Se trata de un protocolo extenso en el que recomiendan, y en gran medida obligan, a tener en cuenta ciertos aspectos en estas fechas tan señaladas. Araba Tomorrow ha tenido acceso al documento, desglosando los puntos claves de este extenso protocolo. Las familias alavesas se verán afectadas en mayor o menor medida por esta iniciativa. Las juntas generales para comprobar el cumplimiento del protocolo mandará a cientos de miñones de paisano a cenar con familias y se colarán en empresas familiares.
– En los poteos previos a las cenas o comidas se pide no llevar bufandas amarillas. Ya acordó la junta electoral catalana prohibir el amarillo en campaña, por lo que la prohibición se extiende al territorio alavés. El protocolo explica también que el amarillo es el color de la mala suerte y que puede que afecte a los comensales cuando se producen accidentes tanto en la cocina como en el comedor; se podrían caer cuchillos o romper vasos haciendo cortes, o incluso alguien podría perder el conocimiento debido a los impactos de los corchos de champán.
– Una de puntos clave es el champán: se exige comprar champán en vez de cava catalán. Para ello, pondrán en marcha una campaña express en el comercio local. Después de decadas de boicot al cava, estos grupos parlamentarios siguen promoviendo ese boicot. Por mucho que la alternativa sea francesa y que algunas veces el odio hacia lo relacionado con ese país sea aún mayor, y al carecer de producto propio en territorio nacional (se comenta que están intentando crear vino espumoso murciano) se apostará por promover el producto francés. “Así nuestros cuñados podrán hacerse los interesantes pronunciando en francés palabras tales como ‘baguette’, ‘omelette au fromage’, ‘relaxing cup of café con leche’ y demás” comenta el portavoz popular.
– Siguiendo con el boicot, la Pannecota y los chuchitos estarán en oferta los próximos días con el fin de evitar usar la crema catalana como postre. Han presupuestado 2,3 millones de euros en partidas a panaderías y supermercados para que éstos oferten las alternativas a precio de coste. Mercadona ha decidido bajarlos incluso más, según el encargado de uno de los supermercados en la capital comenta: “para lo que les pagamos a los empleados, podemos rebajar los precios a los productos no catalanes”.
Pero las medidas no se limitan a prohibiciones. Proponen introducir, de una u otra manera, temas alternativos de conversación, cómo la pésima situación del Alavés, el mal estado de los pantanos apelando al agua que ‘roban’ los bilbainos, la huelga de celo municipal, la imposición del feminismo con Mari Domingi o el daño que ha hecho Ernai al turismo.
Kike Fernández de Pinedo ha mostrado su total rechazo a la aplicación de este protocolo y ha anunciado que asistirá a todos los plenos de las Juntas Generales y a sus respectivas comidas/cenas con una bufanda amarilla del primark en solidaridad con los Països Catalans y los presos políticos catalanes. También los parlamentarios de la formación anuncias medidas de desobediencia activa, aunque mostrando su miedo a que les apliquen el artículo 155 de la constitución.
*Hau umorea da. Umore serioa. Pikati hutsa bazara, hau ez da zure lekua

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies