Es curioso que los grandes medios internacionales, que rápidamente llevan a titulares las paradojas de la política, no hayan “cazado” una muy reciente.

El mismo día en que el huracán Irma impactaba de manera brutal en Cuba, dejando un rastro gigantesco de destrucción, el presidente Donald Trump firmaba la prórroga de la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, para continuar con el bloqueo económico a la Isla.

Recordemos que en 2001, el presidente –también ultraderechista- George Bush, tras el impacto en Cuba de un huracán mucho menos potente, el Michelle, tuvo al menos un pequeño gesto: autorizó ciertas ventas de alimentos a la Isla.

Hoy, gobiernos en las antípodas ideológicas de la Revolución cubana, como los de México, Argentina y Colombia, han anunciado su disposición de enviar ayuda material al pueblo cubano.

Pero desde EEUU lo único que se espera es que la llamada Oficina de Control de Activos Extranjeros anuncie las nuevas sanciones contra la economía cubana que Donald Trump presentaba en Miami el pasado 16 de junio.

Sanciones que no solo impactan en el pueblo cubano: también violan aún más el restringido derecho a visitar Cuba de la ciudadanía de EEUU, y perjudican a las propias compañías aéreas norteamericanas.

Y es que Cuba, recién golpeada por un ciclón categoría 5, sigue sufriendo un huracán estacionario, mucho más demoledor e inhumano: el del bloqueo económico que, condenado cada año por la Comunidad Internacional, es vitoreado por cavernícolas y criminales a quienes la prensa internacional sigue protegiendo bajo la categoría de “disidentes cubanos”.

En Euskal Herria se abrió la primera cuenta solidaria por el huracán Irma de todo el mundo, de la mano de la asociación Euskadi-Cuba. Sigue abierta, está en Fiare y su número se puedes encontrar en dos webs: www.euskadicuba.org y www.cubainformacion.tv

Porque Cuba necesita mucha solidaridad. Pero sobre todo… acabar con un huracán condenado por Naciones Unidas: el bloqueo de EEUU.

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies