El 9 de DICIEMBRE, TOD@S A PARIS!!

Hace unas semanas leíamos en los medios de comunicación una noticia importante. Y no, en este caso no estoy hablando de Kataluña, aunque desde aquí aprovecho para darle públicamente la bienvenida a la nueva República Catalana, zorionak!

En la noticia de la cual os hablo se daba cuenta de una reunión mantenida por miembros del Gobierno Francés y una delegación de Ipar Euskal Herria. Reunión celebrada para abordar el tema de los presos y presas políticas vascas encarceladas en suelo francés.

Han pasado más de 6 años desde la celebración de la Declaración de Aiete. Un acto de gran calado internacional, que ponía las bases a una resolución integral de las consecuencias del conflicto armado vivido hasta entonces en Euskal Herria. Dicha declaración interpelaba tanto a la organización ETA como a los gobiernos español y francés, y les llamaba a dar pasos en ese camino de resolución. De todas es bien sabido, que hasta ahora había sido ETA la única que había mostrado voluntad y dado pasos concretos en esa dirección. La organización ETA, en una nueva demostración de responsabilidad y altura de país, como lo ha hecho durante sus 50 años de trayectoria política, se sumaba a la nueva situación política abierta en Euskal Herria, impulsando mediante el abandono de la lucha armada al principio, y el propio desarme después, una nueva fase de lucha por vías políticas y democráticas para conseguir la libertad de nuestro pueblo.

Por su parte, los estados español y francés, lejos de querer transitar ese camino, durante estos años no han dejado de remar en la dirección contraria. El endurecimiento de las condiciones de vida en las prisiones, la situación de los presos gravemente enfermos, el caso de Sara e Izar y la reciente muerte de Kepa del Hoyo…. son solo algunos de los ejemplos que reflejan la actitud de maldad y venganza que ha impulsado la política penitenciaria de estos estados estos últimos años.

Y es por ello, que la noticia que leíamos hace unas semanas como mínimo nos ha removido por dentro. Ya sabemos cómo van estas cosas, nuestro instinto más puro nos lleva a alegrarnos, a abrir una puerta a la esperanza, a querer creer que esta vez igual si…  pero tenemos el culo pelau, hablando rápido y mal. Durante décadas de lucha más de una vez se han dado situaciones de este tipo y por encima de todo tenemos que ser cautelosas.

Por una parte, no podemos dejar de valorar el paso dado como muy positivo, de eso no nos cabe ninguna duda. El gobierno francés ha aceptado abrir una interlocución duradera con agentes sociales y políticos de Ipar Euskal Herria. En esta segunda reunión, la primera se celebró en abril,  se puso sobre la mesa la posibilidad de un cambio de la actual política penitenciaria respecto a nuestras kides.

Pero por otra parte, no podemos olvidar que el logro de este marco de relación no responde tanto a la voluntad propia del estado francés, sino a la dinámica política y social que estos últimos meses agentes de Ipar Euskal Herria han venido desarrollando con el tema de la resolución de conflicto armado con mucho éxito. Es decir, el gobierno francés no ha llamado a los agentes de Euskal Herria para sentarse, sino que la movilización y presión popular les ha obligado a aceptar sentarse con ellos.

Con todo esto quiero ir acabando con dos reflexiones:

1/ Ante noticias de este tipo actuemos con responsabilidad. Se abre una espacio de trabajo, sí, pero esto per se no asegura ningún logro. No creemos falsas expectativas, no confiemos a ciegas, valoremos los hechos en su justa medida.

2/ Si en los próximos meses se logran acuerdos en ese marco y se consigue un cambio de la política penitenciaria en el estado francés, no tengáis ninguna duda de que ello repercutirá en el estado español. Aunque el estado español lo negará por activa y por pasiva, mostrando públicamente su cara más inmovilista, todas sabemos que dar pasos con el gobierno francés maximiza la presión al estado español.

Pero para llegar a acuerdos con el estado francés solo hay un camino, solo uno, conseguir el máximo de activación y movilización popular las próximas semanas y meses. Euskal Herria tiene  que salir a la calle para que el estado francés vea que las demandas del colectivo y de los agentes sociales son respaldadas por todo un pueblo.

Y para ello, tenemos una cita muy muy muy importante el próximo 9 de diciembre, en Paris. Ese día vamos a ser miles las vascas y los vascos que recorramos las calles de la capital francesa en defensa de nuestras compañeras. Llegaremos en trenes y autobuses. Un poco cansadas, igual si, pero con más fuerza que nunca, porque estamos seguras de que ese día los ministros y el propio presidente Macron tendrán abiertas las ventanas del Eliseo para escucharnos,  y estarán pendiente de nosotras, de las gentes venidas de la parte norte y sur del “Pays Basque”. Por todo ello, os animo a acudir a Paris el próximo 9 de Diciembre.

Antes de terminar, quiero mandar un abrazo lleno de cariño y energía a Oier, a Ibon y a todos los kides enfermos. Etxean eta bizirik nahi ditugu!! Abenduaren 9an denak Pariserat!!

DENAK ETXERA ETA MUXU BANA!!!!

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies