Hablamos con Iker Arostegi, compañeros de Elkartzen, sobre los presupuestos de la CAV en aspectos tan importantes como la vivienda y el reparto de la riqueza.
Os adjuntamos el análisis que han realizado desde el colectivo

Un analisis crítico de los presupuestos 2018 de Hego Euskal Herria en el apartado de vivienda

LOS PRESUPUESTOS DEL 2018, SON PAPEL MOJADO, SIGUEN SIN RESPONDER A LOS OBJETIVOS QUE PROCLAMAN LOS PARTIDOS EN EL GOBIERNO ¿DERECHO AL USO DE UNA VIVIENDA? UN DERECHO NEGADO DE FACTO POR UNOS PRESUPUESTOS ANTISOCIALES.

Los presupuestos son un instrumento clave para repartir la riqueza y garantizar a todas las personas los mínimos necesarios para vivir con dignidad. Desde los diferentes gobiernos se nos dice que los presupuestos son los más sociales posibles, cuando la realidad nos demuestra que la verdadera participación del gasto social directo realizado por las instituciones públicas de Hegoalde se va hundiendo paulatinamente.

La recaudación de las distintas Administraciones es absorbida año tras año por el Cupo y el Convenio, el pago de la deuda y el propio mantenimiento burocrático del sector público, ya que su principal objetivo es rebajar el déficit y la deuda, todo ello en cumplimiento de la ley “estatal” de Estabilidad presupuestaria y Sostenibilidad financiera.

Si comparamos con las partidas destinadas hace 10 años a vivienda, los recortes han sido abrumadores. En 2018 el gasto en la Viceconsejería de Vivienda del Gobierno Vasco (incluidos todos los gastos de personal y funcionamiento de la Administración Pública) es de 126,90 millones de euros, cuando en 2009 fue de 217,40 millones, esto es 90,50 millones menos que en 2009. En Nafarroa en 2018 se destinan 61,30 millones de euros, mientras que en 2008 se destinaron 273,88 millones de euros, esto es 212,58 millones de euros menos.

Ambos Gobiernos nos están transmitiendo durante años la necesidad de priorizar el alquiler y social  frente a la venta, pero no lo practican, la presencia del alquiler sigue siendo muy reducida respecto a la Unión Europea.

Según la evaluación de los Planes de Vivienda anteriores, las viviendas protegidas en venta han superado ampliamente las expectativas iníciales (117,7%), mientras tanto el arrendamiento protegido apenas llega a la cuarta parte (12,8%). ¿A esto le llaman promocionar el alquiler?

NASUVINSA como ETXEBIDE  aseguran a los propietarios de viviendas vacías que alquilen sus viviendas una renta mensual 550€ en Nafarroa y de 525€ en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, en el Plan Director de Vivienda 2018-2020 se contempla un incremento a 600€. Este dato contrasta  con el precio máximo de 250€ que se destina  a las personas necesitadas de vivienda que alquilan una vivienda libre (PCV o Prestación Complementario de Vivienda).

La dotación a vivienda en 2018 en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa es poco más de la mitad que en 2009, esto es se van a destinar 90,50 millones de euros menos.

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

217,40

182,60

123,00

146,20

125,65

107,10

99,80

108,90

121,70

126,90

0,33%

0,27%

0,18%

0,22%

0,19%

0,16%

0,14%

0,15%

0,16%

0,16%

En Nafarroa, se van a destinar 14,6 millones de euros menos que en 2009 para subvenciones en materia de vivienda (descontados los gastos de personal y funcionamiento).

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

Subvenciones para arrendatarios de vivienda

4,5

5,4

5,0

9,6

10,4

12,3

11,7

12,1

12,7

13,6

Subvenciones y subsidios para actuaciones en vivienda

50,3

55,2

53,8

68,1

33,6

36,0

24,9

19,3

25,4

26,6

Total actuaciones en vivienda

54,8

60,7

58,8

77,7

44,0

48,3

36,6

31,4

38,1

40,2

% PIB

0,30

0,33

0,31

0,42

0,24

0,26

0,19

0,16

0,19

0,20

En los ejes de actuación del Plan Director de Vivienda 2018-2020 (2.3.3) se marca como objetivo la “Asignación de la Prestación Económica de vivienda en los casos en que no sea posible adjudicar una vivienda protegida garantizando la inclusión de los colectivos sociales actuales destinatarios de la PCV y ampliándolos con los nuevos colectivos que accederán al DSV“.

Esperemos, que como indican, se respeten los derechos de las actualmente perceptoras de la PCV (prestación complementaria de vivienda), en caso contrario muchas personas se quedarán sin ayudas al alquiler, lo que supondrá una mayor precarización de la población.


Acceder a una vivienda nos lleva la vida, consigamos la vivienda o no la consigamos

Con el poder adquisitivo del que disponemos la clase trabajadora de este Pueblo, es imposible comprar un piso, necesitaríamos entre 75 y 105 años para poder hacerlo. Y también lo es alquilar una vivienda, ya que la media de nuestra capacidad de endeudamiento mensual es de 395€ € mensuales y la renta media de alquiler de vivienda libre se sitúa en el 3.trimestre del 2017 en 880€.

En el caso de las personas entre 18 y 34 años el problema del acceso a la Vivienda es demoledor, el salario actual debería ser incrementado un 122,8% para poder acceder a una vivienda de alquiler libre. Esta situación se agrava en el caso de las mujeres ya que su salario debería ser incrementado en un 143,3% y en el caso de las personas más jóvenes entre 18 y 24 años ya que sus salarios deberían aumentar un 245,10%. Además, los datos demuestran que es más costoso acceder a una vivienda en alquiler que a una vivienda libre en propiedad, aunque las dos opciones sean imposibles. Motivo más que suficiente para volver a EXIGIR la intervención pública para que las rentas del mercado libre se limiten.

En Nafarroa, aunque el presupuesto anual de gastos por persona ha descendido, debido a que los salarios también lo han hecho, el gasto de vivienda ha aumentado (de 2007 a 2016) en 4,1%.

El precio del m2 para viviendas de Protección Oficial y Sociales ha incrementado 30,99% desde 2007. En contraste con la caída de precios en la vivienda libre, lo que reduce la distancia existente en el precio de la vivienda protegida y libre.

Los últimos informes demuestran una recuperación, esto es una subida  del precio de la vivienda ya de por si inaccesible para miles de personas. Y la clase política aplaude esta subida, favoreciendo a las constructoras y propiedad privada. ¿Y todo por qué? Porque no consideran la vivienda como una necesidad de las personas, sino como un bien con el que se puede especular.

Mientras tanto, continúan recortando los presupuestos destinados a vivienda, y no hacen nada efectivo para incluir la cantidad de vivienda vacía existente en un Parque Público de Alquiler Social.

En HEGOALDE el parque total de viviendas es de 1.326.203, de las cuales 188.668 viviendas se encuentran vacías o infrautilizadas, lo que supone un 14,22% del parque total. La optimización de esas viviendas y su puesta a disposición de las personas necesitadas, supondría sin duda la definitiva solución a la problemática de vivienda, y la grave situación que padecen miles de personas. La no actuación en este sentido demuestra que los Gobiernos de Nafarroa y la CAV anteponen los intereses privados a la necesidad de vivienda de miles y miles de personas.

La triste realidad es que miles de personas no pueden acceder a una vivienda digna, y otras que lo consiguieron en su día siguen siendo desahuciadas, en el periodo 2013-2016 en Hego Euskal Herria se han producido 1.628 lanzamientos, este dato es mucho mayor si se tiene en cuenta que muchos desalojos se dan por incapacidad de pagar el alquiler.

PARA HACER FRENTE A LA PRECARIZACION SOLO NOS QUEDA LA ORGANIZACION Y LA LUCHA

Los presupuestos de 2018 no van a repartir la riqueza de una manera más equilibrada, no van a garantizar unos servicios sociales públicos y de calidad, ni van a garantizar los derechos sociales básico. Especialmente en el caso de vivienda, ya que a pesar de que miles de personas necesitadas de vivienda no pueden acceder a ella si no se da la intervención del sector público, en materia presupuestaria, se renuncia a garantizar el acceso a una vivienda y se apuesta por la privatización del alquiler social, primando lo privado frente a lo público. La vivienda es de hecho un derecho negado de facto por unos presupuestos antisociales y no participativos.

La vivienda es un derecho social, por tanto debe quedar fuera de la lógica de mercado. Hay que terminar con el urbanismo salvaje, construir más no soluciona el problema de la vivienda, al contrario, ha sido el motivo que nos ha traído a la grave situación actual. La vivienda vacía es un despilfarro social, económico, ecológico y del territorio.

Hay que utilizar la vivienda vacía, para crear un Parque Público de Vivienda en Alquiler social, gestionado por la administración pública y contando con la participación de la sociedad. Hay que establecer un límite a los precios que se cobran por los alquileres tanto a los protegidos como a los del mercado libre. Para Elkartzen, el precio de los alquileres en ningún caso debería superar el 15% de los ingresos de la persona o personas inquilinas.

Por todo ello, exigimos la participación social en la elaboración y toma de decisiones de los presupuestos, para que así respondan a las verdaderas necesidades de las personas. Tenemos que organizarnos, luchar y recordarles que nuestros derechos ni se negocian ni se pactan, se respetan y se ponen los medios para garantizarlos. Dinero hay! lo que sobran son LADRONES! Necesitamos políticos valientes que apuesten por destinar ese dinero a las necesidades de las personas.

Hacemos un llamamiento a toda la población a organizarse, a salir a la calle, a movilizarse y luchar por unos presupuestos participativos que repartan la riqueza y aseguren el derecho al acceso y uso de una vivienda digna.


¡LUCHA POR TUS DERECHOS SOCIALES!
¡HAZ FRENTE A LA PRECARIEDAD!
¡TRANSFORMA LA SOCIEDAD!

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies