Desde el pasado fin de semana, diferentes portadas de periódicos han resaltado unos incidentes que ocurrieron en un local nocturno junto a la estación de tren de Gasteiz. Sin embargo, ha pasado desapercibida la actuación de la Ertzaintza, una actuación denunciada por las personas detenidas.

Una mujer de 57 años, por ejemplo, acudió sobre las 04:00 horas a la discoteca para seguir con la celebración hasta que cerró el local dos horas después. Según ésta, al salir de la discoteca se encontraron con numerosos agentes de la Ertzaintza, uno de los cuales la empujó cuando se cambiaba los zapatos en la calle.

Cayó, se golpeó y perdió el conocimiento. Así lo ha denunciado frente a los medios de comunicación. Es más, al interceder sus hijos, los agentes les golpearon repetidamente con las porras y también se escucharon insultos racistas. “Estaba sangrando, y el agente me preguntó: ¿Y qué vas a hacer ‘sudaca’?”, denuncia.

Finalmente, de acuerdo con su versión, la mujer, su hija y una sobrina fueron trasladadas a la comisaría de la Ertzaintza donde permanecieron hasta las 20:00 horas del domingo, sin atención médica a pesar de su estado. A las denuncias ante el Juzgado, se añaden los partes médicos emitidos por el hospital de Txagorritxu al que acudieron al quedar en libertad. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies