HOMENAJE A XAVIER MINA

Puede que el mismo  personaje sea un completo desconocido para quienes me están escuchando; hecho que abre toda una batería de preguntas: ¿Quién era Xavier Mina? ¿Dónde y cuándo vivió? ¿Qué méritos hizo? ¿Cuándo y donde  tendrá lugar el homenaje? Y ¿por qué ahora? Muchas preguntas para responderlas en un espacio de tiempo tan breve.

Xavier Mina nació en Otano, una pequeña aldea navarra ubicada, en dirección sur, a unos 20 kilómetros de Iruñea. A comienzos del siglo XIX, y siendo joven estudiante, sucedió la invasión napoleónica.  Nuestro personaje no se quedó de brazos cruzados. Demostrando un liderazgo precoz, se alzó contra los invasores y su ejemplo arrastró a otros muchos paisanos que le secundaron. Lucha guerrillera  por tierras navarras que puso en jaque al poderoso ejército francés. Capturado en un pueblecito cercano al suyo, consiguió eludir  la condena de muerte que pesaba contra él. Fue trasladado preso a Paris, encerrado en el castillo de Vincennes y, tras varios años de cautiverio, recuperó la libertad.

Defensor acérrimo de las causas justas, regresó a Navarra que soportaba los abusos de otro déspota: el Rey Fernando VII, de la familia de los borbones. Intentó, mediante un pronunciamiento armado,  convertir Pamplona en ciudad refugio para quienes huían de los atropellos borbónicos. Fracasó en su intento y el propio Mina hubo de emprender el camino del exilio para salvar su vida.

Entregado de lleno a la causa de la libertad, quiso poner su liderazgo al servicio de los pueblos americanos que luchaban entonces por su independencia. Consiguió agrupar a 300 internacionalistas  y atravesar con ellos el océano rumbo a México. Consiguieron burlar la vigilancia que los españoles habían instalado en las costas y contactar con los insurgentes mejicanos. Estos no daban crédito a lo que veían: los recién llegados, supuestamente paisanos de los conquistadores, acudían a engrosar las filas de la sublevación.

La contribución de los expedicionarios,  a pesar de su brevedad,  fue decisiva para la causa insurgente. Tras ocho meses de combates, Mina fue apresado por los realistas y, sin pensárselo mucho, lo condenaron a muerte. Durante los pocos días que duró su cautiverio, todavía tuvo tiempo de despedirse en euskera (era su lengua materna) del resto de navarros que integraban la expedición. Xavier Mina –tenía entonces 28 años-  fue conducido al lugar de la ejecución; como hiciera más tarde Che Guevara, pidió a los ejecutores que fuesen certeros en sus disparos. Los realistas  lo fusilaron de espaldas y de rodillas; era el castigo añadido que España  infringía a los traidores. Los imperialistas consideraban y siguen considerando la solidaridad internacionalista como delito de alta traición. Xavier Mina fue ejecutado en el fuerte de Los Remedios; eran las cuatro de la tarde del 11 de Noviembre de 1817.

Cuatros años después, México accedía a la independencia y proclamaba a Mina héroe nacional. Pueblos, centros escolares, aeropuertos llevan su nombre como recuerdo y homenaje al  internacionalista navarro. Lamentable y sorpresivamente, Xavier Mina es un absoluto desconocido e ignorado en su tierra natal.

Por suerte, al cumplirse los 200 años de su ejecución, Xavier Mina va a recibir el primero homenaje público en su tierra. Tendrá lugar en Otano, el día 11 de Noviembre, y  a las 12 del mediodía y desde este programa invitamos a participar en el mismo.. Dicho acto supondrá el reconocimiento de Navarra y México a un internacionalista consecuente. El monolito que se levante en su honor lleva este texto: “De los pueblos de México y Navarra a Xavier Mina.

Independentzia, Osasuna eta Askatasuna”  

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies