Ese es el título que más se ajusta a la realidad que sufrimos anoche al final de mi sesión en el PUB CARA B. Lo que empezó siendo una sesión titulada “Noche de Reinas” acabó de la manera más brusca y sucia.

A mitad de la noche apareció un grupo de chavales jóvenes, bastante pasados y muy pesados. Estuvieron molestando a todo el mundo, sobre todo a las chicas, DJ incluída, de hecho me hicieron saltar los platos un par de veces de todo lo que intentaban acercarse a la mesa. 

Según se iba acercando el cierre se centraron en mi grupo de amigas. Mujeres alegres, independientes, fuertes y de mucha experiencia en este mundo…. A pesar de los obstáculos que aparecen en sus vidas, saben exprimir la felicidad de la mejor forma.

Algo se torció anoche, uno de estos chicos jóvenes no supo aceptar un NO. Dos de mis amigas charlaban de sus cosas mientras este ser cortaba su conversación y pretendía ser el centro de atención. Ellas le dijeron que no querían hablar con él, furioso volvió donde sus amigos. Sorpresivamente apareció en escena de la forma más lasciva, metió su mano por la entrepierna de mi amiga y la arrastró hasta sus nalgas. 

Fin de la sesión, fin de la noche.

¿Y ahora qué? No quiero oir una excusa más que pretenda tolerar ni justificar la más mínima agresión. No quiero que me vuelvan cuestionar el hecho de participar/organizar eventos en los que se fomente la presencia de mujeres, “porque en estos días no tiene sentido”, no quiero volver a oir “ni machismo, ni feminismo”, quiero compañeras y compañeros que se cuestionen sus roles y sus micromachismos. Pero por encima de todo quiero celebrar que mis amigas son valientes, denuncian y no se doblegan, se defienden y son defendidas. 

Sororidad y apoyo mutuo compañeras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies