Sábado 22 de diciembre previo a las navidades. La política penitenciaria del estado español basada en la dispersión generaba un nuevo accidente, pero éste, por desgracia, tendría el final más trágico. El mismo día de navidades, el 25 de diciembre, tras tres días debatiéndose entre la vida y la muerte, moría Natividad Junko, madre de la compañera de Unai González, preso político gasteiztarra que se encontraba entonces en la prisión de Teruel. 10 años desde aquella tragedia; 10 años después, cientos de familiares siguen sufriendo el mismo riesgo en la carretera.

La política de dispersión que sigue aplicando el gobierno español a los prisioneros y prisioneras políticas vascas se sumaba una nueva muerte, elevando a 16 el total de fallecidos hasta la fecha. A día de hoy, 16 personas han perdido la vida en la carretera; la última, era la misma Natividad Junko.

El 22 de diciembre, el aita y la ama de González, su compañera y la madre de ésta sufrían un aparatoso accidente de tráfico. El coche, se dirigía a la cárcel de Teruel para realizar la visita previa a la época navideña, pero lo que tendría que ser una visita alegre no llego a realizarse. A la altura del pueblo de Alfaro el coche sufría el accidente.

Inmediatamente después de éste, Natividad Junko era ingresada en el hospital gasteiztarra de Txagorritxu. Tras tres días debatiéndose entre la vida y la muerte, fallecía el mismo día de navidad, el 25 de diciembre. 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies