Contrariamente a la imagen que se nos hace llegar, la realidad alemana no es tan favorable como se cree, o al menos no para cada vez mayores sectores de la sociedad. Los precios de los productos de consumo, así como de la luz y de la gasolina, siguen en aumento a diferencia de los sueldos, y ya son miles las familias a las que se les ha cortado el suministro eléctrico. Las cifras oficiales del paro son muy engañosas, ya que en ellas se incluyen trabajos en condiciones muy precarias y que son cada vez más frecuentes. En esta situación la mayoría de las personas mira la situación española con resignación, al ver que se aplican medidas que favorecen a los mandamases, pero no a la gente corriente.  Hablamos con nuestro colaborador Ingo Niebel, que nos presenta también dos libros en los que ha participado, uno de ellos, ya publicado entre nosotros: “Gernika. Memoria de un pueblo bajo las bombas y el fuego”.

Entzun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies