PENSAMIENTO UNICO

Como introducción a la reflexión que quiero compartir con todas vosotras voy a citar,  a modo de resumen,  el comentario que  la investigadora Elena Parra Nova realiza sobre el libro “Pensamiento crítico vs. Pensamiento único” en “Le Monde Diplomatique” porque, en mi opinión, ayuda a comprender las virulentas reacciones que se están expresando sobre las actuaciones y decisiones protagonizadas por importantes sectores de la población catalana. 

  “Todos nacemos originales y morimos copias”, dice Carl Gustav Jung. “Una frase que revela claramente la fuerza y el poder que está adquiriendo el pensamiento único en nuestras sociedades…”, “Una fuerza que nos hace perder toda nuestra individualidad, originalidad, creatividad y esencia de cada ser humano. Características que solo poseemos los humanos, y que además gozamos de la oportunidad de potenciarlas a lo largo de nuestra vida, a través de la infinidad de experiencias que nos suceden, de los aprendizajes que nos van haciendo crecer, y de las relaciones que entablamos con las personas, con los objetos o ambientes; y que por el contrario, hoy más que nunca, se desvanecen gracias a un “fantasma” que las ahoga hasta hacerlas casi desaparecer para instaurar así una religión suprema: el pensamiento único-las conductas únicas” “Un pensamiento que llega a todos los ámbitos:  los medios de comunicación, la política, la economía, las tendencias sociales, en el mercado, en los deseos de la gente, occidental, (claro), en la literatura, en la publicidad, en el ocio, en la ideología…En todo lo que nos podamos imaginar, y en casi todos los lugares, hoy, el pensamiento único y hegemónico ya está implantado…”

Para quienes somos meros espectadoras, cuanto está ocurriendo en Cataluña nos está descolocando y supone una sacudida que nos despierta de la monotonía y la vulgaridad de la llamada  vida política. La sorpresa inicial  por la rapidez con que se han sucedido y suceden  los acontecimientos, ha dado paso a la preocupación y a la toma de postura de los diferentes sectores sociales,  cada cual,  con su escala de valores, sus intereses, y su proyecto vital.  

Dicho esto, llama poderosamente la atención, la bochornosa actitud de un sector importante de la llamada progresía de la Península (cantantes, escritoras, clérigos, opinadores, que no pensadores, periodistas, determinados medios de comunicación… etc.) En sus manifestaciones claman por el orden, el imperio de la Ley, la Constitución, los peligros del secesionismo…simplificando y reduciendo el proceso catalán a buenas y malas gentes y, lo que es más grave,  menospreciando a los miles de personas de la sociedad civil que, durante años,  están comprometidas participando,  en la construcción de puentes entre diferentes,  para transformar los sueños en realidades.  Y además, deliberadamente o no, en sus declaraciones públicas, esta progresía,  hace abstracción de un proceso de años de desencuentros entre Cataluña y el Gobierno español. Para  ellas y ellos todo comienza a partir del 1 de octubre. La unidad de España es un tema tabú. Los demonios del subconsciente salen de su estado de hibernación. La fuerza del pensamiento único aflora con fuerza.  Las caretas caen.

Como señala Ignacio Ramonet el pensamiento único es  “una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente, envuelve cualquier razonamiento rebelde, lo inhibe, lo perturba, lo paraliza y acaba por ahogarlo. El único autorizado por una invisible y omnipresente policía de opinión”.

Pero afortunadamente también existen otros sectores sociales que nos emocionamos, nos sentimos cercanos y nos solidarizamos con Catalunya. Catalunya está suponiendo un soplo de aire fresco. Somos muchas las personas que sentimos envidia, pero sobre todo,  admiración y respeto por cómo, a pesar de las contradicciones,  las catalanas y catalanes, están respondiendo a las provocaciones del poder con una sorprendente creatividad, cuidando de no romper alianzas,…sin menospreciar la extraordinaria capacidad organizativa y la profundización en la desobediencia civil que están ejercitando. El pensamiento único ha quedado tocado y desbordado.

En este pulso titánico y desigual –no olvidar que el Estado es la máxima expresión de la violencia -,  el Gobierno del PP, con el aval de los Borbones y el apoyo del PSOE y Ciudadanos,  pone en marcha su maquinaria represiva activando el artículo 155 de la Constitución.

El pasado sábado día 21 las calles de Barcelona recogieron  el clamor para exigir la libertad de  Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium acusados de sedición y encarcelados por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela y también para mostrar su enfado por la amenaza del artículo 155.

También el mismo sábado y, continuando con la misma línea represiva, la Fiscalía General del Estado confirmó que “se está preparando una querella por rebelión” contra el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y otros dirigentes independentistas “para el supuesto de que se llevara a cabo una declaración de independencia”.

Cuando se viven momentos tan intensos y cruciales imagino que las continuas tensiones que se agolpan en el interior de cada persona deben ser inenarrables. Sensaciones de alegría y orgullo por ser capaces de mantener el pulso ante los poderes y por las muestras de solidaridad y empatía recibidas de tantos lugares,   la consciencia de estar haciendo Historia con mayúscula, la sensación de dignidad…también la incertidumbre,  el miedo a la represión, a las  continuas amenazas de fuga de capitales,  a la pérdida de derechos y un largo etc.

Me quedo con lo que Puigdemont indicó en su comparecencia la noche del sábado 21. “…lo que se está haciendo en Catalunya es directamente un ataque a la democracia que abre la puerta a otros abusos de la misma índole en cualquier parte”

IBON IPARRAGUIRRE  JORDI SANCHEZ Y JORDI CUIXART ETXERA!

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies