Ante la situación de tensión social existente instamos a las personas vecinas de Gasteiz, a los diferentes colectivos de la ciudad que defienden los derechos de las personas y a los medios de comunicación, a trabajar de manera conjunta esta situación con objetividad, responsabilidad y rigor.

Desde la Plataforma por los Derechos Sociales de Gasteiz, queremos mostrar nuestra preocupación por la situación generada en torno a la familia M.C., tras conocerse su traslado a Astegieta.

Compartimos la preocupación expresada públicamente el pasado 15 de diciembre por 52 ciudadanas y ciudadanos de Gasteiz.

Por otro lado queremos aportar algunas reflexiones que, desde esta Plataforma, nos parece importante resaltar:

En primer lugar, consideramos que en el origen de esta situación han confluido, al menos, dos factores de extrema gravedad:

1. La irresponsabilidad, dejadez e inacción del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, así como del resto de instituciones con competencias en materia de convivencia, intervención y mediación, durante estos 16 meses, han sido factores importantes para el enquistamiento de este conflicto.

El Ayuntamiento no puede eludir sus responsabilidades dejando a esta familia, pero también a barrios y pueblos, en una situación muy compleja y abocada al enfrentamiento vecinal. La falta de criterios claros de intervención así como el evidente deterioro de los diferentes servicios y recursos sociales no han hecho otra cosa que magnificarlo.

No se nos escapan las importantes luchas que están desarrollando, en estos últimos meses, las personas que trabajan en estos servicios para que el deterioro se pare y que se dignifiquen los servicios que prestan. Las instituciones son responsables y deberían tener los recursos necesarios para garantizar la cohesión social.

2. Un sensacionalismo mediático, totalmente falto de rigor periodístico que, con especial virulencia, subjetividad e intención han apadrinado la línea editorial de algunos de los periódicos más influyentes de nuestra ciudad.

Frente a la necesaria objetividad en las informaciones difundidas y la también necesaria responsabilidad en la búsqueda de espacios de encuentro, ha primado el sensacionalismo así como la difusión y amplificación de aquellas opiniones que incitan al odio y/o priman el miedo (algunas redes sociales y periódicos electrónicos son una buena muestra de ello).

Han pretendido que la ciudadanía tenga miedo y que nos dejemos llevar por el odio. Por desgracia, en buena medida lo han conseguido. Hoy una gran parte de la sociedad vitoriana ha estigmatizado a esta familia y tiene miedo a tenerla como vecinos.

Es en este contexto de irresponsabilidad institucional e intoxicación mediática, es donde se ha generado la respuesta vecinal a la familia M.C. Se inició en Abetxuko, siguió con el bulo de su alojamiento en Salburua y ha continuado en Astegieta en cuanto le ha sido adjudicada una vivienda de protección oficial en esta localidad.

En opinión de esta Plataforma, a estos vecinos les asiste el derecho de tomar posesión de la misma y consideramos muy grave la irrupción y destrozo de la vivienda adjudicada.

Ante la situación de tensión social existente instamos a las personas vecinas de Gasteiz, a los diferentes colectivos de la ciudad que defienden los derechos de las personas y a los medios de comunicación, a trabajar de manera conjunta esta situación con objetividad, responsabilidad y rigor.

A las instituciones concernidas y especialmente al Ayuntamiento de nuestra ciudad le exigimos que actúe ya, y le pedimos:

-La recuperación inmediata del Servicio de Mediación del Ayuntamiento. Este servicio existió hasta el 2011 y se extinguió con la excusa de los recortes achacados a la crisis. Es necesaria la puesta en marcha del servicio de manera urgente, con un funcionamiento eficaz, práctico, participativo, permeable, flexible y adaptado a las necesidades y situaciones prácticas que se están dando en Gasteiz.

-Que el Elkargune de convivencia tenga una incidencia activa en este tipo de situaciones. Que no se quede en un plano teórico-técnico, que, siendo necesario, no es suficiente si no generan los recursos, apoyos, medidas concretas y herramientas prácticas que puedan ser aplicadas ante este tipo de situaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies