El sindicato denuncia que “Garbialdi ha hecho lo que ha querido, adoptando, incluso, actitudes mafiosas”. Han exigido que la trabajadora despedia vuelva a ser admitida “inmediatamente”.

Garbialdi, empresa que trabaja en la limpieza en Osakidetza, ha despedido a una delegada de ESK en el hospital de Txagorritxu. Una delegada que el sindicato define cómo “histórica”. El sindicato ha defendido que dicha trabajadora “ha defendido sin parar los derechos de todas las trabajadoras” y que la patronal ha respondido “arremetiendo personalmente y sindicalmente contra ésta”. 

“Tenemos claro que esta empresa es capaz de todo: crear sindicatos de empresarios cómo CUT, presión psicológica …”, han explicado desde ESK. A pesar de ello, no pensaban que llegarían al punto de echar a una delegada sindical.

El sindicato tiene claro que el máximo responsable es Garbialdi pero “sabemos la responsabilidad de Osakidetza para garantizar el cumplimiento de las condiciones laborales de las trabajadoras y la emplazamos a que tome las medidas necesarias que impida la repeticion de estos hechos”. Denuncian, que “Garbialdi ha hecho lo que ha querido, adoptando, incluso, actitudes mafiosas”.

ESK además denuncia que es un ataque al propio sindicato y al resto de sindicatos. Además, han exigido que la trabajadora despedia vuelva a ser admitida “inmediatamente”. Mientras tanto, el 21 de julio han realizado una concentración frente al hospital y las compañeras del Hospital de Cruces (Bilbo), han realizado otra en solidaridad.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies