El miércoles 15 de marzo se presentaba públicamente la Plataforma OiertxoSOS y hacían público el manifiesto que podéis leer a continuación:

“El preso político gasteiztarra, Oier Gómez, se encuentra gravemente enfermo ya que padece un sarcoma de Ewing localizado en espina dorsal, cabeza y cadera. Anteriormente, en el año 2013 sufrió un linfoma de Hodgkin. Después de 18 sesiones de quimio, y las revisiones correspondientes durante los siguientes años, ya preso en la cárcel de Meaux, le quitan la vía que durante este tiempo ha llevado para realizar las sesiones de quimio.

Hoy por hoy, la situación es realmente grave, ya que además de los fuertes dolores que padece, no está recibiendo en su totalidad el tratamiento que precisa, ya que por el hecho de estar preso, se imposibilita a los médicos que puedan hacerle todas las pruebas necesarias con una mínima garantía. Por ello, para poder recuperarse, Oier debe estar en Gasteiz rodeado de la gente que le quiere y junto a sus médicos de confianza. Tanto los médicos que le atienden en Francia, como los médicos de confianza de la familia, afirman, que el tratamiento para la recuperación de su enfermedad es incompatible con su condición de preso político, por ello pedimos su inmediata puesta en libertad.

Consideramos que dicha petición no supone en ningún momento estar exigiendo que se actúe de manera excepcional para con Oier. De hecho, la excepcionalidad la marca el Estado francés al incumplir la legislación internacional y mantenerlo preso. El caso de Oier es un caso evidente de vulneración de DDHH motivada por su condición de preso político vasco. Y cabe resaltar que la situación de Oier no es aislada y se engloba dentro una estrategia penitenciaria caduca que tanto el estado español como el francés, mantienen de forma anacrónica contra el conjunto de los presos políticos vascos, por ello, desde OiertxoSOS también queremos recordar a los 22 presos y presas políticas enfermas que hay en la actualidad.

Desde que se conoció la grave situación de salud en la que se encontraba Oier, fueron muchos los mensajes de solidaridad que recibieron tanto él como sus familiares. Por ello, los y las amigas de Oier junto con sus familiares, decidimos crear esta plataforma abierta, diversa y aglutinante, como un medio a través del cual canalizar toda esa solidaridad, para así conseguir la libertad de Oier, traerlo a casa y que pueda recibir el tratamiento médico que necesita para curarse de su gravísima enfermedad.

El nombre de la Plataforma es Oiertxo SOS. Este nombre no es una casualidad ya que el objetivo es dejar clara la urgencia de dar la vuelta a la situación en la que se encuentra Oier. Es un llamamiento a movilizarse dirigido a toda la gente de Gasteiz, de Araba, de EH y de todos aquellos lugares que entiendan que la dignidad de las personas y sus derechos deben ser respetados independientemente de su condición de persona presa. Oier, como preso político gravemente enfermo, debe estar fuera de prisión luchando por curarse de su enfermedad.

Por todo ello y con la urgencia que el caso merece, os animamos a denunciar la situación que Oier y a participar en todos los actos y movilizaciones convocadas.”

Hemos hablado con un miembro de esta plataforma, Igor López de Munain

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR