ATODOGAS  2017.05.10

ATODOGAS 2017.05.10

Otro interesante día lleno de contenidos, noticias frescas sobre Garoña (para variar), central de compras de electricidad la Diputación, película de Standing Rock…

Hoy analizamos la palabra sosteVIDAbilidad  y entrevista exclusiva a Angel Calle sobre la presentación del libro recién publicado “La rebeldía en Común”, que trata sobre los comunes, economía social y solidaria y casos prácticos. INCREIBLE!

Música, canciones para la defensa del territorio de Standing Rock nación SIOUX  “Defensores del Agua”.

Entzun
Ane  Gebara  (ipuin  kontalaria):  Ipuinen  haria

Ane Gebara (ipuin kontalaria): Ipuinen haria

Gaurkoan Ane Gebara ipuin kontalariak Ferida Wolff eta Harreit May Savitzen “Ipuinen haria” liburua kontatu digu. Uxue Alberdik itzulitako eta Elena Odriozolak ilustratutako ipuina da eta amama ximur eta jostun baten istorioan murgiltzen gaitu. Eta amama honek zuloak adabatzen dituen bezala, Zaharraz Harron ere txokoak adabatzen arituko direla kontatu digu Ane Gebarak. Izan ere, badatoz gure auzo zaharreko jaiak, eta zaharra goraipatuz adabatuko dute auzoa. Horretarako, asteartero 18:00etatik 19.00ak arte Caritaseko eskolan bilduko dira jaietarako dekorazioa prestatzeko asmoz.

Entzun
“La  voz  indómita”,  homenaje  en  libro-disco–DVD  a  la  cantautora  y  luchadora  saharaui  Mariem  Hassan

“La voz indómita”, homenaje en libro-disco–DVD a la cantautora y luchadora saharaui Mariem Hassan

Mariem Hassan, hasta que murió en 2015, fue la artista internacional más conocida, a la vez de ser una mujer activista en favor de los derechos de su pueblo, el Sahara Occidental. Ahora se acaba de editar un libro, disco y DVD donde se nos cuenta al mundo quién fue y lo que luchó esta formidable artista.

Hablamos con Manuel Dominguez, miembro de la compañía Nubenegra.

La compañía nos cuenta lo siguiente su última publicación:

La voz indómita recoge la peripecia vital de una de las grandes cantantes norteafricanas del siglo XXI. Su talla artística desborda ese ámbito geográfco y su obra adquiere tintes universales, sin perder sus raíces en el Haul, la música de los saharauis.

El libro es una road-movie en la que Zazie y Manuel, sus autores, acompañan, año tras año, a Mariem Hassan en su evolución hasta convertirse en la voz incontestable del pueblo saharaui.

Los primeros capítulos dan a conocer la situación que atraviesa un país que se ha convertido en la última colonia africana, pendiente aún de ejercer su derecho a elegir su destino. En 1975, ante la invasión de Marruecos, España abandonó a su suerte la que era una provincia española: el Sáhara Español. Una gran parte del pueblo saharaui vive desde entonces en campamentos de refugiados en la hamada argelina de Tinduf. Allí, mientras los hombres mantenían una guerra de guerrillas contra el invasor, las mujeres lideraron la organización de cinco grandes campamentos, modelo de convivencia y símbolo de determinación al retorno a la tierra secuestrada.

Tras 15 años de guerra en los que Marruecos fue incapaz de doblegar a los saharauis, se frmó un alto el fuego, auspiciado por la ONU, con el fn de celebrar un referéndum de autodeterminación. Han pasado 26 años y el referéndum sigue sin celebrarse pues es boicoteado sistemáticamente por Marruecos.

En las grabaciones realizadas por Nubenegra desde 1998, Mariem ha ido cobrando protagonismo hasta que en 2005 inicia su carrera en solitario con el disco “Deseos”.

En 2008, el documental “La Voz del Sáhara”, dirigido por Manuel Domínguez, saca a la luz el trasfondo familiar y social de Mariem. El interés despertado en sus múltiples proyecciones en los festivales de World Music hace que ella asuma plenamente el papel de embajadora cultural del Sáhara Occidental en todo el mundo.

Los sucesivos trabajos discográfcos van marcando hitos en su carrera musical hasta convertirla en el ícono de la música saharaui. Fallecida en agosto de 2015, la lucidez con la que afronta su despedida en forma de canción engrandece aún más, si cabe, su fgura legendaria.

Las más de mil fotos que ilustran el texto, así como un CD y un DVD con canciones y vídeos inéditos hacen de La voz indómita un documento único y defnitivo.

Entzun
Aitor  Miguel  (EHBildu):  “FCCk  ez  du  izaera  garbirik;  etekin  ekonomikoak  nahi  ditu,  Gasteizko  hiriaren  gainetik”

Aitor Miguel (EHBildu): “FCCk ez du izaera garbirik; etekin ekonomikoak nahi ditu, Gasteizko hiriaren gainetik”

FCCk badirudi ez duela adostutakoa bete, horren erakusle,bestea beste, kaleratutako bost langileak berriz onartu ez izana. Hori dela eta, mugimendu ezberdinak hasi dira Gasteizko Udalean, alderdi politiko ezberdinen elkarlanetik. Besteak beste, Podemosek, Irabazik eta EH Bildu Gasteizek garbiketa zerbitzuaren kudeaketa zuzena eskatu dute, europako beste udalerri batzuetan egiten den bezala.

EHBildu Gasteiz koalizioko Aitor Miguelekin hitz egin dugu  gurean. Gainera, Gorka Urtaran Gasteizko alkateak irteera bat eman nahi dio egoerari eta honen inguruan hausnartu dugu ARABA HIZPIDEn.

Entzun
Nueva  mirada  al  blog  “Mujeres  con  ciencia”

Nueva mirada al blog “Mujeres con ciencia”

Hablamos con Marta Macho-Stadle, la administradora del blog Mujeres con ciencia.

Ella es matemática. Profesora de Topología en la UPV.  Aparte de sus trabajos e investigaciones es responsable (junto con Juan Ignacio Perez) de la Cátedra de Cultura Científica http://culturacientifica.com/catedra-de-cultura-cientifica/   y del blog que se mantiene desde esta Cátedra sobre mujeres en la  ciencia. http://mujeresconciencia.com/mujeres-con-ciencia/  que va a ser el eje de nuestra colaboración.

La idea es coger algunos temas que publiquen en su blog (suelen ser biografías de mujeres relacionadas con la ciencia y que han sido invisibilizadas) y comentarlos con Marta.

Hoy repasamos dos biografias de mujeres cientificas: josephine-garis-cochrane-1839-1913

Inventora y empresaria estadounidense, creadora del primer lavavajillas funcional.  

La otra vida que repasamos es la de Maria Blasco. En la actualidad, María Blasco es una de las científicas españolas más reconocidas internacionalmente por sus contribuciones fundamentales sobre los telómeros y la telomerasa ante la función que desempeñan en el cáncer y el envejecimiento.

También hablamos del libro: el mundo resplandeciente

Por primera vez en español, una obra maestra imprescindible de la literatura inglesa del siglo XVII. Un clásico fundacional de la ciencia ficción, firmado por una de las mujeres más brillantes de su tiempo.

Tan extravagante como genial, Margaret Cavendish fue una de las figuras más singulares del siglo XVII, una mujer que osó aventurarse con éxito en las restringidas esferas de la política, las ciencias y las letras.

Y también le preguntamos sobre la curiosa siguiente noticia:

 ¿Por qué Rusia es tan buena en alentar a las mujeres a dedicarse a la

ciencia y la tecnología? <http://www.bbc.com/mundo/noticias-39675532>

josephine-garis-cochrane-1839-1913/

<http://mujeresconciencia.com/2017/04/28/josephine-garis-cochrane-1839-1913/>

y luego llegar hasta la actualidad con la figura de maria-blasco

<http://mujeresconciencia.com/2017/05/03/maria-blasco-ejemplaridad-la-vanguardia-la-ciencia/>

queparece tan interesante como desconocida.

Este libro también me ha parecido muy interesante:el-mundo-resplandeciente

<http://mujeresconciencia.com/2017/04/29/el-mundo-resplandeciente/>

Entzun
SerialK  |  Irantzu  Varela:  “En  las  series  están  empezando  a  caber  los  relatos  no  hegemónicos”,  una  entrevista  de  Guillermo  Paniagua

SerialK | Irantzu Varela: “En las series están empezando a caber los relatos no hegemónicos”, una entrevista de Guillermo Paniagua

Como anunciábamos en el primer artículo de este blog, el objetivo de SerialK consiste no solamente en ofrecer análisis de las series que a nuestro parecer destacan en el actual mundo de la ficción seriada sino también en recoger las opiniones y valoraciones de personas del ámbito de la cultura, de la política y del activismo social de Euskal Herria acerca de este fenómeno socio-cultural.

Nuestra primera entrevistada es Irantzu Varela (Portugalete, 1974), periodista y activista feminista radical, miembro del espacio de creación, aprendizaje y acción feminista Faktoria Lila, presentadora del programa “El Tornillo” y autora del documental “El nunca me pegó”.

Antes de entrar en el análisis del fenómeno serial actual me gustaría que nos fuéramos unos cuantos años atrás y que nos contaras qué espacio e importancia tuvieron las series en tu infancia y adolescencia. ¿Cuáles veías? ¿Qué balance haces de aquellas propuestas y del impacto que tuvieron en tu vida?

He visto las mismas series que ha visto toda mi generación: las que emitía un único canal y que, además, sólo lo hacia por la tarde. Empezamos con La casa de la pradera y aunque quedaría muy bien que te dijera que Twin Peaks marcó el punto de inflexión (es innegable la calidad de su guión, de su producción, de la iluminación, etc.), creo que la serie que marcó realmente a toda mi generación es Sensación de vivir. De hecho, en una noche de cañas con unas amigas hemos llegado a la conclusión de que estamos ahora como estamos, desde el punto de vista de los valores capitalistas y heteropatriarcales, por Sensación de vivir (risas). Porque nos enseñó, nos creó deseos de ser personas horriblemente frívolas, con preocupaciones superficiales y la verdad es que la gente de mi edad que no veía esta serie era porque vivía en un pueblo en el que no llegaba el dichoso canal o, directamente, porque vivía en un caverna… La veías aunque fuera solamente para tener conversación, lo cual es horrible pero también demuestra que se puede empezar fatal y después dar guerra… Si la serie que me marcó es Sensación de vivir, pues ¡imagínate! (risas), todo tiene arreglo…

Está claro que, en gran medida y como en otras propuestas artísticas y culturales, las series han vehiculizado y apuntalado valores acordes con los patrones ideológicos capitalistas heteropatriarcales dominantes. ¿En qué medida crees que en esta nueva edad dorada de la series se está cambiando de enfoque? En tu opinión, ¿qué series encarnan este cambio?

Tengo claro que se está dando un cambio de calado. Es verdad que ves las series que Netflix te impone pero, al final, cada cual puede eligir. Creo que la experiencia con las series actuales depende, evidentemente, de qué serie ves pero, desde luego, en las que estoy viendo últimamente noto un cambio brutal.

Primero, hace tiempo que se están produciendo series con una perspectiva de género soportable, cosa que no era habitual. Incluso en las más comerciales y conocidas. Seguramente seré yo, pero, por ejemplo, Juego de Tronos es la demostración de que los hombres sois idiotas y que la humanidad sobrevive gracias a los no-hombres: los enanos, los bastardos y las mujeres. Ayer por ejemplo me vi entera Big Little Lies, una serie con relatos protagonizados por mujeres con otro perfil que el de las protagonistas de Sexo en Nueva York (que en su momento también fue un punto de inflexión), o Black Mirror, con la que tuve la misma sensación que la que tenía con doce años cuando veía La bola de cristal cuando te decían “si no se te ha ocurrido nada tal vez tendrías que ver menos la tele” o “si no quieres ir como estos, ¡lee!”. ¡Que la tele te dijera que no vieras la tele o que leyeras me parecía muy loco! Pues Black Mirror me parece algo parecido.

No sé si es que están cambiando el relato mundial y que esto es el principio de un nuevo orden. No creo, aunque hay días que soy más optimista que hoy y pienso que sí… Lo que está claro es que en las series están empezando a caber los relatos no hegemónicos. Los relatos de hombres blancos heterosexuales brutos que lo solucionan todo con violencia se han acabado. La masculinidad ya nos la han contado de todas las maneras posibles y por haber. Por ejemplo, Juego de tronos parece una serie de machotes y ¡qué va! Para mi hay una crítica a la masculinidad y al poder muy grande. Pero también depende de cada cual cómo la mire y seguramente algunas personas escuchándome pensarán que estoy flipada (risas). En el caso de Black Mirror, o no la entiendes o ves claramente que tiene una critica brutal, como a la gordofobia y a la heteronorma entre otras muchas cosas.

“Hace tiempo que se están produciendo series con una perspectiva de género soportable, incluso en las más comerciales y conocidas”

Hablando de relatos no hegemónicos, ¿qué te parece la serie Orange is the New Black?

Como muchas otras series ha ido perdiendo fuerza con el transcurso de las temporadas pero hay una cosa que es buenísima: solo salen tías y los pocos hombres que salen son idiotas y eso nos encanta a las tías porque estamos cansadas de haber visto tantos relatos en los que los protagonistas son tíos y en los que las pocas tías que salen son idiotas. Además, en esta serie tienes visibilidad lésbica, crítica de clase y de raza, eso sí, con brocha gorda, pero creo que es una serie a recomendar.

¿Y Girls?

Para las que hemos visto Sexo en Nueva York es muy dura ya que es parecida pero en una versión amarga. En Sexo en Nueva York, en aquel entonces, todo era dulce… En cualquier caso, es la prueba que el mundo esta cambiando: las tías protagonistas de los 90 eran las de Sexo en Nueva York, ahora son precarias, gordas, nada les va bien y no tienen zapatos último modelo…

¿Y Transparent?

Me parece un flipe aunque la presencia de la religión en la familia a mí me sobra. En todo caso, es una serie brutal, ¡además todo el mundo se hace bollera! (risas).

Y para terminar, ¿Mad Men?

Creo que es la primera serie que yo haya visto donde se nota que hay guionistas mujeres y que se han leído la Mística de la feminidad de Betty Friedan. El papel de Betty, la mujer de Don Draper, y el papel de Peggy, la secretaria que empieza escribiendo a máquina y acaba como creativa publicista, son ejemplos de manual del feminismo de la primera hora. En Mad Men lo de “el malestar que no tiene nombre” que indentificaba Betty Friedan se describe extremadamente bien. Además, me parece muy honesta ya que es un mundo protagonizado por hombres pero en el que las mujeres no son comparsas ni excusas; tienen, desde su falta de protagonismo, su propio protagonismo y eso me parece muy real.

Para ti, ¿cuáles son las razones de este cambio en los tipos de relatos?

Pues que cada vez nos tragamos menos el discurso hegemónico. La mayoría de la gente no es un hombre heterosexual con una casa en las afueras con piscina. Ya no nos tragamos relatos protagonizados por seres que no somos. Las minorías, lo disfuncional y los márgenes interesan. En cambio, las series del relato hegemónico son aburridísimas. Se acabó, ¡ya lo han contado todo!

¿Cuáles son las limitaciones de este cambio? Es decir, en términos cualitativos, ¿qué elementos brillan por su ausencia desde una perspectiva feminista y anticapitalista?

No lo sé, depende. Pero por ejemplo a Black Mirror no le falta casi nada. De hecho, siempre me pregunto quién ha sido la mente malvada escondida atrás de ella. ¡Los guionistas de esta serie están maquinando algo seguro! (risas). En cualquier caso, creo que en general el problema es que las series, como pasa en otros ámbitos, incorporan una perspectiva y no incorporan otras. En este sentido Transparent me parece demasiada “judía y blanca”, y en general, en muchas series las feministas representadas suelen ser un poco blancas o un poco racistas… Además, casi siempre pertenecen a la clase media alta. Por ejemplo, en Black Mirror parece que todo el mundo vive en una situación bastante acomodada y yo no me creo que en una distopía cercana las cosas sean así. Por lo tanto, diría que todavía nos cuesta contar la precariedad y los márgenes. Creo que se sigue pensando que para encontrar a gente que tenga vidas interiores lo suficientemente ricas como para alimentar un buen guión hay que ir a buscarlas en el seno de la burguesía. Es como si los pobres sólo estuviesen preocupados por comer…Creo que esto es un planteamiento muy clasista.

Por otro lado, íntimamente relacionado con el papel de la mujer, ¿qué tipo de masculinidad se plasma en las propuestas seriales actuales?

El gran cambio es que la masculinidad hegemónica aparece como algo destructivo. Como en Don Draper de Mad Men, un hombre que podría aparecer en un anuncio de colonia, hombre exitoso que tiene a la mujer guapa, a la amante bohemia etc. y, sin embargo, queda muy claro que es destructivo, que su peor enemigo es él. ¡Y lo hombre que es! En Los Soprano, es un mafioso de Nueva Jersey y pasa exactamente lo mismo. En Juego de Tronos, donde se muere cualquiera y donde se rompen todos los esquemas, llegué a la conclusión de que los únicos que sobreviven, los únicos que tienen un relato que podríamos llamar de “triunfo” son los no-hombres: son las mujeres, el enano y el bastardo. Las mujeres están colocadas en el espacio secundario que muy probablemente tendrían en este mundo en el caso en que hubiera existido, pero desde allí son capaces de generar las estrategias para sobrevivir y, no sé si es la palabra, para triunfar. A mí, Cersei Lannister de Juego de Tronos me parece el gran descubrimiento. Y también Claire Underwood de House of Cards: según va evolucionando la serie, a su marido presidente ¡se lo va comiendo con patatas! De hecho, me quedo con su gran frase: “Estoy harta de intentar ganarme le corazón de la gente”. ¡Qué miedo! ¡Hay que hacer una Cersei Underwood o una Claire Lannister, es urgente! (risas). Además, mientras su marido Frank Underwood va envejeciendo, ella va criogenizándose. ¡Es espectacular! Hace diez años este personaje habría sido quizás no imposible pero, eso sí, el personaje más odiado del mundo. Y ahora queremos sus vestidos y su corte de pelo. ¡Todas queremos ser Claire Underwood! (risas)

“El gran cambio es que la masculinidad hegemónica aparece como algo destructivo”

En la última entrega de SerialK analizábamos la serie Peaky Blinders y enmarcábamos su personaje principal, Thomas Shelby, como una muestra portentosa del auge de los antihéroes masculinos. ¿Cómo valoras este fenómeno que viene desarrollándose en las últimas décadas (desde Homer Simpson, pasando por Tony Soprano, House, Dexter, Walter White de Breaking Bad, hasta el mismísimo Don Draper)?

Decía Tolstoï que las familias interesantes son la familias anormales; las normales, en cambio, son todas igual de aburridas. Las historias interesantes son las de gente con secretos, con personajes magnéticos que son capaces de gustarte aunque sepas que no te tienen que gustar. Al fin y al cabo, alguien seductor es alguien que no tiene los elementos objetivos para gustarte pero que te gusta. Por ejemplo, con Don Draper, aparte de guapísimo, sabes desde el principio que este tío tiene algo oscuro. No es el señor con el que quieres que tu hija tenga hijos, es el señor con el que te quieres escapar. Es un poco el mismo fenómeno que con las “femmes fatales”, pero en hombres. Ellos, en vez de tirar de una energía sexual tiran de otra. Por ejemplo, Tony Soprano, se suponía que pillaba mucho pero es un horror físicamente. El hecho es que la mayoría nos lo hubiéramos follado, no al actor sino a Tony Soprano (risas). En pocas palabras, los personajes que encarnaba Rock Hudson, actor estadounidense gay de los años 50 (un actor muy guapo y que hacía siempre de bueno, un poco como Gary Cooper) hace mucho que no molan.

Con respecto a las series vascas, ¿cuál es tu opinión?

La verdad es que no he visto muchas pero creo que hasta ahora no se ha intentado hacer algo con una calidad artística mínima. No sé…

Y, en general, en la producción cultural y artística vasca, ¿cómo ves la situación?

Creo que la cultura vasca ha sido monopolizada por un determinado tipo de temas muy relacionados con nuestra coyuntura y que nos falta darle un meneo a otros asuntos. Por ejemplo, hay pocas producciones culturales vascas y menos en euskara que hablen de racismo, no sé… Nos hemos centrado tanto en los temas que nos han movido como sociedad que tenemos pendientes nuevas problemáticas. Aun así, para ser una cultura pequeña, se trabaja mucho y bien: hay un montón de escritoras, de cantantes, de bertsolaris dándole vueltas a los temas de actualidad.

Antes de finalizar, me gustaría que hicieras una reflexión sobre la articulación entre arte y política. En tu opinión, ¿qué criterios tendría que reunir una obra, en este caso audiovisual, para aportar a la causa emancipatoria?

Creo que todo depende de lo que quieras contar. Si haces, por ejemplo, una obra de teatro es para contar algo y lo que marcará la diferencia es lo que quieras contar. Hay muchas artistas que son feministas y que hacen arte feminista pero que no les gusta que se les llame “artista feminista” ya que prevalece lo de “feminista” sobre lo de “artista”. Pero después, en el relato que nos ofrecen la perspectiva feminista es total. Por lo tanto, lo importante, como decía, es lo que quieras contar y eso no tiene normas claras. Cada vez que alguien ha hecho una aportación real ha contado lo que quería contar y no lo que creía que la gente quería que le contase. En todo caso, la noción de “arte emancipatorio” me chirría y me preocuparía mucho que cuando alguien escribe un poema lo haga para que sea una herramienta política. Me parece peligroso, para el arte sobre todo. Lo que sí pasa es que hay muchas cosas que se hacen porque existe la necesidad de contar una historia, una historia que acaba convirtiéndose en una herramienta política gracias a que la gente se apropia de su significado.

Para terminar, hablemos serialmente:

¿LA serie?

Los Soprano

¿Una serie militante?

Black Mirror

¿Una serie rancia?

House

¿Una serie sofá y manta?

L World

¿Una serie inconfesable?

Sexo en Nueva York

¿Una serie infumable?

La que se avecina

¿Un personaje para ir de potes?

Samantha de Sexo en Nueva York

¿Un personaje irresistible?

Shane de L World

¿Un personaje para un spin-off?

Jennifer Melfi, la psicóloga de Los Soprano

¿El personaje que te gustaría ser?

Una mezcla de Cersei Lannister y Claire Underwood. Es decir, Cersei Underwood.

¿La banda sonora para escuchar en bucle?

La de Big Little Lies

¿VOS o doblada?

En VOS aunque no lo haga siempre.

¿La serie que falta por hacer?

Raíces (1977), serie que trata el tema de la esclavitud, pero desde la perspectiva de las mujeres negras. La serie se llamaría algo así como “Raíces, ellas”.

¿Nivel de adicción del 1 al 10?

Yonki total: 9,5

Facebook: www.facebook.com/blogSerialK

Twitter: @SerialKrikri

Artículos relacionados:

SerialK | “Felices las perdices” – Peaky Blinders | Guillermo Paniagua

SerialK | “La pesadilla americana” | American Crime -Guillermo Paniagua-

“Ikuspegi  desberdinak”  -Jaione  Agirre-

“Ikuspegi desberdinak” -Jaione Agirre-

Aspaldi-aspaldian gertatzen ez zitzaizkidan egoera deseroso bi gertatu zaizkit hiru hilabeteren buruan eta kontatu nahi dizkizuet.

Duela aste pare bat, larunbatero gosaldu ohi dudan tabernan mozkor bat hurbildu zitzaidan komentario matxistak eginez. Alde egiteko eskatu nion, baina bere pentsaeraren arabera nik pozik hartu beharreko esaldiak botatzen zizkidanez eta mozkor egonik, alde egin ordez, nirekin eseri zen mahaian eta alde egiteko berriro eskatu arren, ez zuenez egiten, nik jaiki eta lekuz aldatu beharra izan nuen. Ez zitzaidan gehiago hurbildu. Tabernako jabea ez zen konturatu sukaldean-edo lanean zegoelako eta inguruan zeuden tabernako bezeroek begiratu bai, baina ez zuten ezer egin. Horraino nik bizi izan nuen gertaera matxista desatsegina.

Geroxeago, nire lagunak iritsi zirenean, gertatutakoa kontatu nien eta haietako batek esan zidan, antza, beste neska bati antzekoa egin ziola gizon hark (nik ez nuen ikusi) eta, beraiek barran gosaria eskatzen ari zirela, entzun ziotela tabernako jabeari kexuka “moro” batek molestatu ziola esanez.

Interesgarria iruditu zitzaidan erreakzioak hausnartzea:

  • Niretzat hau gertatu zen: jarrera matxista bat jasan nuen (gizon hura mozkorturik zegoela areagotuta),
  • Beste neskarentzat: “kanpotar” mezpretxugarri batek molestatu zion eta
  • Ingurukoek begiratu egin zuten, baina ez zuten ezer egin, pentsatu nahi dut, hitz hutsetan geratu zelako egoera azkenean (tabernako jabeak izan ezik, bidali egin zuela).

Beraz, argi zegoen, exajeratuz: niretzat garrantzitsuena egoeraren matxismoa zela; beste neskarentzat “kanpotarra” zela hurbildu zitzaiona eta gizarteak plantak egiteko joera daukala, beste aldera begira dagoela eginez (zeren denak zeuden begira).

Ziur naiz nire ikuspegian gauza asko daudela kritikatzeko, eta eskertuko nituzke gehiago ezagutzea.

Nire aldetik, beste bezeroei hau esango nieke: horrelako jarrerak isilik onartzen ditugun bitartean, gehiagotan gertatuko direla eta larriagoak ere izango direla.

Beste neskari lantokian gertatutako bigarren egoera kontatuko nioke (sekula santan horrelakorik gertatu gabea nintzela esan beharra dut, gainera): ikerlari “espainiar” bat etorri zen gure laborategira lanera egun bateko lan zehatza egitera. Bion arteko lehen hizketaldi osoa bularretara begira izan nuen (aurrez aurre geundela “aprobetxatuz”) eta bigarrenean, hori egin ez zezan bere alboan jarri nintzenez, burua jiratu eta ipurdiari begira zegoela hitz egiten aritu zitzaidan. Nola deskribatuko luke egoera oraingo honetan beste neska horrek? Nik garbi daukat berriz ere: matxista (eta, bide batez, ausarta banintz, ez tabernako beste bezeroak bezala, neska horri proposatuko nioke xenofobia puntu hori aztertzea).

Entzun
1 orrietatik 1 orria1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies