Después de que el planteamiento del gobierno español de que las futuras líneas del tren de alta velocidad pasen por la rioja alavesa, las primeras discrepancias han comenzado a surgir dentro de los populares alaveses creando un importante conflicto entre sus miembros.
La voz cantante de las discrepancias y en primero en pedir que se pare tal “despropósito” ha sido el exsenador, ya jubilado, Ramón Rabanera. El expolítico, bien conocedor de las particularidades de las viñas alavesas y del particular sabor del vino, ha conseguido formar un grupo importante para que sus exigencias sean recibidas por el gobierno estatal. Entre sus propuestas se exige la paralización total del proyecto y de la ampliación del recorrido del tren turístico Gasteiztxo por las viñas alavesas.
La diputación alavesa, en cambio, ha mostrado su total apoyo al proceso y a la creación de una parada para potear en Laguardia.Según el diputado general, Ramiro González, esto “atraerá a más turismo” aunque sea para un poteo a “alta velocidad”. La asociación de comerciantes GasteizOn también ha apostado por el TAV en la rioja, ha decidido poner propaganda de ArdoAraba en todos los trenes que pasen por la zona para potenciar el consumo y evitar que los consumidores de Ribera de Duero ganen terreno. También ofrecerá una copita de vino a todas las usuarias del tren.
El gobierno estatal español, aun así, quiere imponer el trazado sin tener en cuenta ni las propuestas de los populares alaveses. El único guiño a la Rioja Alavesa ha sido la decisión de pintar de rojo los trenes. Además, según los conductores de tren que apoyan la medida comentan que “así tampoco tendremos que limpiar el tren cuando atropellamos a un ciervo”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies