Octubre es temporada de campaña de la aceituna en Palestina. Es entonces cuando las campesinas recogen la cosecha anual de un fruto que supone el principal sustento para muchas familias, y uno de los motores de la deteriorada economía palestina. Pero además de su importancia económica, el olivo tiene también un gran valor simbólico, siendo uno de los emblemas nacionales de Palestina. Pero en los últimos años los ataques y el acoso permanente de los colonos contra las agricultoras palestinas a puesto en serio peligro esta importante actividad económica en muchas regiones de Cisjordania; hasta tal punto que los palestinos han hecho un llamamiento a las brigadas internacionales para que acudan a la campaña de la aceituna y, de alguna manera, garanticen con su presencia la seguridad de las trabajadoras palestinas. En esa tarea se encuentran enfrascados, entre otros, los activistas de la organización Unadikum. En la edición de esta semana charlamos con una de ellas, Estela, que se encuentra en Hebrón, una de las zonas donde el acoso de los colonos es más brutal. Estela nos ha dado testimonio de la actividad de las brigadistas y de su experiencia.

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies