierre, las porteadoras intentan atravesarlos el mayor número de veces con el fin de redondear sus ingresos, por cada fardo pueden recibir entre 3 y 5 euros. A esto hay que sumarle el deterioro de su salud, debido a la exigencia física de este trabajo, además al no estar registradas legalmente no tienen derechos de asistencia sanitaria ni prestaciones sociales.

Constituyen el motor económico de la zona fronteriza: la explotación de estas mujeres a las que el propio sistema sitúa en sus márgenes lo sostiene económica y socialmente

El último eslabón de un cadena en la que el abuso de poder y la explotación se ejerce desde todos los ámbitos, y se permite desde todos los actores implicados -Unión Europea, España, Ceuta y Marruecos, ya que es un factor fundamental para el dinamismo económico de Ceuta y Melilla. Del ‘comercio atípico’ viven directamente 45.000 personas, de las cuales el 75% son mujeres; e indirectamente otras 400.000 personas, supone el 30% de las exportaciones. Estas cifras ponen de manifiesto que el trabajo de las porteadoras no es una actividad económica secundaria y de poca trascendencia de la frontera hispano-marroquí, sino que, por el contrario, constituye el motor económico de la zona fronteriza; la explotación de estas mujeres a las que el propio sistema sitúa en sus márgenes lo sostiene económica y socialmente, de hecho, Ferrer-Gallardo (2012) afirma que el comercio atípico es tolerado por el impacto económico positivo que recae sobre la región.

Performance  de  Mujeres  Contra  la  Guerra  en  Gasteiz

Performance de Mujeres Contra la Guerra en Gasteiz

Tras la experiencia de la Caravana a Grecia, en el verano del 2016, y bebiendo de los antecedentes de un grupo de mujeres israelíes que en 1988 comenzaron a concentrarse en Jerusalem para protestar contra la ocupación de Palestina, un grupo de mujeres contra las guerras echó a andar en Gasteiz. El pasado viernes 7 de julio realizaban una performance durante una de sus movilizaciones contra la guerra.


El objetivo del grupo Emakumeok Gerraren Aurka / Mujeres Contra la Guerra este colectivo es «ir más allá de la solidaridad porque también es necesaria una reflexión sobre el expolio de recursos a otros pueblos y nuestras sociedades de consumo». Según denuncia este colectivo, «la producción de armas en Euskal herria está oculta, invisible, pero existe», y por ello quieren romper «el ensordecedor silencio», señalando a las empresas e instituciones vascas implicadas en la industria militar.

Del mismo modo, realizan concentraciones los primeros y terceros viernes de cada mes a las 19.30 en el cruce de las calles Postas y Dato. Y las principales reivindicaciones de este grupo se recogen en tres puntos: contra las guerras, por una Euskal Herria libre de producción militar y contra el expolio a los recursos de otros pueblos para «nuestro caprichoso buen vivir».

Desobeditzen  jarraitzeko  deia  egin  dute  Mozal  Legearen  bigarren  urteurrenean

Desobeditzen jarraitzeko deia egin dute Mozal Legearen bigarren urteurrenean

Larunbatean, uztailaren 1ean, Mozal Legea indarrean sartu zenetik bi urte bete ziren. Gasteizen Eleak/Libre mugimenduak deitutako manifestazioa burutu zuen herri mugimenduak, ‘Mozal Legeari ez! Herriak desobedientzia!’ lelopean, aurreko asteetan zehar egindako desobedientzia dinamika ixteko, baina desobedientzia praktikara eramaten jarraitzeko deia eginez.

Hezkuntzan  ematen  den  segregazioa  salatu  du  Gasteizko  Euskal  Eskola  Publikoaren  Aldeko  Plataformak  parodia  baten  bitartez

Hezkuntzan ematen den segregazioa salatu du Gasteizko Euskal Eskola Publikoaren Aldeko Plataformak parodia baten bitartez

Atzo, ekainaren 29an, Eusko Legebiltzarraren aurrean burututako elkarretaratze batean, PNVren, enpresarien eta elizaren arteko kolaborazioa eta hezkuntzan ematen den segregazioa salatu zuen plataformak, parodia baten bitartez.


 

Plataformako kide batek «segregazioaren kontrako borrokan, beste ikasturte bat galdu» dutela salatu zuen, sare publikoaren eta kontzertatuaren arteko aldea «gero eta nabarmenagoa» delako. Gainera, umeen sailkapena «familien maila sozioekonomikoaren, erlijioaren edo jatorriaren» arabera egiten dela azpimarratu zuen.

Azalpen horien bitartean, legebiltzarrean bilduta zeuden indarrek bilera amaitu eta kalera irten ziren, Hala Bediko erreportariaren galderei erantzuteko. Iñigo Urkulluk gure hezkuntza sistemaren osasuna «inoiz baino hobea» dela adierazi zuen; bestalde, poz-pozik agertu zen apaiza «ebangelizazioa aurrera doalako»; azkenik, enpresaria ere poz-pozik agertu zen, «Con esta unión no nos para ni Dios» adierazi zuelarik.


Bideoa gaztelaniazko azpitituloekin:

Ekainaren  28an  LGTBIQ+  harrotasuna  Gasteizko  kaleetan

Ekainaren 28an LGTBIQ+ harrotasuna Gasteizko kaleetan

Ekainaren 28an, LGTBIQ+ Harrotasun Egunaren harira, egun osoan zehar Gasteizko kaleak kolorez bete ziren askapen sexualaren eta desobedientziaren alde, ‘Heteropatriarkatua desobeditu, plazerez blaitu. Es un placer desobedecer’ lelopean. Mugimendu feministak deituta, eguerdian bazkaria eta arratsaldean murala egin zituzten Hala Bedi Tabernan. Honen ostean, kalejira abiatu zen Andra Mari Zuriaren plazara, eguneko manifestazio nagusira.

Desobedientzia  dinamika  abiatu  dute  Mozal  Legearen  bigarren  urteurrenaren  atarian

Desobedientzia dinamika abiatu dute Mozal Legearen bigarren urteurrenaren atarian

Uztailaren 1ean bi urte beteko dira Hiritar Segurtasunerako Legea edo ‘Mozal Legea’ indarrean sartu zenetik. Egun horretan, manifestazioa deitu du Eleak Mugimenduak Gasteizen, ‘Mozal Legeari ez. Herriak desobedientzia!’ lelopean eta herri mugimendu ezberdinekin elkarlanean. Gainera, desobedientzia dinamika abiatu dute guzti honen harira, mobilizazioaren aurreko asteetan zehar ekimen gehiago iragarriz.

Dinamika honen lehenengo geltokia ekainaren 14ko goizean izan zen Eusko Legebiltzarrean. Bertan, ekintzaile talde batek mobilizaziora deitzeko pankarta bat kokatu zuen Legebiltzarreko hesian. Horrekin batera, Mozal Legearen artikulu ezberdinekin egindako paperezko hegazkinak bota zituzten barrura, instituzio honen ardura salatzeko. Izan ere, 2015 eta 2016 urteetan zehar, «Mozal Legea 8.087 aldiz aplikatu dute EAEn», ekintzaileek azaldu dutenez. Horretaz gain, 2016ko ekainaren 22an, legebiltzarraren ordezkaritza politikoaren gehiengoak Mozal Legea ez aplikatzeko konpromisoa hartu zuen arren, ordutik 2016. urte amaiera arte «2.857 aldiz» aplikatu zutela ohartarazi dute.

Uztailaren 1eko bezperetan, desobedientzia dinamikarekin jarraituz, Gasteizko Alde Zaharreko Kutxi kaleko lokal huts baten fatxadan mural bat egin dute, larunbatean 18.30ean Gasteizko Bilbo plazatik irtengo den manifestaziora deitzeko.


BIDEOAK

Mozal Legearen aurkako ekintza Eusko Legebiltzarrean:


Mozal Legearen kontrako manifestaziora deitzeko murala Alde Zaharrean:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies